Tribu zulú

Tribus zulú
Información sobre la plantilla
Zulu1.jpeg
Información
Raíz étnicaBantú, Nguni, Basotho, Xhosa, Swazi, Matabele
IdiomaZulú, muchos también hablan inglés o afrikáans.

Tribus zulú, se expande en la provincia que lleva su nombre: Kwazulu Natal, y en algunos lugares se puede sentir como si uno formara parte de la historia. Aún viven en chozas, visten sus ropas hechas de pieles de animales y mantienen sus más antiguas costumbres.

Ubicación

Habitan en el estado de Natal, en la actual Sudáfrica, son la principal minoría del país, formada por seis millones de personas, fuertemente homogeneizadas en torno al partido político Inkhata y a su líder y príncipe, Butheleci, principal rival político de Mandela y del congreso nacional africano y por tanto un elemento bisagra de primer orden para los antiguos dominadores blancos del país.

Sin embargo, los zulúes aparecen en nuestros televisores con escudos lanzas, dando una imagen guerrera y de profundo orgullo de un origen desconocido. Su personalidad les hace diferentes a los demás y rechaza el que todos los africanos son iguales. Cada pueblo tiene su historia y por tanto su idiosincrasia particular.

Historia

Fundado hacia 1709 por Zulu kaNtombhela. Se considera fundador de la nación zulú al caudillo Dingiswayo, hijo de Jobe, quien del 1807 al 1818 fue jefe de la Confederación Mtetwa. Anexó numerosas tribus pequeñas y unificó las 30 tribus zulúes, al tiempo que se enfrentó a los colonos ingleses que avanzaban desde Natal.

Los zulúes, son bantús, como la mayor parte de los africanos de esa zona, pero su personalidad procede del reinado de Chaka. Este rey nacido en 1787 formó a los zulúes, que hasta entonces no se habían diferenciado de otras tribus en un organismo militar de terrible efectividad. Hijo ilegítimo del rey zulú, su madre fue expulsada y recibida en otra tribu, donde el monarca enseñó a Chaka como a su propio hijo. De adulto, Chaka volvió a la tierra de su padre matando a su hermanastro y haciéndose con el control de herencia paterna. Hombre de terrible reputación, nunca se casó, pero siempre mantuvo un cariño especial a su madre. Sus campañas fueron terroríficas, matando a los adultos, esclavizando a los viejos y adoptando a los jóvenes de las tribus vencidas. El ideal guerrero fue puesto por encima del familiar que se consideraba despreciable.

Por tanto, los guerreros no podían tener esposa hasta no haber abandonado el servicio. Los zulúes formaban cada generación en regimientos que instruían juntos y formaban un espíritu fraternal de compañerismo que los hacía muy efectivos en combate. Sin embargo, Chaka va perdiendo la razón y cuando su madre muere, prohibe recoger las cosechas y manda asesinar a todas las personas que se encuentran ante el cortejo fúnebre. Finalmente Chaka es asesinado por sus propios lugartenientes. Sus campañas asolaron el sur africano entre 1818 y 1828. Posteriormente, los sucesores de Chaka, como Dingan, hermanastro del anterior siguió el ejemplo del llamado Napoleón africano y exterminó en 1838 un destacamento bóer de seiscientas personas.

Los bóer, colonos de origen holandés, van conquistando el territorio estableciéndose cada vez más al norte huyendo de los ingleses. No obstante, los británicos se van adueñando de toda la colonia de El Cabo, llegando a los límites de Zululandia-Natal, patria de los zulúes. Cecwayo, rey de los zulúes, se ve presionando hacia un conflicto bélico, por no aceptar el protectorado británico. Sin embargo, en contra de los pronósticos los zulúes que carecen de armas de fuego consiguen en 1879 exterminar un regimiento inglés y diezmar otros tres, aunque sufren pérdidas terribles ante los fusiles enemigos.

Sus creencias

La gente zulú no tiene templos ni altares, tampoco sacerdotes. Creen en la brujería y en el mal de ojo, así como en Unkulunkulu (Dios). Hacen sacrificios a los espíritus de sus antepasados a cambio de protección y de salud. Piden por nacimientos, casamientos y funerales, así como por lluvias, cosechas y cultivos.

Enock, el guía, me contaba que según sus creencias el alma vive en el mundo espiritual de Unkulunkulu pero tiene su segunda casa con sus familiares.

Cuando una familia se muda, viejos rituales deben ser utilizados para calmar y preparar el alma a su nuevo domicilio, ya que los ancestros son considerados como ángeles guardianes.

Cultura

La palabra zulú significa cielo, firmamento, término que da nombre a esta milenaria tribu africana, a su lenguaje y a su cultura. Con un fuerte vínculo espiritual con la naturaleza y apegados a la magia de sus tradiciones, las comunidades zulús que pueblan estos territorios sudafricanos supieron sobrevivir la etapa colonial y resistir al apartheid, mantenido intactas muchas de sus costumbres.

Basta seguir el valle del río Umgeni, llamado de Las Mil Colinas, para, a través de un paisaje rugoso de esplendorosos verdes, ir descubriendo los pueblos y aldeas tradicionales donde aprender en vivo y en directo las sorprendentes formas de vida de sus habitantes.

Costumbres

Antes de casarse, el hombre debía pagarle al padre de la novia un determinado número de vacas.

Según sus costumbres, 11 vacas si la mujer no tiene hijos y si así fuese 1 vaca menos por cada hijo que tuviese. Pero ¡cuidado!, si la elegida fuese la hija del jefe de la tribu su precio podría superar las 30 vacas. Según la tradición el hombre zulú no compra a su esposa, sino que compensa a su padre por el esfuerzo de su educación y por la pérdida de su trabajo, ya que la mujer dejará la casa. Pero ella aún puede elegir a su marido, no está obligada a casarse si así lo desease.

Su deber antes del casamiento es alojarse en la casa de sus futuros suegros para servirlos por una semana. Una vez casada la mujer tiene su trabajo. Aunque no se le permite trabajar al igual que al hombre, le corresponde la tarea de cuidar los cultivos, juntar leña e ir a buscar el agua. Sus casas no poseen luz, gas ni agua.

Galeria de imagenes


Fuentes

  • Pueblo zulú Disponible en "es.wikipedia.org". Consultado 30 de mayo del 2015
  • zulu Disponible en "www.aventurasudafrica.com". Consultado 30 de mayo del 2015
  • Zulú Disponible en "www.arbil.org". Consultado 30 de mayo del 2015
  • Diario Disponible en "www.pedaleandoelglobo.com". Consultado 30 de mayo del 2015