Dolores Soldevilla Nieto

Dolores
Información sobre la plantilla
Grupo.jpg
Artista de la plástica cubana
NombreDolores Soldevilla Nieto
Nacimiento1901
Fallecimiento1971
ResidenciaCubana
NacionalidadCubana
Otros nombresLoló
OcupaciónArtísta de la Plástica

Loló Soldevilla (Dolores Soldevilla Nieto). Pintora, escultora, dibujante y grabadora cubana. Una de las más importantes representantes de la corriente abstracta geométrica y del cinetismo. Se destacó, por sus loables acciones como promotora del arte cubano, tanto dentro como fuera del país.

Participación en luchas revolucionarias

No fue ajena a las luchas revolucionarias y combatió las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista. Obtuvo en la década del 40 un escaño como representante al que luego renunció dada la corrupción política.

Graduada de canto en el Conservatorio Falcón, su nombre se hizo famoso cuando los conjuntos femeninos amenizaban las noches de los Aires Libres de Prado. La Orquesta de Loló competía con Anacaona y otras que sonaban en el lugar.

Labor artística

La poética de la Soldevilla, que transcurrió siempre por la experimentación, cuajó en importantes aportes a nuestra plástica. Loló Soldevilla comenzó a pintar en 1948 motivada, según referencias familiares, por la entrañable amistadad que le uniera a Wifredo Lam. Un año después se instaló en la capital francesa, donde cursó estudios de escultura en la academia Grande Chaumière, realizando frecuentes viajes a Cuba para exponer sus múltiples experiencias.

Volvió a Francia y a mediados de 1951 ingresó en el taller de los pintores abstractos Dewasne y Pillet, con quienes trabajó durante dos años. Paralelamente, asistió a un curso de los profesores Hayter y Cochet sobre técnicas de grabado. Los intercambios que sostuvo con representantes de la Escuela de París definieron, en gran medida, el sentido de su obra, hasta el punto de provocar un cambio significativo en su proceso creativo. Se incorporó a la llamada Vanguardia Parisina y participó en sus exposiciones.

Fue profesora de la Escuela de Arquitectura, en la universidad capitalina, y perteneció a la redacción del Periódico Granma. De sus planteamientos estéticos surge el grupo plástico Espacio. Muy comentada fue su exposición Op art, Pop art, la luna y yo, en la Galería Habana.

Autora del ballet en dos actos Filo diez mil, también ejerció la literatura en las crónicas Ir, venir, volver a ir y la novela El Farol, entre otras obras.

Exposiciones

A inicios de 1957 y con el auspicio del Instituto Nacional de Cultura (INC), presentó en el Palacio de Bellas Artes su exposición personal Loló. Óleos, collages, relieves luminosos 1953-1956. Ese año viajó a Venezuela, invitada por la revista Integral, y realizó una exitosa muestra en la Sala del Centro Profesional del Este, en Villa Flor, Caracas. Su nexo con ese país se remontaba a las relaciones que sostuviera en París con algunos de los miembros del grupo Los disidentes, formado por venezolanos radicados allí. A su regreso, en el mes de octubre, fundó, junto a Pedro de Oraá, la Galería Color-Luz y, a finales de la década de los cincuenta, integró el grupo Diez Pintores Concretos.

Tras su presentación en varias exposiciones colectivas auspiciadas por la Ciudad Universitaria de París, regresó a Cuba en 1950 y exhibió en los salones del Lyceum de La Habana su primera muestra personal: Loló. Esculturas.

Posteriormente, lo hizo en la Escuela de Derecho de la Universidad de La Habana bajo el título 20 óleos de Loló.

En 1953, la Galería Arnaud acogió la muestra conjunta Loló/Varela, que tuvo buena recepción por parte de la crítica especializada. En 1955 expuso relieves luminosos en la galería Realités Nouvelles, en franca sintonía con su constante avidez de experimentación. La ejecución de esos objetos plásticos, a los que incorporó luz artificial, constituyó en buena medida el fruto de las relaciones profesionales que había entablado con el artista cinético español Eusebio Sempere, con quien expuso en 1954 en el Círculo de la Universidad de Valencia, España.

Hacia 1956 y tras frecuentes viajes a la isla, regresó definitivamente a Cuba. Ese año organizó, a partir de los numerosos originales y reproducciones que trajo consigo, la importante exposición Pintura de hoy. Vanguardia de la Escuela de París, que se exhibió en el Palacio de Bellas Artes de La Habana.

colección de Loló Soldevilla

Desempeño en numerosas tareas

A partir del triunfo revolucionario desempeñó otras tareas, como las de profesora de artes plásticas en la Escuela de Arquitectura (1960-1961), diseñadora de juguetes en el Instituto Nacional de la Industria Turística (INIT, 1962) y redactora del periódico Granma (1965-1971).

En 1965 fundó el grupo plástico Espacio y, en 1966, la Galería Habana presentó su muestra Op art, pop art, la luna y yo. Incursionó en la literatura y ejerció además, con notables aciertos, la crítica de arte. Entre sus títulos se encuentran Ir, venir, volver a ir (crónicas), El farol y Bombardeo.

colección de Loló Soldevilla

Muerte

Después de una intensa vida en el cultivo de las artes, la pinareña Loló Soldevilla falleció en 1971. Su frondoso imaginario recreó subyugantes formas, colores, luz, le dio una óptica, muy especial, a su pintura registrada en lo mejor de la vanguardia.

Vigencias de sus obras

Tras su fallecimiento, se organizó una gran retrospectiva de su obra en la galería del edificio del Ministerio de Salud Pública. El Museo Nacional de Bellas Artes(Cuba) de La Habana exhibió en el año 2006 una muestra antológica de su obra con el título Loló: un mundo imaginario. Obras suyas han sido incluidas en dos importantes proyectos expositivos internacionales organizados en el presente siglo:

Arte de Cuba, muestra itinerante por varias ciudades brasileñas (2006), y Cuba: Arte e Historia.

De 1968 hasta nuestros días, en el Museo de Bellas Artes de Montreal, Canadá (2008) y en el Museo Groninger, de Holanda (de mayo a septiembre de 2009).

Fuentes