Saltar a: navegación, buscar

Pulgón del frijol

Pulgón del frijol
Información sobre la plantilla
Otros nombresPulgón del frijol
Clasificación Científica
Reino:Animalia

Pulgón del frijol. Es una plaga que ataca a muchas leguminosas cultivadas, es dañino porque succiona las sabias de las plantas.

Características

Como todos los áfidos es de movimientos lentos, vive formando colonias en el envés de las hojas y en los retoños. Tanto las ninfas como los adultos lesionan las plantas con su aparato bucal picador chupador.

Es una plaga que ataca a muchas leguminosas cultivadas y es vector de aproximadamente veinte enfermedades virales.Producen miel de rocío y propicia el desarrollo de fumaginao.

Ciclo biológico

Este pulgón realiza metamorfosis paurometábola (gradual) y como en Cuba toda la reproducción de esta familia es vivipar y partenogenética, nacen ninfas que en corto tiempo llegan al estado adulto.

Ninfas. Nacen vivas, ápteras y muy parecidas a los adultos. El estado ninfal es dañino porque succionan la savia de las plantas con su aparato bucal picador chupador. Son de color carmelita rojizo y se van oscureciendo según desarrollan. En pocos días se convierten en adultos, los que pueden tener o no alas.

Adulto. Puede ser áptero y también se producen generaciones de áfidos alados. Los ápteros son desde carmelitas hasta negros, con áreas dorsales esclerosadas de color negro brillante. Los ejemplares alados poseen, como es fácil deducir, dos pares de alas fuscas iridiscentes y membranosas. Difiere poco de los áptero s, son negros y la parte basal de los fémures es blanquecina.

Las formas adultas alcanzan las siguientes tallas: los áptero s entre 1,25 y 2,70 mm, y las formas aladas entre 1,40 y 2,20 mm. Este homóptero, con su aparato bucal formado por finos estiletes mandibulares y maxilares colocados en la parte anterior de la cabeza, rompe el tejido de la epidermis de la planta y lo penetra hasta los vasos cribosos del floema, donde se adhiere y succiona la savia.

El adulto es también una fase agresiva del insecto. Lesiones y daftos. Aphis craccivora succiona la savia al vegetal atacado, el cual se debilita y generalmente se le arrugan y acaracolan las hojas. Ataca a los retoños y los deforma Además, como consecuencia de la miel de rocío que secreta, las hojas se ven cubiertas por fumagina, por lo que se retarda el crecimiento de la planta. Este áfido es también vector de enfermedades virales, entre otras, productoras de mosaicos.

También son atacados el piñón amoroso, el anón, a los cítricos, al algodón, al mango, al bledo, a la verdolaga y a infinidad de plantas indeseables.

Control

Pueden emplearse los controles agrotécnico y químico.

Control agro técnico. Para realizar un efectivo control agrotécnico debe mantenerse el cultivo libre de plantas indeseables; no establecer campos nuevos junto a campos de ciclo avanzado y evitar que los nuevos cultivos colinden con plantas atacadas por este áfido.

Control químico. Se lleva a cabo generalmente con insecticidas de acción sistémica o afidicidas. Se emplean Bi-58 al 38% EC, Malathion 57% EC, Methil Parathion 50% EC, Methil Parathion 18% PH, Tinox 50% EC, Filitox 60% EC y Tamaron 60% CS.

Enemigos naturales

Le atacan insectos del género Chrysopa (orden Neuroptera, familia Chrysopidae); larvas de la mosca Baccha clavata (F.), (orden Diptera, familia Syrphldae); larvas y adultos de la cotorrita Cycloneda limbifer Casey (orden Coleoptera, familia Coccinellidae).

Esta cotorrita tiene tomo parásitos que atacan sus larvas a Homalotylus terminalis (Say), (orden Hymenoptera, superfamili a Chalcidoidea), el que a su vez también es parasitado (hiper-parásito) por Pachyneuron siphonophorae (Ashm.) y Te-trastichus blephyri Ashm. (ambos orden Hymenoptera, superfamilia Chalcidoidea). Parasitan a los áfidos Lysiphlebus testaceipes Cress. (orden Hymenoptera, familia Braconidae).

Fuentes