Sierra de San Pedro Mártir

Sierra de San Pedro Mártir
Información sobre la plantilla
Mapa de áreas protegidas.jpg
Localización
ContinenteAmérica Central
País(es)México
Características
CumbresPicacho del Diablo, Botella Azul
Sierra de San Pedro Mártir. En Baja California, la parte más alta de la columna de la península está cubierta de bosques de coníferas, con nieves de invierno y praderas llenas de flores.

Ubicación

Crestas boscosas y amplias praderas, que se presentan arriba de los flancos costeros al oeste y bajan bruscamente al desierto de San Felipe al este. Senderos para caminar llevan a Botella Azul, un pico de 2900 m (9500 pies), o al Picacho del Diablo a 31,000 m (10,153 pies), el punto más alto de la península de Baja California.

Geografía

Bloque de fallas orientado del noroeste-al- sureste que consiste de masivas unidades graníticas que fueron empujadas con fuerza a su elevada posición actual durante los últimos millones de años. Relacionada muy de cerca con los eventos de la formación de otro complejo montañoso al norte, incluyendo la Sierra Juárez de Baja California, las montañas Cuyamaca y Laguna en el condado de San Diego y las montañas de San Jacinto en el condado de Riverside. Sierra de San Pedro Mártir Los movimientos de las placas tectónicas hicieron que la batolita solidificada se rompiera a lo largo de las líneas de presión (fallas) formando bloques gigantes que posteriormente fueron forzados hacia arriba. La configuración general de la cadena de montañas consiste de una superficie irregular pero casi completamente plana, con elevaciones que promedian 2400 m (8000 pies) en el norte y que disminuyen lentamente a lo largo de sus casi 100 kms (60 millas) hacia el sur. Del escarpamiento del este hacia la orilla occidental, una distancia promedio de sólo 16 kms (10 millas), existe una bajada poco detectable, parte de la cual representa los restos de la "vieja superficie erosionar"—una erosión que ocurrió aquí antes de que el bloque se elevara, unos 40 millones de años atrás.

Clima

Similar al de las montañas del sur de California, con la precipitación principal llegando con las tormentas de invierno que nacen en el Golfo de Alaska y ocasionales tormentas de Monsón que se originan en los trópicos en el verano. Durante los años de lluvia, las praderas se convierten en un paraíso para los botánicos, algunas veces se ven blancos con "Linanthus de Meling" y, otras, rosas con "Ipomopsis", todo esto mezclado con una variedad de especies de color menos abundantes.

Especies

Especies que habitan esta cadena de montañas han sido separadas de otros organismos relacionados que viven en áreas adyacentes de alta elevación por su inhabilidad de cruzar las tierras de baja elevación más calientes y secas que se interponen. Este aislamiento físico ha permitido la deriva genética entre varias poblaciones locales de plantas y animales, produciendo variaciones que se encuentran sólo en la sierra de San Pedro Mártir. O sea especies y subespecies endémicas. Probablemente el mejor ejemplo de endemismo entre la fauna de la sierra de San Pedro Mártir es la trucha rainbow o trucha arco iris de Nelson, una especie tolerante al agua tibia y nativa de unos estanques permanentes y arroyos que fluyen hacia el oeste. Otros animales endémicos incluyen 20 subespecies de aves y 5 especies y 8 subespecies de mamíferos. Más allá de éstos están las criaturas más familiares como el borrego cimarrón, el venado burra, el gato montés y muchas otras especies pequeñas.

Características

Prominentes de la sierra es el Observatorio Nacional, localizado en una cordillera de 9000 pies, que mira sobre el desierto de San Felipe que se localiza a miles de pies más abajo. Esta instalación consiste de un telescopio reflector de 82 pulgadas y otras unidades más pequeñas a la altura de las mejores del mundo. Los astrónomos de todo el mundo vienen aquí a gozar de excelentes condiciones, donde la luz y la contaminación atmosférica son mínimas. La sierra de San Pedro Mártir se convirtió en Parque Nacional en 1947, y actualmente se está trabajando para designarla como parte de la Reserva Internacional de la Biosfera, una distinción muy valiosa para este lugar único.

Fuentes