Constelación (astronomía)

(Redirigido desde «Constelación»)
Constelaciones
Información sobre la plantilla
Hemisferio sur02.jpg
Concepto:Una constelación, en astronomía, es una agrupación convencional de estrellas.

Las Constelaciones son conjuntos de estrellas que han sido agrupadas por personas quienes al observar el cielo quisieron exaltar en él a sus ancestros, dioses y leyendas. Pero en realidad las constelaciones no necesariamente están localmente asociadas, ya que en una misma constelación sus componentes aunque parecen estar cercanos, en realidad pueden y en la mayoría de los casos están alejados unos de otros por millones de años luz.

La principal utilidad de las constelaciones es la de servir para ubicar los objetos en el cielo. Sus estrellas se nombran bien sea por su magnitud (Alfa, Beta, Gamma, etc) o por alguna clasificación numérica.

Historia

Se acostumbra a separar las constelaciones en dos grupos, dependiendo el hemisferio celeste dónde se encuentren:

  • constelaciones septentrionales, las ubicadas al norte del ecuador celeste
  • constelaciones australes, al sur.

Las constelaciones clásicas son las mas antiguas y pertenecen en su mayoría al hemisferio norte debido a que era la parte del cielo observable desde Europa y el cercano oriente y es muy probable que las primeras constelaciones hallan sido utilizadas como guías para la orientación nocturna de viajeros marinos y terrestres. Tal parece que Leo (el león), Taurus (el toro), y Escorpio (el escorpión), existían desde la antigüedad en la cultura de Mesopotamia, unos 4000 años antes de la era cristiana, aunque no recibían esos nombres necesariamente.

Las primeras 48 constelaciones fueron catalogadas por Claudio Ptolomeo en el Siglo II en el Almagesto, quien en el siglo II a. C. presentó un catálogo de 1022 estrellas, en su obra Almagesto; la obra fue escrita en griego, con el título Ἡ μεγάλη Σύνταξις (He Megále Síntaxis: ‘El gran tratado’). Dicho trabajo, que será la base de muchos resúmenes astronómicos occidentales posteriores, hasta finales de la Edad Media, sólo incluía las estrellas visibles desde Alejandría, lugar desde donde Ptolomeo llevó a cabo sus observaciones.

A partir de 1928, la Unión Astronómica Internacional (UAI) decidió reagrupar oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones con límites precisos, tal que todo punto en el cielo quedara dentro de los límites de una figura. Antes de dicho año, eran reconocidas otras constelaciones menores que luego cayeron en el olvido; muchas, ya no se recuerdan. El trabajo de delimitación definitiva de las constelaciones fue llevado a cabo fundamentalmente por el astrónomo belga Eugène Joseph Delporte y publicado por la UAI en 1930.

El Zodiaco

El zodíaco es una franja del cielo por donde, aparentemente, transitan el Sol y los planetas, provienen desde hace 3000 años de las culturas Babilonia y Caldea. La creación del Zodiaco puede provenir de la necesidad de fijar ciclos de referencia, esto explica el porque coloquialmente al Zodiaco solo se le reconocen 12 constelaciones que representan las doce lunas llenas sucesivas a lo largo del año (dejando por fuera a Ophiuchus), los antiguos probablemente no tomaron esto en consideración (o no lo revelaron) por razones estéticas o astrológicas, o simplemente porque para el tiempo de los creadores del primer Zodíaco, no existía.

Cartas celestes

Las constelaciones tienen dos tipos de representaciones: marcos o bordes y líneas. Los bordes de las constelaciones fueron creados por Eugène Delporte en los primeros años de 1900, estas líneas crean límites como las fronteras de los países en los mapas terrestres. Las líneas de las constelaciones unen las estrellas principales dando forma a la figura que les da el nombre, estas líneas cambian con frecuencia de una carta celeste a otra.

Como identificar las constelaciones

Se inicia el año con las constelaciones de invierno para un observador situado en el hemisferio norte y el caluroso verano para uno austral. La joya es indiscutiblemente Orión, y con Oriónpodemos localizar Gemini, los canes, Canis Major con Sirius la estrella más brillante del firmamento y Canis Menor. También vemos el Toro o Taurus, Auriga con su preciosa estrella Capella y Perseus para los del hemisferio norte y para los observadores australes la liebre o Lepus, Eridianus o el río y Horologium.

Durante los meses de Marzo, Abril y Mayo se observa que las constelaciones de los meses anteriores poco a poco se ponen sobre el horizonte y empiezan a surgir nuevas estrellas no tan brillantes como las anteriores. Para un observador situado en el hemisferio norte podrá ver el león o Leo, Virgo y Canes Venatici, y para uno situado en el hemisferio sur además podrá ver la Hydra, que es una de las constelaciones más larga como sus satélites tales como el cuervo, la copa, Antlia y Vela.También está la Constelación Dorado y Apus.

Durante las noches de verano para un observador situado en el hemisferio norte y las frías noches de invierno para un austral el cielo nos cambia completamente, podemos ver la Vía Láctea pasando por el Cisne, Cygnus; el águila o Aquila y el Escudo o Scutum; y para un observador austral llegará a ver Sagitario donde se encuentra el núcleo de nuestra galaxia, el escorpión o Escorpio y hasta la loba o Lupus.

Finalmente cuando finaliza el año, durante el otoño boreal y la primavera austral se puede observar que las constelaciones de los meses anteriores poco a poco se ponen sobre el horizonte oeste y por el este salen otras nuevas tales como el gran cuadrado de Pegaso, Andrómeda, los débiles peces y el carnero Aries. Para un observador austral podrá ver al pez austral con su preciosa estrella Folmanhaut, la grulla y el ave Fenix, todo un precioso espectáculo.

Fuentes