Saltar a: navegación, buscar

Satélite Francisco de Miranda

Satélite Miranda (VRSS-1)
Información sobre la plantilla
Satelitemiranda1348760029.jpg
Es un Satélite de Observación Remota, destinado a tomar fotografías digitales en alta resolución del territorio de la República Bolivariana de Venezuela. Fue lanzado desde China el el 28 de septiembre del 2012.
Satélite Francisco de Miranda (VRSS-1). Es un Satélite de Observación Remota, destinado a tomar fotografías digitales en alta resolución del territorio de la República Bolivariana de Venezuela. Lanzado el 28 de septiembre del 2012 a las 11:42 pm en la provincia de Gansu, en China.

Lanzamiento

Este satélite fue lanzado el viernes 28 de septiembre del 2012 a las 11:42 pm. desde el Centro de Lanza­miento de Satélites de Jiuquanen, en la provincia noroccidental China de Gansu, y es el segundo en órbita.

Tiempo para entrar en orbita

El satélite tardó unos 13 minutos en colocarse en su orbita final, 5 minutos después se despliegaron los paneles solares y comenzó el proceso de estabilización, certificación y apuntamiento hacia la Tierra que duró tres meses. Tomará 350 fotografías del país en un tiempo de recorrido máximo de 10 minutos para un total de 127 mil 750 imágenes al año.

Ubicación

Está ubicada a unos 639 kilómetros de la superficie terrestre, se desplaza a una velocidad de 28 000 km/h y para el 2014 ha dado al menos 10 200 vueltas al planeta.

Costo de la inversión

La inversión del satélite tuvo un costo total de 140 millones de dolares, que incluyó no solamente el satélite, sino el lanzamiento, la operación y la capacitación; así como la transferencia tecnológica al personal venezolano.

Estructura

Está compuesta por cámaras de alta resolución (PMC), y de barrido ancho (WMC). Tiene un peso de 880 kilogramos y su vida útil es de 5 años.

La propuesta satelital está basada en tecnologías maduras ya desarrolladas por la industria espacial China.

Se utilizó la plataforma CAST-2000, diseñada para satélites de bajo peso, la cual constituye la mejor plataforma ofrecida por China para satisfacer las exigencias de alta resolución espacial, suministro de potencia y maniobras orbitales.

Preparación del personal

Es controlado plenamente por venezolanos desde la Estación Terrena de Control Satelital en la Base Aeroespacial Manuel Ríos, en el estado Guárico, y en las instalaciones del Sistema de Aplicaciones Terrestres, en la Base Aérea Francisco de Miranda, en La Carlota. La preparación del personal tiene lugar en el Instituto Shenzhou de la Academia China de Tecnología Espacial (Bei­jing), y abarca temas relativos al diseño de satélites, así como su construcción y operación[1].

Objetivos del Proyecto

Disponer de datos e imágenes satelitales como fuente fundamental y oportuna de información espacial para el sector gubernamental.

Promover el fortalecimiento de las instituciones vinculadas a los temas de observación de la Tierra y que se apoyan en la Geomática como una disciplina que provee los medios para la captura, tratamiento, análisis, interpretación, difusión y almacenamiento de información geográfica.

Fomentarán la investigación y el desarrollo de capacidades, con miras a optimizar el uso de las imágenes y otros datos fundamentales para el estudio, seguimiento y planificación del territorio; así como el apoyo a los planes nacionales en materia de prevención de desastres.

Articularán los diferentes proyectos relacionados con el libre acceso a datos satelitales que se vienen adelantando por en varias instituciones del país.

Beneficios del Proyecto

Los sensores del satélite, permiten obtener datos del territorio de manera periódica y de forma confiable, al mismo tiempo permite reducir los costos de los productos finales y aumentará la calidad de la información básica generada para el país.

Dispone de una Base Cartográfica homogénea, precisa y actualizada; le da seguimiento a los cambios en los cauces de los ríos y en los cuerpos de agua; permitiendo determinar en tiempo casi real de cualquier variación que se produzca en el territorio nacional; logrando realizar actualizaciones en cuanto a las variables uso y cobertura del territorio.

Se podrán observar la estimación de productividad marina, realizar monitoreos de cosechas, estimación de producción de los cultivos, de los cambios en uso de la tierra en áreas protegidas y de conservación, procesos de desertificación y sequía.

Permite hacer seguimiento de los bosques, monitoreos de fronteras, minería ilegal, zonas de interés estratégico (Los Monjes, Isla de Aves, etc), planificación urbana, bases cartográficas homogéneas, precisas y actualizadas, generación y uso de variables ambientales registradas, tales como: humedad del aire, focos de calor y tipo de cobertura vegetal.

Gestión Ambiental

Los datos generados mediante el satélite Miranda, coadyuvan al fortalecimiento de los sistemas de gestión ambiental existentes en el país ya que este es la plataforma que servirá de apoyo para la gestión y toma de decisiones relacionadas con la conservación, defensa, protección y mejora ambiental, dado que sus instrumentos registrarán datos útiles para la investigación, comprensión y seguimiento de los recursos naturales y demás componentes ambientales.

Sistemas Productivos

Se utilizan diferentes programas y metodologías para el seguimiento de los cultivos, en aspectos como vigorosidad, humedad y estado fenológico de la vegetación, con posibilidad de estimar la productividad de las áreas agrícolas y definir las mejores técnicas.

Salud

Permite mejorar las políticas públicas en materia de salud, especialmente en las zonas mas remotas del país. Esto será a través de la generación y uso de variables ambientales registradas en los sensores del satélite, tales como: humedad del aire, focos de calor y tipo de cobertura vegetal, las cuales servirán como fuente para modelar el desplazamiento de vectores de enfermedades, descubrir los patrones de desplazamiento de enfermedades o los factores del entorno que favorecen su propagación.

Planificación

A través de la gestión pública el país se construye en base a una apropiada política de planificación de sus recursos , por lo que la utilización de los datos del satélite permiten la planificación de los nuevos desarrollos de centros poblados. Permite disponer de imágenes satelitales propias para una mejor gestión gubernamental a nivel de municipios, alcaldías e inclusive a nivel de consejos comunales.

Gestión de Riesgos

Al contar con un satélite propio la gestión de riesgos será más eficiente ya que el seguimiento de las zonas afectadas se realizaría en tiempo casi real y no habría que esperar la donación de imágenes de satélites a destiempo. El uso de imágenes satelitales tanto a nivel de gobierno como comunitario, permiten establecer estrategias de acción para la evacuación a zonas más seguras o menos vulnerables.

Permite pronosticar los deslaves, como el ocurrido en Vargas en 1999, y otros problemas causados por la inestabilidad de los terrenos podrán ser conocidos mediante la evaluación previa de las imágenes suministradas por el dispositivo, ya que con una imagen satelital se puede caracterizar una zona en particular y evaluar los riesgos a los que se expone un área cercana a montañas o ríos[2]

Seguridad y Defensa

Con el satélite Miranda se obtienen imágenes que apoyan las labores de reconocimiento, vigilancia marítima, identificación de amenazas, reconocimiento y evaluación de daños, desarrollo de operaciones de mantenimiento de paz, programas de detección y erradicación de cultivos ilícitos; detección de actividades relacionadas con minería ilegal; así como el resguardo y control de los espacios fronterizos.Combirtiendose en un factor clave para la implementación de sistemas de seguridad y defensa nacional.

Referencias

Fuente