Ciclo zodiacal

Revisión del 12:12 13 sep 2011 de Liudmila ciget.camaguey (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
El Ciclo Zodiacal
Información sobre la plantilla
El Ciclo Zodiacal.jpg
Concepto:Señalan el lugar del zodiaco donde el Sol se muestra ascendente en el momento del nacimiento de una persona.

El Ciclo Zodiacal. Zodíaco es una palabra griega que significa "círculo de animales". Los antiguos astrólogos observaron que cuando el Sol se movía a un nuevo signo cada mes una nueva forma de energía parecía ser desatada, la cual afectaba la vida en la Tierra.

Ellos describieron estas doce formas diferentes de energía por medio de nombres de diferentes animales, tipos de personas u objetos. A estos les hacían acordar a como cada energía parecía influenciar la personalidad y el comportamiento de los seres humanos.

La duración del signo zodiacal

En la descripción de la Atlántida se ha ocultado un código; ¿cómo será este? Simple, sólo un mensaje numérico podría ser comprendido, por lo tanto, en eso debería basarse, evitando los cálculos complicados. Entonces, la división, la multiplicación, la resta y la suma son las opciones más lógicas.

Los códigos eran simples y debían conducir cómodamente a un resultado fácil de entender. El punto decimal podía ignorarse, lo cual significa que 2.592 es tan correcto como 25.920.Como el Popol Vuh original (el manuscrito sagrado de la tribu quiche de los mayas), la historia de la Atlántida contiene claves para sus profecías de destrucción.

Los que escribieron la historia eran los “amos del universo”, estaban dotados de inteligencia, podían ver y, de hecho, veían lejos al instante, lograban conocer todo lo que hay en el mundo. Al mirar podían saber de inmediato todo lo que había a su alrededor, y contemplaban por turnos el arco del cielo y la redonda faz de la Tierra. Lo que estaba oculto, todo lo veían sin tener que moverse, y al mismo tiempo veían el resto del mundo, desde donde estaban. Su sabiduría era grande.

Los atlantes tenían un razonamiento lógico pero también les gustaba “jugar” con los números. Entonces, es absolutamente necesario adoptar su Patrón de pensamiento, a fin de hallar su manera de razonar. Su punto de Partida es que sólo los seres humanos inte­ligentes pueden romper su código.

Las primeras señales de esto se encuentran en la his­toria de su creación, remontándose a diez mil años atrás. Cuando uno es lo suficiente­mente inteligente como para hallar los primeros códigos que se encuentran allí, también está en condiciones de descubrir todos los restantes, porque su manera de pensar ya le resulta familiar. Hay dos números que describen la “creación” de la Atlántida: 864 y 12, y con estos puede calcular varios otros. Si sigue usándolos en sus cálculos, llegará a los 25.920 años, que es el período del zodíaco entero.

Ellos sabían que cuando la precesión cambia a 25.776 años, el fin de un ciclo se aproxima, ¡y esto es lo que sucede ahora!.Utilizaron sus mitos como vehículos de información técnica específica y fueron capaces de transmitirnos esa información. Lo que los motivó era lógico, es decir, la supervivencia de la raza humana. Casi todo lo que sabían que tenía impor­tancia provenía de las estrellas.

Estaban sumamente preocupados por la astrono­mía y le prestaban una inmensa, firme y minuciosa atención a las estaciones, los solsti­cios y equinoccios. Esos olvidados Newtons y Einsteins estaban obsesionados con las medidas, las cuentas y los números, codificándolos en sus mitos.

Principales descubrimientos

Un ciclo completo de precesión de 25.920 años nunca existe. A mitad de camino del ciclo, el mismo es abruptamente quebrado. Cuando un ciclo alcanza los 25.776 años de precesión, tomará la otra dirección, entonces el Este se convertirá en el Oeste y viceversa. Este mecanismo explica el desplazamiento de los polos y la destrucción de la Atlántida, y nosotros seremos destruidos por el mismo mecanismo.

La precesión y el campo magnético

Los científicos concuerdan en que la precesión afecta nuestro campo magnético. Lo están estudiando intensamente y muchos convienen en que la intensidad del campo magnético aumenta y declina en un ciclo. Y sabemos que la precesión cambia junto con el campo magnético. Durante los últimos 2.000 años, la fuerza del campo bipolar —mantenga la respiración— ha decaído en un 60%.

Esto significa que estamos experimen­tando un precursor de un nuevo intento de reversión, y podría suceder en cualquier momento. Normalmente, la intensidad magnética decae de manera gradual, pero hacia el final cae como una piedra. Robert Coe averiguó que el campo magnético de la Tierra se había revertido a una tasa sorprendentemente rápida de ocho grados por día (o más rápido), del mismo modo que una lamparita de luz brilla con menos intensidad si gira la perilla que regula la luz. Luego, como un reóstato gigante encendido, vuelve a brillar. Pero el Norte se convierte en el Sur y viceversa.

En medio de esto, fluctúa notablemen­te. En la publicación Nature, Coe dijo: “Se produjeron rápidas fluctuaciones, muchas veces, durante la reversión”. Y más adelante especula: “Es probable que una actividad aumentada del campo magnético externo... del Sol, produzca los saltos de alguna manera”. (“Nueva evidencia del cambio extraordinariamente rápido del campo geomag­nético durante una reversión”.

Nature, 20 de abril de 1995.)Con esto en mente, es bueno saber que este día se aproxima en forma acelerada. Según sea hacia dónde se incline la Tierra, el mundo se inundará y la mayoría de los animales y personas se ahogará de manera catastrófica. Leemos en la obra Visud-dhi-Magga, libro de la antigua India: “... hay siete eras; cada una de ellas está separada de la anterior por una catástrofe mundial”.

Más aún, leemos que el libro fue escrito para preservar y transmitir la sabiduría del mundo antediluviano.Lo mismo puede decirse de los textos Edfú. Reymond, en su magistral estudio denominado Mythical Origin of the Egyptian Temple [Origen mítico del templo egipcio], confirma: El tono general del registro ,aparentemente transmite la visión de que un mundo antiguo fue destruido y, como un mundo muerto, llegó a ser la base de un nuevo período de creación, que al principio fue la recreación y la resurrección de lo que una vez había existido en el pasado.

Los textos Edfú afirman repetidamente que los “Seguidores de Horus” tenían el conocimiento, la sabiduría procedente de una época previa de la Tierra. Es esto lo que estamos decodificando en este preciso momento.

El ciclo del cataclismo

Es asombroso e increíble que los egipcios y los atlantes conocieran el número 25.776. ¡La astronomía moderna y súper sofisticada supo de él hace apenas unos años! Sólo eso ya clarifica lo minuciosamente precisos que eran en sus observaciones. Y por añadidura, sabían cómo procesar sus resultados de manera brillante en una simple serie de números. Estos existen para advertirnos del juicio final que se avecina. El número comprueba que:

  • El conocimiento astronómico de los atlantes se halla en el mismo nivel que la astronomía computarizada actual. Nos dice que el fin de un gran ciclo está próximo y que el cataclismo ocurrirá en cualquier momento.
  • Su ciencia era tan avanzada que sabían mucho más de lo que pensamos.
  • Este pueblo sumamente civilizado que, para su época, era súper científico, hizo grandes esfuerzos para codificar su ciencia.

Una feroz actividad volcánica, destructivos terremotos, una ola gigantesca, la destrucción de los continentes, etc., son el resultado de aconteci­mientos que fueron predichos por estos números. Los egipcios describieron varias catástrofes en su historia y la periódica reconstrucción de su mundo. Por lo tanto, sus mitos tienen que ver con hecatombes como el Diluvio. Pero las “eras” que terminan en catástrofe y destruyen una gran parte de la humanidad, se deben a la precesión de los equinoccios. Obviamente, ellos asignaban gran importancia a esto.

Cada civilización que esté familiarizada con los números debería hallarse en condiciones de decodificar este mensaje de la antigüedad. Pasé meses devanándome los sesos antes de poder hallar estos códigos, e incluso entonces me situé al comienzo de la historia. ¡Y la precesión del zodíaco con el ritmo del paso de un caracol es la clave!

Curiosidades

  • El zodíaco describe la próxima destrucción de la Tierra.
  • El zodíaco aún contiene infinitamente más códigos para predecir estos aconteci­mientos.
  • En la actualidad, contamos con períodos iguales para cada era, pero los atlantes no.

Fuente