Teoría descriptiva

De EcuRed
Teoría descriptiva
Información sobre la plantilla
Campo al que perteneceMetodología de la investigación.

Teoría descriptiva. Teoría mediante la cual el mismo investigador tiene que dar cuenta del asunto, a través del estudio del objeto empírico.

Contenido

Generales

En la actualidad, la humanidad ya no piensa como Descartes, para quien sólo había un "método de la ciencia" con el que podían resolverse todos los problemas. En lugar de ello, existen hoy varios enfoques alternativos de los problemas.

Antecedentes

El fin más común en la investigación empírica es reunir información sobre el objeto de estudio. Se suele llamar teoría a todo el conocimiento que se ha acumulado a través de muchos proyectos de investigación.

Existe un estilo de investigación que reúne datos o información sobre un objeto de estudio que reside en el mundo empírico. En el tipo de estudio que se ilustra, los datos simplemente son recolectados, procesados, y entonces añadidos a la estructura colectiva de todas las teorías; no son usados para hacer mejoras al objeto o su entorno. De hecho, muchos científicos piensan que es el único modo aceptable de hacer investigación: el científico debe por todos los medios evitar "perturbar" al objeto, ya que ello cambiaría necesariamente la información reunida, haciéndola "no natural" o "atípica". Este estilo de investigación se llama en ocasiones investigación básica.

En arteología, la ciencia de los artefactos, el objetivo primero en este tipo de investigación es eliminar un problema práctico o alcanzar algún otro resultado pragmático. El producto final del proyecto de investigación será aplicado en la práctica, con frecuencia para mejorar o beneficiar al mismo objeto que estaba siendo estudiado. Como resultado secundario, el proyecto de investigación puede también aumentar las teorías científicas existentes. A este estilo de investigación a veces se le ha dado el más bien poco afortunado nombre de "investigación aplicada".

Teoría descriptiva

Ante la relación entre Empiria y Teoría; si la bibliografía existente no puede proporcionar una solución al problema, el mismo investigador tiene que dar cuenta del asunto estudiando el objeto empírico. La investigación empírica suele ser tan costosa en tiempo como en recursos.

Descripción y explicación

Otro ángulo útil a la hora de contemplar los proyectos de investigación es el arte lógico del conocimiento resultante. En los informes de investigación, la variedad más usual de conocimiento es una descripción del objeto. El propósito de la descripción suele ser el responder a la pregunta qué, en un modo tan conciso como sea posible e incluyendo sólo los atributos pertinentes, cualesquiera que puedan ser en cada proyecto.

El investigador desea a menudo (pero no siempre) continuar el proyecto a un nivel más profundo que apenas la descripción: él desea saber por qué el objeto es tal como está. Encontrar las razones, o explicar el fenómeno, se puede hacer en varias maneras. Las razones se pueden traer del contexto simultáneo del fenómeno, a partir del pasado, o alternativamente a partir del futuro.

Una alternativa es extraer la explicación a partir del futuro. Esto es común cuando se están explicando los actos de la gente y de los animales: las intenciones suelen ser explicaciones válidas. Por ejemplo, la Torre Eiffel fue construida para servir como símbolo de la Exposición de París. Este tipo también es llamado explicación de motivo, explicación teleológica o finalista.

Los biólogos a veces usan una analogía para la explicación intencional: en lugar de la intención, muestran la función que la actividad cumple en la vida del grupo o de la especie. Por ejemplo, un pájaro canta para indicar cuál es su territorio y mantener alejados a los rivales. La naturaleza inanimada no puede pensar en términos de futuro. Por ello, las explicaciones para los acontecimientos tienen que ser buscados en el pasado: ¿cuáles son las razones que causaron el presente estado de cosas? Este tipo alternativo de explicación es llamado causal.

Un ejemplo de una explicación causal es: "el puente se derrumbó por causa del fuerte viento y porque el diseño era defectuoso". A una explicación causal, para que sea verosímil, se le pide que cumpla cuatro requisitos:

  1. Fuerte correlación entre causa y efecto (si hay una causa, entonces debe también haber un efecto; y si no hay causa, entonces tampoco efecto).
  2. La causa debe preceder al efecto y nunca a la inversa.
  3. Una proporción o razonable conexión entre causa y efecto (hay a veces fuertes correlaciones fortuitas entre diversos fenómenos que no tienen nada que ver entre sí).
  4. No hay causa común subyacente que pudiera causar tanto la supuesta causa como el supuesto efecto.

Una causalidad universalmente válida y bien definida recibe en ocasiones el nombre de ley (ley de la naturaleza), especialmente en las ciencias naturales. Hay una diferencia en el estilo de explicación usado en las ciencias humanísticas y el predominante en las naturales (o tecnológicas).

Hay también una serie de diferencias más, junto al hecho obvio de que el objeto de los estudios humanísticos es la gente, y que el de las ciencias naturales son los animales y objetos inanimados. De hecho, los paradigmas de las ciencias humanísticas y naturales son tan diferentes que podríamos hablar de dos culturas de investigación. Sin embargo, la división es de lamentar desde el punto de vista del investigador de artefactos, que normalmente opera a la vez con objetos inanimados y con la gente que usa los objetos.

Bastantes veces, esta doble vertiente del objeto fuerza al investigador a inventar combinaciones no convencionales de métodos para poder cumplir con los objetivos del proyecto. No se debe exagerar la diferencia entre la descripción y la explicación. Ellos son no contrarios, en lugar son más como dos visiones levemente diferentes en el objeto del estudio. Se podrían también mirar como fases subsecuentes en el proceso de conseguir una comprensión más profunda del objeto.

Conocimiento explícito y conocimiento tácito

Miremos un poco más de cerca a la naturaleza de la información que un proyecto de investigación se esfuerza por alcanzar. Hace un siglo, algunos investigadores pensaron que los resultados de la ciencia deben ser explícitos, claros, confirmados, precisos y exactos.

Si los resultados de un proyecto de investigación carecen de estas cualidades, difícilmente pueden constituir ciencia. No obstante, en una inspección más detenida resulta que las cualidades arriba mencionadas son alcanzables sólo en algunas áreas de investigación, y restringir nuestros estudios tan sólo a aquellas áreas significaría negarse uno mismo muchos de los beneficios de la investigación. Particularmente cuando se habla sobre la investigación y desarrollo de artefactos se debe tener en cuenta que los artefactos se hacen sobre la base de conocimiento no solamente explícito y exacto, sino también sobre la del conocimiento tácito.
La relación entre Empiria y Teoría.
La relación entre Empiria y Teoría.

Este conocimiento podría también llamarse pericia know how, competencia, dominio, o habilidad, y lo que es típico de él es que lo usamos sin hacerlo explícito. El investigador puede intentar reunir y clarificar el conocimiento tácito del artesano, pero nunca es posible poner todo ese conocimiento en palabras, y el investigador ha de aceptar este hecho.

Conocimiento y opinión

El conocimiento y la opinión son no contrarios. Se podrían mirar como declaraciones que se pueden poner en una serie continua dependiendo del número de la gente que la apoya. Si se consideran las declaraciones siguientes hechas por la varias personas: 1. "La altura de esta mesa es 672 Mm." 2. "Mi próximo teléfono de móvil será amarillo con puntos rosados." 3. "Negro es el color de la pena."

El primer pedazo de información es un ejemplo del conocimiento objetivo. La medida no depende de la persona que lo hace y se puede decir que la declaración es verdadera (o falsa).

Las medidas pueden diferenciar poco, pero se llaman variación al azar y no son de intrés. Se elimina normalmente la variación, calculando el medio de medidas. La segunda declaración es claramente una opinión subjetiva; no hay mucha gente que la suscribiría. Sin embargo, es una verdad objetiva que por lo menos una persona tiene tal opinión, y este estado de cosas se puede estudiar objetivamente. La tercera declaración es un caso intermedio. Sería mirada como opinión apropiada, quizás aún como declaración verdadera, por casi todos los europeos pero no por toda la gente en el mundo. Este tipo se pudo llamar una "opinión intersubjetiva".

El conocimiento objetivo ha sido el blanco primario de científicos de la antigüedad hasta ahora. Las opiniones subjetivas (e intersubjetivas) fueron mucho tiempo miradas como objetos demasiado fluctuantes para el estudio serio. Comenzaron a interesar a investigadores primero cuándo la industria los necesitó como base para el diseño de los productos para la gente. Entendemos hoy que podemos estudiar opiniones subjetivas de una manera perfectamente objetiva.

En su estudio hay dos líneas principales (que se discuten en Subjetividad de personas que son estudiadas):

1. Estudiar la variabilidad de opiniones y de sus razones. La meta puede ser por ejemplo definir los grupos de la gente que conviene con cada opinión. El segundo paso podría estar averiguando si estas clases corresponden a los grupos sociales existentes, y que son las causas sociales y psicológicas detrás de cada opinión.

2. El estudio de la opinión que prevalece donde la variación de opiniones personales no está del interés y se debe eliminar. Es usual en la investigación normativa, por ejemplo cuando asistir al Desarrollar un Producto.

Conocimiento específico y general

El conocimiento que se tiene acerca de cualquier objeto del estudio (en la investigación científica así como en vida diaria) pertenece a cualquiera uno de los dos grupos siguientes:

  • Facta referente un o vario casos o acontecimientos específicos. Se dice que la gente, las obras de arte y otros productos de la cultura humana pueden ser entendidos completamente solamente en un estudio holístico de todos sus atributos innatos y con respecto a ellos como entidades singulares en su ambiente genuino. Tal conocimiento tiene la ventaja de la integridad: no se deja nada hacia fuera y el retrato es completo.
  • El conocimiento general que ser común todo o la mayoría objeto estudio, y en mejor caso él ser verdadero dondequiera en mundo, es decir él poder ser generalizar. La cantidad de información en este tipo de conocimiento llega a ser demasiado grande si intentamos tener presente cada atributo, propiedad y característica de todos los objetos que se estudian. En lugar, tenemos que no hacer caso de la calidad holística de los objetos, y analizamos apenas unos pocos atributos de los objetos. Las ciencias humanísticas funcionan a menudo con el primer tipo, y las ciencias tecnológicas con el segundo tipo de conocimiento, ven Dos Culturas de Investigación. Es difícil alcanzar ambas metas simultáneamente, porque la una de ellas enfatiza las características extraordinarias y la otra las generales.

Esto es, sin embargo, lo qué un investigador a menudo debe procurar, si la blanco deberá estudiar ambos artefactos y su significado para servir al hombre. Metodológicamente el estudio de casos o de acontecimientos específicos no es muy complicado y no diferencia mucho de nuestras exploraciones diarias. Como contraste, la pregunta en esos modelos que sean similares de caso al caso es mucho más sofisticada y hace necesario a menudo varias operaciones sucesivas del análisis.

Otra clase de datos son los atributos o patrones que son genéricos o que son comunes a todos o la mayor parte de los objetos; en otras palabras: que no varían de objeto a objeto. Tales patrones son a veces llamados invariantes, y principalmente son de dos tipos:

  • Estructuras o esencias de objetos. Estas invariantes "estáticas" fueron investigadas ya en la Antigüedad.
  • Las invariantes "dinámicas" de cambio y movimiento, "leyes de la naturaleza". Galileo fue el primero en entender la importancia del estudio de las invariantes dinámicas (los autores anteriores habían pensado que los objetos en movimiento o cambiantes no tenían esencia real que pudiera ser estudiada).

Fuentes