Saltar a: navegación, buscar

Presión sanguínea

Presión sanguínea
Información sobre la plantilla
10 kb
Concepto:En toda visita médica se debe verificar la presión sanguínea.

Presión sanguínea Es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias. La presión sanguínea cambia continuamente dependiendo de la actividad, la temperatura, la dieta, el estado emocional, la postura, el estado físico y los medicamentos que se administren.

Nombres alternativos

  • Presión sanguínea diastólica
  • Presión sanguínea sistólica
  • Presión arterial
  • Tensión arterial

Forma en que se realiza el examen

Para medir la presión sanguínea, la persona generalmente se sienta con un brazo apoyado sobre una mesa y un poco doblado de manera que esté al mismo nivel del corazón. La parte superior del brazo necesita estar descubierta con las mangas de la camisa cómodamente enrolladas. Las lecturas de presión sanguínea se miden en milímetros de mercurio (mmHg) y usualmente se dan en dos números: por ejemplo, 110 sobre 70 (escrito como 110/70).

  • El número superior es la lectura de la presión sanguínea sistólica y representa la presión máxima ejercida cuando el corazón se contrae.
  • El número inferior es la lectura de la presión sanguínea diastólica y representa la presión en las arterias cuando el corazón se encuentra en reposo.

Para obtener la medición de la presión sanguínea, el médico envuelve el esfigmomanómetro bien ceñido alrededor de la parte superior del brazo, colocándolo de tal manera que el borde inferior de quede a 2.5 cm (una pulgada) por encima del pliegue del codo. El médico localiza la arteria mayor en el interior del codo palpando el pulso y coloca la cabeza del estetoscopio sobre esta arteria, debajo del esfigmomanómetro. El estetoscopio no debe rozar el esfigmomanómetro ni ninguna prenda de vestir, porque estos ruidos pueden bloquear la audición de los sonidos del pulso. La colocación correcta del estetoscopio es importante para obtener un registro exacto. El médico cierra la válvula en la pera de caucho infladora y luego la comprime rápidamente para inflar el esfigmomanómetro hasta que el medidor o columna de mercurio marque 30 mmHg por encima de la presión sistólica normal. Si se desconoce la presión sistólica usual, se debe inflar hasta 210 mmHg. Luego se abre la válvula lentamente, dejando que la presión disminuya en forma gradual (2 a 3 mm Hg por segundo). A medida que la presión disminuye, se registra el nivel en el medidor o tubo de mercurio en el cual se escucha el primer pulso que corresponde a la presión sistólica. A medida que el aire continúa saliendo, los sonidos desaparecen, se registra el punto en el cual el sonido desaparece, lo cual corresponde a la presión diastólica (la cantidad más baja de presión en las arterias cuando el corazón está en reposo). El procedimiento se puede repetir dos veces o más.

Preparación para el examen

El examen se puede realizar en cualquier momento y cuando se lleva a cabo con propósitos de comparación, generalmente se hace después de descansar por lo menos durante cinco minutos. Todo lo que se necesita para la medición de la presión arterial es tener un esfigmomanómetro y un dispositivo para detectar el pulso en la arteria (estetoscopio o micrófono).

Lo que se siente durante el examen

La persona siente la presión del brazalete sobre el brazo. Si el examen se repite unas cuantas veces, la persona puede sentir entumecimiento u hormigueo temporal en la mano.

Razones por las que se realiza el examen

La mayoría de las personas no puede sentir si su presión sanguínea está alta hipertensión puesto que generalmente no hay síntomas. La presión sanguínea alta aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. Para las personas que tienen presión sanguínea alta, este examen es una forma de vigilar la efectividad de los medicamentos y de las modificaciones en la dieta. La presión sanguínea baja puede ser un signo de una variedad de enfermedades, incluyendo insuficiencia cardíaca, infección, trastornos de las glándulas y deshidratación.

Valores normales

En los adultos, la presión sistólica debe ser menos de 120 mmHg y la presión diastólica menos de 80 mmHg.

Significado de los resultados anormales

Hipertensión previa

  • El número superior constantemente es de 120 a139 o el número inferior de 80 a 89.

Hipertensión en etapa1

  • El número superior constantemente es de 140 a 159 o el número inferior de 90 a 99.

Hipertensión en etapa 2

  • El número superior constantemente es de 160 o más o el número inferior de 100 o más.

Hipotensión (presión sanguínea baja)

  • La lectura del número superior es inferior a 90 o la presión de 25 mm Hg inferior a lo usual.

Las lecturas de la presión sanguínea pueden ser afectadas por muchas afecciones diferentes, entre otras las siguientes:

  • Trastornos cardiovasculares
  • Afecciones neurológicas
  • Trastornos renales y urológicos
  • Preeclampsia en mujeres embarazadas
  • Factores psicológicos como estrés, ira o miedo
  • Diversos medicamentos
  • La "hipertensión de la bata blanca" se puede presentar si la visita médica en sí produce ansiedad extrema

Los riesgos

No existen riesgos significativos asociados con el chequeo de la presión sanguínea. Si la persona tiene un acceso vascular (derivación) para diálisis renal en el brazo, no debe hacerse tomar la presión sanguínea en ese brazo.

Consideraciones especiales

Las mediciones repetitivas de la presión sanguínea son importantes. Una sola medición alta no significa necesariamente que la persona padezca de hipertensión y una sola medición normal no significa necesariamente que no la padezca. Las lecturas de la presión sanguínea tomadas en el hogar pueden brindarle información importante al médico. Estas lecturas pueden ser una mejor medida de la presión sanguínea corriente que las tomadas en el consultorio médico, en tanto la persona se asegure de que la máquina sea precisa. La persona le puede solicitar al médico que compare las lecturas en el consultorio. Muchas personas se ponen nerviosas en los consultorios y arrojan lecturas más altas que las que normalmente obtendrían en el hogar. Esto se denomina hipertensión de la bata blanca. Es necesario consultar con el médico si las medidas de la presión sanguínea son constantemente altas o bajas, o si se presentan síntomas al mismo tiempo que las lecturas de la presión sanguínea están altas o bajas.

Fuentes

http://www.intermedicina.com