Zoológico de 26

(Redirigido desde «Jardín Zoológico de La Habana»)
Jardín Zoológico de La Habana
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Zoológico de La Habana.jpg
Entrada principal del Jardín Zoológico de La Habana
Siglas o Acrónimo:JZH
Fundación:24 de octubre de 1939
Tipo de unidad:Recreativa
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Avenida 26 de la capital cubana

El Jardín Zoológico de La Habana, más conocido como Zoológico de La Habana o Zoológico de 26 (por dar su entrada principal hacia la Avenida 26) es el zoológico más antiguo de los existentes en Cuba. Se trata de una instalación de tipo tradicional en la cual una gran parte de los animales exhibidos permanecen encerrados.

Es toda una atracción para la población habanera de todas las edades. Su orientación es ser una institución de excelencia en el desarrollo de una cultura conservacionista.

Luego de transitar por varias etapas, el popularmente conocido como Zoológico de 26, siginifica para los adultos, el lugar de los recuerdos de la infancia y de gratos momentos.

Historia

Desde 1937, Carlos de la Torre Huerta y otros profesores de la Universidad de La Habana comenzaron a gestar la idea de construir un parque zoológico para la capital cubana, ya que habían conocido la presencia de estas instituciones en países de Europa.

El 24 de octubre de 1938 se emitió una orden para autorizar la creación del Zoológico de La Habana, primer de su tipo en la Isla y la instalación fue inaugurada el 24 de octubre de 1939, durante el gobierno del presidente Federico Laredo Brú. El zoológico se ubicó en la antigua finca y vivero La Rosa, propiedad del Ayuntamiento de La Habana, entre la Calzada de Aldecoa y el Río Almendares, donde estaba el Vivero Forestal del Ministerio de Obras Públicas e inicialmente contó con 69 especies de animales en 2 ha.

En el año 1944 es destruido en casi su totalidad, por un ciclón que ocasionó grandes afectaciones. Posteriormente y como parte de la construcción de la Avenida 26, es reparado y reabre el 12 de octubre de 1947. La nueva instalación incluyó grandes lagos, exhibidores de felinos y osos, además del hermoso monumento "La Familia", conocido popularmente como ''Los Venados'', obra de la artista cubana Rita Longa, que con el paso del tiempo se ha convirtido en una de las estampas más conocidas de la Ciudad de La Habana. En el interior del zoológico se colocan otras esculturas como ''El niño y el pelícano'', obra de la escultura Jilma Madera y ''Las muñequitas'' del artista Pérez Mesa. Unos años después se inauguran nuevas instalaciones.

La colonia de los chimpancés, fue constituida en los años 50 del siglo pasado, con ejemplares procedentes de Estados Unidos, nombrados: Chita, Toto, Maggy, Blakie, Isabel y Jimmy.

El primer chimpancé nacido en cautiverio en Cuba, fue nombrado Anumá y nació el 17 de abril de 1915, en la finca Las delicias, actual Finca de los Monos. El 27 de abril de 2015 en saludo al cumplimiento del centenario de este nacimiento, fue inaugurado en el zoológico el Sitial Historico de los Chimpancés.

Al triunfo de la Revolución, comienza una etapa de reconstrucción, la ampliación de exhibidores para primates, clínica, laboratorios, lagos y cafeterías, que concluyó en 1962.

Inicialmente el zoológico quedó bajo la administración del Consejo Superior de Universidades, pero en agosto de 1962, por la Ley 1040, todos sus bienes, así como su presupuesto, fueron transferidos a la Academia de Ciencias de Cuba[1].

Entre la década de 1965 - 1975 se produce el florecimiento del Jardín en calidad de exhibiciones y expecies de animales. Se alcanzaron logros reproductivos en ejemplares de alto valor.

Presenta dos lagos artificiales, uno mayor de unos quince mil metros cuadrados y otro menor de cinco mil, con una reproducción de la isla de Cuba en su interior.

Especies en exhibición

Los famosos venados de Rita Longa a la entrada del Zoológico de 26

El zoológico cuenta con más de 90 especies en exhibición en jaulas más la que entran y salen libremente[2]; en un momento llegó a poseer más de 160 en sus 24 ha actuales, pero el número de las mismas se redujo como consecuencia del envejecimiento y fallecimiento de algunos animales, la incapacidad de algunos de reproducirse en cautiverio y el hecho de ser Cuba signataria de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres lo que le sólo le permite a la instalación importar especies a través de convenios con otros zoológicos del mundo.

Algunas especies que el zoológico exhibió tradicionalmente como las jirafas y los elefantes y otros grandes herbívoros, ya no forman parte de su muestra, debido al cambió de los paradigmas en este tipo de instalación (necesidad de grandes espacios, tipo de alimentación natural imposible de sembrar en el área), por lo que han sido desplazados a otros zoológicos que cumplan con esos requisitos, como el Parque Zoológico Nacional, también en la capital cubana.

La antigua tendencia del Jardín fue en un principio exhibir grandes manadas; pero esta se abandonó por representaciones de grupos no muy grandes, la reproducción de las especies presentes y la ayuda a mantenerlas en todos los zoológicos de la Isla.

Programas educativos

Entre los objetivos del parque se halla la Educación Ambiental, que implica una permanente labor de persuasión con personas que confunden el disfrute de los animales con el abuso. Con este propósito, el Jardín Zoológico de La Habana imparte clases de Educación Ambiental para alumnos de escuelas cercanas y los fines de semana realizan mesas de contacto con animales vivos y disecados.

Misión

Actualmente el Jardín tiene como misión mantenerse en la preferencia del público mediante la exhibición de especies atractivas y representativas de la fauna y flora silvestre [3].

Referencias