Tigre siberiano

(Redirigido desde «Tigre de Amur»)
Tigre siberiano
Información sobre la plantilla
Tigresiberiano11.jpg
Clasificación Científica
Nombre científicoPanthera tigris altaica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnívora
Familia:Felidae

Tigre siberiano (Panthera tigris altaica) o tigre de Amur, es el felino más grande. Se ve superado en tamaño por el tigre o león un híbrido de león y tigre que puede llegar a medir mas de 3 metros (10 pies) de largo y pesar más de 500 kilos. Estos híbridos nacen en cautividad y muy rara vez, si acaso en su habitad natural.

Una criatura excepcional

Los tigres se reconocen entre sí por su olor, lo que también permite a los machos encontrar a las hembras en el período de celo. Los dos o tres cachorros de cada camada nacen ciegos e indefensos. A diferencia de los gatos, los tigres no ronronean, sino que gruñen. Después de pasar cinco o seis meses alimentándose de la leche materna, los cachorros inician una dieta carnívora. Al principio van de cacería con su madre, pero no estarán preparados para cazar solos hasta que cumplan los 18 meses. A veces los tigres jóvenes tardan dos años en independizarse y conseguir su propio territorio.

Su hábitat natural

Felino en su habitad
Tiempo atrás, el área de distribución del tigre siberiano abarcaba Corea, el norte de China, Mongolia y en direcciones oeste, hasta el lago Baikal (Rusia) Sin embargo, su población disminuyó en el siglo pasado y ahora su último reducto es una remota cadena montañosa al norte de Rusia, a orillas del mar de Japón. En su habitad natural, el tigre siberiano alcanza un gran tamaño, el macho llega a pesar 270 kilos (600 libras) y a medir más de 3 metros (10 pies), incluida la cola. Está bien abrigado para soportar los gélidos inviernos, pues cuenta con un espeso pelaje que lo cubre y garras acolchadas y peludas que le sirven para caminar por la nieve.

Principal característica

Características del tigre siberiano
Su principal característica es el pelaje naranja con rayas verticales oscuras. De hecho, el diseño de sus rayas es tan exclusivo que identifica a cada ejemplar como las huellas dactilares identifican a cada ser humano. En el bosque, estas marcas y colores resulta un buen camuflaje y lo hacen casi invisible si permanece inmóvil.

Costumbres

  • El tigre de Siberia ocupa un territorio calculado en unas 4.000 millas cuadradas. Si las fuentes de alimento son invariables, puede mantenerse en un área durante años, pero cuando la comida disminuye suele emigrar a zonas ubicadas incluso a cientos de millas.
  • El macho es un animal solitario que evita a otros machos. Aunque permite a tigres de ambos sexos cruzar su territorio, es más comprensivo con las hembras, que en ocasiones van acompañadas por sus crías.
  • Este tigre marcan los limites de su territorio con orina y arañazos en los árboles, pero solo los machos lo defienden contra intrusos del mismo sexo. Protegen las zonas con comida o las que limitan con el territorio de una hembra.

Reproducción

Reproducción
Los tigres  siberiano se aparecen en cualquier época del año. La hembra muestra su disposición dejando depósitos de orina y arañazos en los árboles. A veces se ve obligada a recorrer amplias extensiones siberianas en busca de un macho. Su selo dura 3 a 7 días, durante los cuales se aparea repetidamente con su pareja. Luego el macho parte para unirse con otra hembra . Tras una gestación que dura entre 3 meses y medio, la hembra pare 3 o 4 cachorros ciegos en una guarida. Durante la crianza la madre rara a vez los deja solos. A las dos semanas abren los ojos y aparecen los primeros dientes. A los 3 meses empiezan a alejarse de la guarida y a comer la carne que su madre les proporciona. A los 5 o 6 meses, cuando concluye la lactancia , ya la acompañan en sus cacerías. Antes de cumplir el 1er año, los cachorros comienzan a cazar por si mismo. A los 2 años pueden matar grandes presas, pero no abandonan a la madre hasta que tienen entre 3 y 5 años. A esa edad buscan su propio territorio y sus parejas.

Supervivencia amenazada

El tigre siberiano caza presas grandes, en particular, ciervos, alces y jabalíes, animales que han ido menguando en la región de Liberia Oriental. En un bosque de 1.000 kilómetros cuadrados hay caza apenas para cuatro o cinco tigres. De modo que para que un ejemplar pueda sobrevivir, su territorio ha de ser muy extenso. Durante muchos años, los inmensos e inaccesibles bosques de Liberia habían sido la zona ideal para estos enormes felinos, pues los hombres, que suponen la única amenaza seria para su existencia, rara vez se aventuraban en ellos. Sin embargo en tiempos recientes, las compañías madereras extranjeras han deforestado gran parte del territorio. Al desaparecer los árboles, también lo hacen los ciervos, alces y jabalíes, y en consecuencia, los tigres siberianos. Para protegerlos, el gobierno ruso, ha creado grandes reservas naturales, como la Reserva Natural Sikhote Alin. Pero cuando los tigres salen de ella, corren el riesgo de caer en manos de cazadores furtivos que trafican con objetos exóticos. Los dientes, garras, huesos y pieles, aunque sean de cachorros, alcanzan precios exorbitantes en el mercado negro.

Campañas para salvar el tigre

En la actualidad se realiza  campañas para salvar al tigre siberiano . Como resultado la población de felinos ha experimentado una ligera recuperación, pues es un animal en peligro de extinción. Por otra parte los tigres siberianos se reproducen y viven relativamente bien en cautividad, existen más de quinientos distribuidos por los zoológicos de todo el mundo.
Para poder salvar al Tigre Siberiano de su extinción se ha de sensibilizar mejor a las personas sobre este animal. Se necesitan reservas para que estén protegidos permanentemente. Sin duda hay que conservar al tigre pero también a su hábitat, porque sin bosques no hay tigres, y más si tenemos en cuenta las grandes cantidades de terreno que necesitan para vivir. Estas zonas además deberían ser protegidas y vigiladas.

Fuentes