Saltar a: navegación, buscar

Recocido del acero

(Redirigido desde «Recocido»)
Recocido del acero
Información sobre la plantilla
Recocido acero.jpg
Concepto:Proceso mediante el cual se calienta el acero por encima de las temperaturas de transformación a la fase austenítica seguida de un enfriamiento lento.
Recocido del acero. El tratamiento térmico de recocido es el proceso mediante el cual se calienta el acero por encima de las temperaturas de transformación a la fase austenítica seguida de un enfriamiento lento. El resultado de este lento enfriamiento es el de obtener un equilibrio estructural y de fase en los granos del metal. Dependiendo del porcentaje de carbono; luego del recocido se pueden obtener diversas estructuras tales como Ferrita+Cementita en los aceros Hipoeutectoides; Perlita en los aceros Eutectoide; y Perlita+Cementita en los aceros Hipereutectoides.

Todo metal que haya sido previamente trabajado en frío, sean por medio de los mecanismos de deformación plástica por deslizamiento y por maclaje logra alterar las propiedades mecánicas de este metal.

Objetivo

El objeto del recocido es destruir los estados anormales de los metales y aleaciones. El fin principal de los recocidos es ablandar el acero para poder trabajarlo mejor y eliminar tensiones internas por la deformación en frío del metal.

Recocido total

El recocido total es el proceso mediante el cual la estructura distorsionada en frío retorna a una red cuyo estado se halla libre de tensiones por medio de la aplicación de calor. Este proceso se efectúa totalmente en estado sólido y puede dividirse en las tres etapas siguientes: recuperación, recristalización y crecimiento del grano.

Recuperación

La deformación plástica que ha sufrido un metal provocó la operación de esfuerzos internos que distorciona la red cristalina incrementando la dureza y disminuyendo la ductilidad del metal. Si llevamos la muestra de metal a una temperatura superior a la ambiental pero por debajo de la temperatura de austenización; las propiedades mecánicas de este no variaran en gran medida lo que es cónsono con la mínima variación de la microestructura del metal. Siendo el único efecto apreciable el del alivio de los esfuerzos internos productos de la deformación plástica. Cuando calentamos el metal las dislocaciones se mueven y reagrupan mientras que los esfuerzos residuales se reducen. Durante esta etapa aumenta relativamente la conductividad eléctrica del metal tratado.

Recristalización

Si el calentamiento continua, el grano original donde están presente las dislocaciones dará lugar a granos de menor tamaño que estarán libres de imperfecciones y de esfuerzos residuales. Estos nuevos granos no presenta la forma alargada de los granos originales sino que son mas uniformes en sus dimensiones. Esta parte del proceso tiene como fin último el refinar el tamaño del grano, eliminando las tensiones internas y disminuyendo la heterogeneidad estructural, el recocido contribuye a mejorar las propiedades de plasticidad y viscosidad en comparación con las obtenidas después de fundido forjado o laminado. El proceso de recristalización requiere elevar la temperatura por debajo del cual no se dará el proceso de recristalización, mas esta temperatura no es un valor definido sino una temperatura aproximada que recibe el nombre de temperatura de tecristalización definida como "La temperatura aproximada a la que un material altamente trabajado en frío se recristaliza por completo en una hora".

Factores de que depende la temperatura de recristalización

  1. La severidad de la deformación plástica.
  2. El tamaño del grano original deformado plásticamente.
  3. La temperatura a la cual ocurre la deformación plástica.
  4. El tiempo en el cual el metal deformado plásticamente es calentado para obtener la temperatura de recristalización.
  5. La presencia de elementos disueltos en el metal.

A mayor cantidad de deformación previa, menor será la temperatura necesaria para iniciar el proceso de la Recristalización debido a la mayor distorsión y a la mayor cantidad de energía interna disponible. Si aumentamos el tiempo de recocido lograremos disminuir la temperatura de Recristalización. Si la intensidad del trabajo en frío es similar en dos muestras; aquella que presente el granos mas fino introducirá un mayor endurecimiento por deformación en el metal y por lo tanto, menor será la temperatura de Recristalización que en aquella de grano mayor. Si la deformación en frío ocurre a una temperatura menor en una muestra que en otra, mayor será el grado de deformaciones introducidas disminuyendo efectivamente la temperatura de recristalización para cierto tiempo de recocido que en la otra muestra.

Recocido contra acritud

Este tiene por objetivo destruir el endurecimiento producido por la deformación en frió de los metales y hacer una estructura cristalina para así darle buen brillo y conductividad eléctrica. Aplica a todos los metales que se endurecen por deformación en frío. Este tratamiento se da cuando no se enfría adecuadamente y no se logran las propiedades a las que se quería llegar y busca la cristalinidad, que tenga buen brillo, mejor conductor. Controla el enfriamiento.

Recocido de estabilización

Este tiene por objeto destruir las tensiones internas producidas en masa del metal por su mecanización o por los moldeos complicados. Se realiza a temperaturas comprendidas entre las 100ºC y 200ºC durante tiempos muy prolongados que serán frecuentemente las 100 horas. Este tipo de recocido le da envejecimiento ala pieza hace que se vea rustica, Se logra a través del golpeteo de la pieza.

Enlaces externos

Véase también

Fuente

  • A. Malishev. Tecnología de los metales. Editorial Pueblo y Educación; 1989.
  • Guliáev, A, P. Metalografía Tomo I y II; Editorial Mir Moscú; 1978.