Saltar a: navegación, buscar

Insuficiencia renal

Insuficiencia Renal
Información sobre la plantilla
Insuficiencia renal.jpg

Insuficiencia renal. Es una patología en la cual el paciente no puede excretar la orina (anuria) o secreta en muy pocas cantidades (oliguria), ya sea por obstrucción de un conducto o por el cese de la función renal.

Si no se puede eliminar la orina entonces no se podrá eliminar el exceso de agua, electrolitos, urea y creatinina en sangre, todo esto causara graves alteraciones en la homeostasis como hipernantremias, hiperkalemias, hipercalcemias, hipercloremias, retención nitrogenada y hasta acidosis metabólica. Los mecanismos compensadores ante la acidosis son la hiperventilación, pero el agua y los iones son eliminados en casi su totalidad por el riñón, en esto radica la gran importancia de este órgano en la homeostasis.

El riñón es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, ya que cumple funciones muy complejas e importantes: formación de orina y equilibrio electrolítico, equilibrio ácido-básico, mantener el volumen sanguíneo y la presión arterial, desintoxicación sanguínea.

Los cambios en los solutos iónicos de la sangre (sodio, potasio, cloro, magnesio, calcio, bicarbonato, fosfatos e hidrogeniones) generan en el organismo cambios en el medio interno que pueden llevar a una muerte si no son reguladas a tiempo, pero estos cambios se regulan mediante mecanismos compensatorios, uno de los mas importantes en cuanto a alteraciones hidroelectrolíticas es el mecanismo renal, ya que este puede variar las concentraciones en sangre de agua y de los solutos en sangre de forma rápida formando la orina.

Definición

Insificienciarenal.jpg
La enfermedad renal crónica es la pérdida permanente e irreversible de la función renal que puede ser el resultado de daño físico y la presencia de alguna enfermedad que dañe la los riñones como la diabetes o la presión arterial alta. Cuando los riñones se enferman no filtran los desechos o el exceso de agua de la sangre. Se le conoce como una enfermedad silenciosa porque no produce muchos síntomas sino hasta que la enfermedad ha progresado.

Causas

Existen muchas condiciones que dañan los riñones; sin embargo, entre las causas más frecuentes está la diabetes que es la causa principal de esta alteración, ya que es una enfermedad crónica en donde no se produce suficiente insulina para ayudar a degradar la glucosa (azúcar) en la sangre, entonces las grandes cantidades de sangre actúan como un veneno que daña los filtros y las arterias del riñón.

El aumento de la presión sanguínea ([[]]hipertensión) es la segunda causa que favorece la insuficiencia renal crónica, ya que daña los filtros y las pequeñas arterias y venas del órgano, lo que causa un deterioro rápido del riñón. Otras causas de insuficiencia renal crónica incluyen:

  • Glomerulonefritis: un grupo de enfermedades que causan inflamación y daño a los filtros del riñón.
  • Daño o lesiones directas en el riñón.
  • Infección renal o infecciones urinarias repetidas.
  • Lupus y otras enfermedades que afectan el sistema inmunológico del organismo.
  • Ciertos medicamentos y venenos.
  • Uso prolongado de ciertos analgésicos (medicamentos para quitar el dolor).

Factores de riesgo

Aunque cualquier persona y a cualquier edad puede desarrollar insuficiencia renal crónica, existen ciertos factores de riesgo identificados que favorecen la aparición de alteraciones renales:

Síntomas

En general es una enfermedad silenciosa, la mayoría de las personas no presentan síntomas al comienzo, pero cuando la función renal ha avanzado puede haber:

  • Dolor de cabeza frecuente .
  • Fatiga.
  • Comezón en todo el cuerpo.

Si el deterioro renal persiste, además pueden presentarse otros síntomas debido a que el cuerpo es incapaz de autolimpiarse de los productos de desecho y el exceso de agua, (esta alteración es conocida como uremia):

  • Orina frecuente .
  • Hinchazón en piernas, tobillos, pies, cara o manos .
  • Sensación de sabor metálico en la boca .
  • Náusea y vómito .
  • Pérdida del apetito.
  • Acortamiento de la respiración .
  • Sensación de frío.
  • Alteraciones en la concentración .
  • Mareo .
  • Dolor de piernas o calambres musculares.

Diagnóstico

Debe hacerse una evaluación física minuciosa. También son útiles los estudios de imagen como la tomografía computada, la pielografía intravenosa (estudio para evaluar las características de los riñones y el sistema de drenaje) y la angiografía (inyección de un líquido que permite evaluar las arterias que nutren al riñón).

Debido a que hay pocos síntomas en los inicios de la enfermedad, el diagnóstico depende de las pruebas de laboratorio. Para ello es necesario reconocer ciertas anormalidades o marcadores renales como la presencia de proteínas en la orina y disminución de la función renal por más de tres meses. Se utilizan varias pruebas diagnósticas para determinar el funcionamiento de los riñones. Algunas de estas pruebas son:

  • Creatinina: Es un producto de desecho que produce el organismo cuando convierte alimentos en energía y como resultado de la actividad muscular normal. Los riñones filtran la creatinina de la sangre y la desechan a través de la orina, en la enfermedad renal crónica se observan niveles altos de creatinina.
  • Tasa de filtración glomerular: Mide la tasa en la que los riñones filtran la sangre y se considera una excelente medida de la función renal.
  • Pruebas de orina: Puede detectarse la presencia de células rojas o blancas en la orina, lo que es un signo de la función renal.
  • Microalbúmina: Esta prueba se utiliza para detectar en la orina pequeñas cantidades de una proteína llamada albúmina.

Tratamiento

El control de la presión arterial es importante para limitar el daño a los riñones así como la protección contra ataques cardiacos y eventos vasculares.

Es importante el control de los niveles de azúcar en los individuos con diabetes. La modificación de la dieta así como el menor consumo de proteínas y sal, pueden ser útiles para disminuir los síntomas de la enfermedad renal.

Como la anemia es frecuente en personas con insuficiencia renal crónica es importante la administración de medicamentos que aumenten la cantidad de células rojas en la sangre. La diálisis es un proceso que sustituye a los riñones para filtrar la sangre y quitar los productos de desecho. Las personas con insuficiencia renal requieren de este procedimiento para poder vivir.

La hemodiálisis es otro método para filtrar la sangre. La diálisis peritoneal consiste en la colocación de un tubo en la cavidad abdominal para filtrar los desechos de la sangre. También en personas con insuficiencia o daño renal el trasplante de riñón es una opción de tratamiento.

Insuficiencia renal aguda (I.R.A.)

Enfermedad que se caracteriza por la disminución rápida de la filtración glomerular, se acompaña de oliguria o anuria. Aumenta la concentración de urea sanguínea, la creatinina, el ácido úrico, el fosfato y electrolitos. Esta insuficiencia puede deberse a quemaduras, politraumatismos, ingestión de tóxicos, sepsis, cirugía o infarto de miocardio, obstrucción urinaria. Se considera reversible, aunque no lo es en todos los casos. La duración normal del bloqueo renal es de 10 a 14 días. Su tratamiento se centra en:

  • Control diario de líquidos y electrolitos.
  • Control del equilibrio acido-base.
  • Reducir al mínimo el catabolismo proteico.
  • Evitar la acumulación de agua y sodio.

Por lo tanto en esta etapa debe tenerse en cuenta la provisión del agua, la provisión de calorías y la restitución de electrolitos.

Insuficiencia renal crónica (I.R.C.)

Es el síndrome en el cuál terminan numerosas afecciones renales, se reduce el numero de nefrones funcionales a un mínimo incompatible con la normalidad del medio interno.

Signos y Síntomas

Alcanzada esta etapa, se caracteriza no sólo por la acumulación de sustancias en sangre (urea, creatinina, ácido úrico), sino también por: anorexia, bauseas, vómitos, hiperexcitabilidad, calambre, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, edema pulmonar, anemia, osteomalacia, entre las causas mas frecuentes de uremia crónica se encuentran la:

  • Glomerulonefritis crónica .
  • Pielonefritis crónica.
  • Hipertensión arterial maligna .
  • Riñón poliquístico.
  • Nefropatía diabética.

La capacidad secretora renal mínima es mantenida hasta con el 10% de los tejidos remanentes del riñón. Llegado este punto las funciones excretora y reguladora está muy disminuidas, por lo tanto los productos de deshecho metabólico no son eliminados adecuadamente, se acumulan en los tejidos y en la sangre y se desarrolla así la uremia: punto final de la enfermedad renal progresiva crónica, con lo que se debe restituir la diálisis o el transplante renal.

Desde el objetivo nutricional se debe mantener un estado nutricional normal y aliviar el trabajo del riñón enfermo respetando una selección de comidas apropiada. Por consiguiente, la dietoterapia de la insuficiencia renal se basa en:

  • La regulación de la ingesta de proteínas, ya que los productos finales del metabolismo proteico deben ser eliminados por orina, suponiendo trabajo renal.
  • La regulación de la ingesta de líquidos.
  • La regulación del balance del sodio (Na) en el organismo.
  • La restricción del fósforo (P) y potasio (K).
  • La suplementación de vitaminas y minerales.

Véase también

Fuentes

  • Policlínico Jose Machado

Enlaces externos