Saltar a: navegación, buscar

Coroides

Schematic diagram of the human eye pt.svg.png
Se le llama coroides o Úvea posterior,[1] a una membrana profusamente irrigada con vasos sanguíneos y Tejido conectivo, de coloración oscura que se encuentra entre la Retina y la Esclerótica del Ojo. La parte más posterior está perforada por el Nervio óptico y continuándose por delante con la zona ciliar. La función de la coroides es mantener la Temperatura constante y nutrir a algunas estructuras del globo ocular.[2] Coroide capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo entre la esclerótica (parte blanca del ojo) y la retina. Es parte de la úvea, suministra los nutrientes a las partes internas del ojo y su inflamación se conoce como coroiditis.

La úvea es la capa vascular del Ojo situada debajo de la Esclerótica, consta de tres estructuras: el iris, el Cuerpo ciliar y la Coroides, formando una capa pigmentada. También se llamada cubierta media del globo ocular, túnica vascular y tracto uveal.

El iris, el anillo coloreado que rodea la Pupila negra, se abre y cierra como la lente de una cámara. El cuerpo ciliar es el conjunto de músculos que ensanchan el Cristalino para que el Ojo pueda enfocar los objetos cercanos y que lo hace más delgado al enfocar los más distantes. La coroides es el revestimiento interior del ojo que se extiende desde el extremo de los músculos ciliares hasta el Nervio óptico, localizado en la parte posterior del ojo.

La inflamación de la úvea se denomina Uveítis.

Composición

La coroides está formada de fuera a dentro por tres capas diferentes:

  • Capa supracoroidea o lámina fusca: Es una capa de tejido conjuntivo formado por laminillas donde se observan fibras elásticas, Colágeno y celularidad representada por melanocitos y fibroblastos que separa los Capilares de la Esclerótica.[3]
  • Estroma o lámina vasculosa: Ocupa la mayor parte y es la propiamente vascular con ramas ciliares de la Arteria oftálmica. Presenta fibras nerviosas y vasos además de fibras de colágeno, fibras elásticas, fibroblastos, macrófagos y melanocitos. En función de su tamaño y localización, los vasos se pueden clasificar en tres capas:
    • Capa de Haller que está situada externamente y está formada por los grandes vasos
    • Capa de Sattler que es la capa media formada por vasos medianos
    • Capa de Ruysch o coriocapilar interna que está formada por arteriolas capilares y vénulas. Los capilares están muy unidos unos a otros. Nutre al Epitelio pigmentario de la Retina.
  • Lámina vítra de Bruch: Está en íntima relación con la retina. Se relaciona con la retina a través de su porción interna o retiniana, mientras que su porción interna es la porción coroidea.
En los Humanos y en los Primates, la coroides presenta una pigmentación oscura debido a la presencia de Melanina y una gran abundancia de vasos sanguíneos, lo que ayuda a absorber la luz que llega al ojo y prevenir así su reflexión (que acarrearía la formación de imágenes confusas). La mala visión de los Albinos se debe a la falta de melanina en esta membrana. En otros animales se encuentran partículas reflectantes sobre la coroides para ayudar a recoger Luz en ambientes de Oscuridad, el llamado Tapetum lucidum.

El Efecto de ojos rojos en las fotografías es debido a la Reflexión de la luz sobre el coroide. Aparece de color rojo debido a los vasos sanguíneos en la Úvea.

Imágenes adicionales

Véase también

Enlaces externos

Referencias