Saltar a: navegación, buscar

Nuez

(Redirigido desde «Nueces»)
Nuez
Información sobre la plantilla
Nuez.jpeg
Reino:Plantae
Clase:Magnoliopsida
Orden:Fagales
Familia:Juglandáceas
Género:Juglans
Especie:Junglans regia

Nuez. Tipo de fruto seco indehiscente, dotado de un pericarpo duro, por lo general unilocular y monospermo. Semilla del fruto en drupa, no núcula, del nogal (Juglans regia); dotado de epicarpo liso y delicado, mesocarpo correoso y endocarpo duro, de color pardo y superficie reticulada. Se usa comúnmente como ingrediente en muchos platos y a la vez como acompañante en postres.

Nombre científico

La nuez es la semilla del árbol del nogal (Junglans regia), que pertenece a la familia de las Juglandáceas. La nuez del nogal es la que tiene mayor importancia comercial en todo el mundo. El nombre del género deriva del latín iuglans, nombre romano del nogal y de la nuez, que es una abreviatura de lovis glans; bellota de Júpiter, a su vez versión latina del griego Dios bálanos, nombre de la nuez y de la castaña, que significaba literalmente: bellota o castaña de Zeus.

Origen

Procedente de Persia (región del Himalaya), según unos autores, o de China y Japón, según otros; fue transportado a Grecia y luego a Italia y a los demás países de Europa. Existen evidencias fósiles de la presencia del nogal J. regia, en la Península Ibérica, que se remontan al Paleolítico. El nogal se encuentra vegetando en estado silvestre en la Europa Oriental y Asia Menor, asimismo en Norteamérica, formando un cierto número de especies más o menos cultivadas. Necesita de climas templados suaves, porque no resiste las heladas. En Europa crece tanto a nivel del mar, como en las montañas de climas templados más húmedos, pero nunca con heladas o temperaturas muy bajas. Actualmente, lo cultivan en zonas templadas de Europa, Asia, África y Estados Unidos, especialmente en California, que es el productor mundial más importante.

Especies cultivadas

Juglans regia (nogal europeo), Juglans cinerea (nogal ceniciento), Juglans nigra (nogal negro), Juglans californica (nogal de California)

Variedades de nueces

Las variedades cultivadas en Europa por el fruto pertenecen a la especie Juglans regia. Se distinguen variedades de brotación precoz y variedades de brotación tardía. Dentro de cada grupo se dividen a su vez en variedades con frutos de cáscara tierna y variedades con frutos de cáscara dura, distinguiéndolas en subclases según se produzcan frutos comestibles o para extraer aceite. Se prefieren las variedades de brotación tardía, teniendo en cuenta la rapidez del desarrollo y de la fructificación de la planta, como el gusto de la almendra.

Las nueces más ricas en aceite son las menos apreciadas para postre y tienen una cáscara muy dura y rellena. Para postre se prefieren las nueces que tengan la cáscara tierna o semitierna, con cierta apariencia y más bien gruesa. Existen variedades en que primero se desarrollan las flores masculinas (protandria); otras, las femeninas (protoginia) y otras al mismo tiempo ambas (homógamas). También pueden clasificarse como de cáscara blanda (mollares) o de cáscara dura. Estos últimos resisten mejor las infecciones fúngicas.

Nuez Cáscara Blanda

  • Mollar.
  • Maduración temprana.
  • Moyete (francesa).
  • Barthere (francesa).
  • Franquette (francesa).
  • De los pájaros.

Nuez Cáscara Dura

  • Común.
  • Parisienne (francesa).
  • Pico de perdiz.
  • Tardío.
  • Precoz.
  • Maduración temprana.
  • Bijoux (francesa).

Otras variedades

  • Payne (EEUU).
  • Meylannaise (francesa).
  • Marmot (francesa).
  • Fernor (francesa).
  • Corne (francesa).
  • Gourlande (francesa).
  • Brantome (francesa).
  • Ashley (EEUU).
  • Concord (francesa).
  • Ehrhardt (EEUU).
  • Waterloo (EEUU).
  • Chandler (EEUU).

Composición

Es un alimento muy nutritivo, con un alto valor calórico, 662,5-688kcal/100g y entre las vitaminas presentes en las nueces, las más importantes son las del grupo B, entre las que destaca el ácido fólico.

Usos

Normalmente, la nuez se consume en crudo como tentempié o de postre, bien solas o combinadas con otro alimento. Se utiliza como ingrediente en muchos platos, salsas y helados. En el mercado se pueden encontrar nueces enteras, troceadas o molidas a modo de harina más o menos fina. Además de ser uno de los frutos secos más apreciados por su agradable sabor, es uno de los más ricos en aceite por lo que se usan para su obtención. El aceite de nuez tiene un sabor dulce y agradable. El fruto inmaduro se utiliza para la fabricación del licor conocido como 'Ratafía' y las hojas de nogal se utilizan para preparar infusiones de uso tópico. Del fruto se obtiene un buen aceite para fabricar jabones y pinturas.

Propiedades

La virtud más conocida de la nuez es que es buena para el corazón porque reduce los niveles de colesterol en sangre. Sin embargo, pocos saben que logra este efecto gracias a que concentra un alto porcentaje de grasa omega 3, semejante a la que poseen los pescados azules como la merluza, el pez espada, la sardina o el atún.

Por su alto contenido calórico, las nueces deben formar parte de una dieta saludable, incorporándolas con cuidado. Lo ideal, indican los expertos, es que consumas de 3 a 4 unidades por día ya sea en forma individual o en los desayunos o comidas.

Al ser un producto oleaginoso, más de las 3/5 partes del peso de la nuez es grasa. Por eso, unos 30 gramos —entre 4 y siete nueces dependiendo de su tamaño— aportan al día unas 180 calorías, que no es poco.

Es un componente básico de la llamada dieta mediterránea, lo que en parte explicaría la protección cardiovascular "natural" que poseen los habitantes de todo el arco del mediterráneo.

Combinada con cereal, aporta al organismo vitaminas B1, B2, B3 y especialmente B6, ésta última ayuda al buen funcionamiento del cerebro y a la producción de glóbulos rojos, así como al aporte de fósforo, potasio y magnesio.

La nuez es pobre en hidratos de carbono (14%), lo cual la hace muy bien tolerada por los diabéticos y muy útil para acompañar otros alimentos ricos en carbohidratos. En cuanto a proteínas, posee similar porcentaje y de buena calidad, aunque es carente en un aminoácido (metionina) que abunda en los cereales como el arroz, el trigo y la avena; esos a su vez son carentes en aminoácidos abundantes en la nuez (lisina, treonina). Por ello, ese tipo de combinaciones incrementa el valor biológico de las proteínas. También la nuez es rica fuente de glutatión, proteína esencial en la desintoxicación hepática, excelente anticancerígeno, protector de la peroxidación de los ácidos grasos y componente esencial de enzimas que desactivan los peligrosos radicales libres. Otra virtud de las nueces es su aporte en vitaminas. Si bien posee un amplio espectro, se destaca la presencia de varios integrantes del grupo B (B1, B2 y B6). La primera (tiamina) es necesaria para el buen trabajo cardiaco y para la estabilidad del sistema nervioso; la última (piridoxina) es básica para el correcto funcionamiento cerebral y para la buena producción de glóbulos rojos. La nuez también aporta una buena dosis de vitamina E (el tocoferol, de reconocidas propiedades antioxidantes) y ácido fólico.

A nivel de minerales, la nuez ofrece una provisión completa y equilibrada. Aporta buenos niveles de fósforo, potasio, hierro, magnesio y calcio, con bajo contenido de sodio; todo lo cual favorece al sistema cardiovascular. Pero además las nueces son muy ricas en microminerales. Es el caso del zinc (en concentración más alta que carnes y pescados), el cobre y el manganeso. Estos oligoelementos son claves en la inmunología, la anemia, las funciones reproductivas y sobre todo en la buena síntesis de los eicosanoides saludables.

Utilidad en la salud

Las nueces son el alimento vegetal que presenta la mayor cantidad de antioxidantes, lo que podría contribuir a prevenir enfermedades coronarias, distintos tipos de cáncer e incluso la demencia. Esto lo afirma un estudio realizado por científicos noruegos y estadounidenses, que analizó más de mil alimentos, aseverando que las nueces contienen más cantidad de antioxidantes que naranjas, espinacas, zanahorias o tomates, que se consideraban los alimentos con mayores niveles. En concreto, las nueces poseen 20,97 unidades de antioxidantes por cada cien gramos, veinte veces más que la cantidad presente en naranjas (1,14), espinacas (0,98), zanahorias (0,4) o tomates (0,31). Entre estos antioxidantes figura el ácido elágico, de comprobado efecto antitumoral. Como indican sus componentes, la nuez puede considerarse un tónico de los sistemas nervioso y circulatorio. Es útil en arteriosclerosis, insuficiencia cardiaca, angina de pecho, hipercolesterolemia, irritabilidad, depresión, estrés, agotamiento nervioso, Parkinson, Alzheimer, tumores, cálculos biliares, anemia, debilidad, exigencia intelectual, esterilidad, asma, artritis, impotencia sexual, diabetes, cálculos renales, problemas de piel, dietas vegetarianas y debilidad estomacal. Además, son recomendables para:

  • Prevención enfermedades cardiovasculares y degenerativas.
  • Reduce el Colesterol (el bueno y el malo)
  • Arteriosclerosis.
  • Anticancerígeno.
  • Anti-aterogénicas.
  • Síndrome premenstrual.
  • Pieles deshidratadas.
  • Previenen los eczemas.
  • Antitrombóticos y antirritmicos.
  • Hipertensión arterial.
  • Menopausia.
  • Buen funcionamiento del cerebro.

Containdicaciones

Todo tiene sus pros y sus contras. Y la nuez no es la excepción. Una desventaja: la nuez está primera en la lista de los alimentos más susceptibles de causar alergias, por lo cual está prohibida para los que sufren de este tipo de afección.

Fuentes