Saltar a: navegación, buscar

Recesión Económica

Recesión Económica
Información sobre la plantilla
Recesión1.jpeg
Concepto:Fase del ciclo económico caracterizado por una contracción en las actividades económicas de consecuencias negativas sobre los niveles de empleo, salarios, utilidades y en general los niveles de bienestar social.

Recesión económica. Es el nombre que se le da al ciclo económico que se caracteriza por la disminución de la actividad económica de un país. Técnicamente se produce una recesión cuando el crecimiento del PIB es negativo de forma consecutiva durante tres trimestres. Cuando la recesión es muy profunda y prolongada se llama depresión.

Conceptos de Recesión

Del latín recessĭo,recesión es la acción y efecto de retirarse o retroceder (apartarse, separarse, volver hacia atrás). El término es muy frecuente en el ámbito de la economía para hacer mención a la depresión de las actividades económicas. El periodo recesivo puede afectar a un país, a una región o hasta al mundo entero. Suele considerarse que la recesión aparece cuando el Producto Interior Bruto (PIB) desciende al menos dos semestres consecutivos. Es el nombre que se le da al ciclo económico que se caracteriza por la disminución de la actividad económica de un país.

Declive persistente de una economía. Puede ser originada bien por una contracción de la demanda, bien por una contracción de la oferta. En general, se produce un descenso en la producción, el empleo y las rentas de las economías domésticas, que a su vez provocan nuevas caídas en la demanda y la inversión prolongando el proceso recesivo.

Características de las recesiones económicas

Decrecimiento de la economía

La recesiones suelen implicar la caída del consumo y de la producción de [[bienes y servicios]]. La inversión también retrocede, mientras que el desempleo aumenta. El espiral descendente de la actividad económica exhibe fenómenos interrelacionados: al caer consumo, cae la producción; las empresas, por lo tanto, despiden trabajadores y aumenta el desempleo.

Lo habitual es que la recesión se produzca de manera paulatina y que pueda anticiparse a partir de un seguimiento de los índices económicos. Cuando la recesión ocurre de forma abrupta, se produce una crisis y puede incluir la quiebra de empresas, el default, etc. El sistema del capitalismo contempla a la recesión como una de las fases inherentes al ciclo económico. Se trata de una fase descendente, con recortes de la inversión, la producción, el gasto y el empleo. El punto más bajo de esta fase recibe el nombre de depresión. Luego llega el turno de la reactivación.

Se suele caracterizar por una reducción de casi todas las variables económicas como son:

  • El consumo: particularmente suelen descender las ventas de automóviles y viviendas
  • La inversión: suele ser especialmente sensible en las recesiones, teniendo caídas muy pronunciadas durante estos periodos. Cuando empeora la situación económica, una gran parte es atribuible a las reducciones del gasto en nuevas inversiones, que son suspendidas o aplazadas en el tiempo.
  • El empleo: la caída de la producción de bienes y servicios, provoca que las empresas demanden menos mano de obra y por tanto se produce un aumento del desempleo, así lo muestra la Ley de Okun
  • El beneficio de las empresas
  • Las cotizaciones de los índices bursátiles
  • La inflación: suele bajar durante los periodos de recesión. Al descender la demanda de materias primas, caen sus precios. Los salarios y los precios industriales tienen menos tendencia a bajar, pero tienden a subir menos deprisa en las recesiones económicas.

Causas de las recesiones

Algunas causas de la recesión son la sobreproducción, la disminución del consumo (atribuible a la preocupación sobre el futuro, por ejemplo), la carencia de innovaciones y de formación de nuevo capital, y fluctuaciones casuales. Las recesiones suelen estar motivadas por oscilaciones de la demanda agregada.

Véase también

Enlaces externos

Fuente