Saltar a: navegación, buscar

Trotón de Orlov(caballo)

Trotón de Orlov (caballo)
Información sobre la plantilla
Trotón ruso.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Perisodáctilo
Familia:Equidae

El Trotón de Orlov fundamentalmente es un caballo criado para las carreras, también es apreciado como caballo de carruajes, en todas las formas de conducción, siendo un buen caballo de silla.

Origen

En 1777, en Rusia, el conde Orlov inició la cría del trotón que lleva su nombre y, durante muchos años fue la raza de trotones más famosa del mundo. El semental de origen fue un caballo Árabe llamado Smetanka, que engendró un potro (Polken), el cual a su vez fue apareado con una yegua holandesa, de esta unión nacería Barrs, el semental que más tarde fundaría la nueva raza. Las carreras de trotones fueron muy populares en la Rusia de 1790 y las primeras se celebraron en Moscú. En un principio los Orlov se criaron pensando exclusivamente en este tipo de competiciones, aunque también se utilizaron como caballos de silla y para tirar de las troikas (carruajes o trineos que llevan un tiro de tres caballos). El actual y moderno Trotón Orlov es un espectacular caballo de trote, una versión más rápida y de mayor tamaño que sus antepasados, que puede medirse con cualquier Trotón del mundo.

Características

Mide entre 1,50 y 1,70 m. de altura, aproximadamente, de color gris o negro, posee pecho ancho, lomo largo y fuerte, y patas resistentes y magníficas. Es activo, y audaz. Se le usa para trote, conducción, y monta. Es un caballo musculoso, aunque con estructura ligera, son más elegantes que sus ancestros y están concebidos para competir, más que por su belleza, algunos heredan la atractiva cabeza de los Árabes, pero otros son pequeños y toscos, sus hombros son poderosos, aunque más bien rectos, el dorso es largo, lo que constituye una característica del Trotón, los miembros traseros son muy largos para dar más propulsión, los mejores ejemplares tienen mucho volumen a la altura de la cincha y buena osamenta, otro tienden a ser patilargos, sin volumen torácico, algunos heredan los corvejones en hoz y la grupa inclinada de sus ancestros, y todos conservan pequeñas cernejas

Cuidados del animal

La cría de la raza Trotón de Orlov se ve afectada por numerosos agentes infecciosos, que pueden ser virales, bacterianos o micóticos. Estos pueden afectar a cualquier animal si no se toman las medidas necesarias para lograr un adecuado manejo dentro del recinto de crianza. La toma de medidas no sólo reduce la posibilidad de aparición de enfermedades infecciosas, sino que evita problemas como trastornos de crecimiento, abortos infecciosos, alteraciones nutricionales o de fertilidad, entre otros, que no son de carácter infeccioso. Para disfrutar al máximo de la compañía de estos hermosos animales es necesario estar pendientes de las necesidades, tanto físicas como mentales, básicas y tomar medidas para satisfacerlas. El humano adquiere, desde el momento en que decide domesticar al caballo, la responsabilidad de cubrir todos sus requerimientos. Las necesidades de las cuales se habla pueden resumirse en: alimentación, alojamiento, personal idóneo, higiene, ejercicio, compañía y salud.

Alimentación

El caballo necesita ser alimentado adecuadamente, pero la cantidad y la calidad de dicho alimento tienen efectos distintos en cada una de las categorías equinas. Esto se debe a que los requerimientos nutricionales varían de acuerdo a su especie, raza y grado de actividad. Es por eso que cada animal tiene un peso ideal determinado según su situación Si el caballo Trotón de Orlov es alimentado correctamente, los problemas de salud serios como la anemia, la obesidad y la epifisitis, son prácticamente erradicados. Lo mismo sucede con las enfermedades infecciosas, las cuales tienen mayor injerencia en aquellos animales desnutridos o mal alimentados. Los elementos fundamentales dentro de una buena dieta son: proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales, oligoelementos y agua. Las proteínas son adquiridas a través del pasto verde, del seco y de la soja; los carbohidratos son proporcionados al animal cuando se lo alimenta con avena; los aceites y vegetales constituyen el aporte de grasas; los minerales se encuentran en la alfalfa, el suelo de las pasturas y en las sales; y por último los oligoelementos como el magnesio, el potasio, el hierro, el cobre y el cinc, están contenidos en los suplementos alimenticios y en las denominadas "piedras de sal". El agua fresca y limpia es indispensable durante todas las etapas de la crianza del equino.

Alojamiento

El caballo necesita de un espacio mínimo vital en el que se siente cómodo y de un predio con pastos naturales o sembrados al que tenga acceso. Esto le permite mejorar su estado físico, poder ejercitar sus músculos y articulaciones, y disminuir las condiciones de estrés que genera el hacinamiento en boxes. Ya sea que se quiera mantenerlo en un box o en una caballeriza, será ideal que estos cuenten con las dimensiones adecuadas para cada categoría, de piso absorbente, liso, antideslizante, con drenaje, bien ventilado e iluminado, corrales de encierro amplios, galpones de servicio de fácil acceso y de fácil limpieza. Un espacio reducido puede ocasionar que el caballo se eche y quede entrampado, ocasionando que el animal se lastime e incluso llegue a fracturarse. Una caballeriza sucia y con aire viciado predispone a problemas digestivos y respiratorios entre otros.

Personal idóneo

El personal de un haras comprende a: mayordomo, padrillero, encargado de retajeo y servicios, encargado de cuida, de yeguas preñadas y de destete. Cada uno de ellos cuenta con una cantidad variable de peones que colaboran en las tares cotidianas dentro del establecimiento. Es fundamental que las diferentes secciones del haras sean recorridas diariamente, para que el funcionamiento del recinto y la atención que se brinda al caballo sean las mejores. Por lo general, el profesional veterinario del haras es el encargado de entrenar al resto del personal, coordinar las medidas de manejo y profilaxis, y organizar las diferentes tareas que son necesarias en vida del equino. Dicho personal informa al encargado o al médico veterinario, acerca de cualquier novedad referente a las anormalidades vistas, tal como animales echados, potrillos que no maman, caballos cortados o golpeados, yeguas con signos de distrofia, abortos y otros. Es imprescindible que, además de este control planificado, el veterinario haga una revisión a cada animal por lo menos dos veces al año.

Limpieza e higiene

Los caballos Trotón de Orlov en estado salvaje no necesitan que el hombre se ocupe de ellos, ya que se limpian entre sí de manera sencilla, frotándose mutuamente con los dientes, rascándose contra arbustos y troncos o revolcándose en la tierra. Cuando el animal vive en un establecimiento especializado, debe ser cepillado para estimular la piel, limpiarla y proporcionar una mejor circulación sanguínea y calidad muscular. Una piel limpia puede excretar correctamente el sudor y los residuos del ejercicio y de una dieta concentrada. Raquetas, cepillos y franelas, son los elementos que utilizan los cuidadores para realizar el mejor cuidado del pelo. Es uso de un cepillo duro e útil cuando se quiere quitar el sudor seco, el barro y la suciedad. Luego con la ayuda de una almohaza de goma, se cepilla todo el cuerpo, con firmeza. Cada dos o tres pasadas se limpia el cepillo contra la almohaza. El cepillado debe realizarse siempre hacia atrás y hacia abajo. Cuando se cepillan las crines, se las debe colocar hacia el lado contrario de caída y después llevarla nuevamente a su lado poco a poco con el cepillo desde la raíz. La cola debe ser cepillada mechón por mechón desde las puntas hasta la inserción o raíz. Para limpiar los ojos, las fosas nasales y los labios, es necesaria una especie de esponja escurrida en agua tibia, que no deben ser mezcladas con la que se utilice para limpiar debajo de la cola y entre las piernas. Para alisar el pelo se puede pasar por la crin y por la inserción de la cola un cepillo mojado en las puntas. Por último con un paño o con una franela se puede dar brillo a la capa.

Ejercicio y compañía

Es importante para lograr la estabilidad físico-mental del caballo, que éste tenga oportunidad de retozar y de contar con un ambiente agradable en compañía de su especie y bajo el cariño y la atención de su amo. Dicho ambiente es proporcionado a través de espacios verdes y pasturas, donde tiene el contacto natural con su especie. El caballo es un animal rutinario y necesita de recreación para evitar vicios tales como la aerofobia. La mejor rutina a seguir es aquella que puede mantenerse los trescientos sesenta y cinco días del año.

Fuentes