Club de Deportes Naval

Revisión del 05:20 24 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Club de Deportes Naval
Información sobre la plantilla
Equipo de Fútbol
Club Naval.JPG
Equipo:
Fecha de Fundación:24 de agosto de 1972
PaísChile, Bandera de Chile
Sede:
Sede:"Ramón Unzaga Asla", conocido como "El Morro"
Capacidad:12.000 personas. espectadores
Ubicación:Av. Jordan Valdivieso S/N Talcahuano

Club de Deportes Naval. Es un club de fútbol de Chile, de la comuna de Talcahuano, en el Gran Concepción. Fue fundado el 24 de agosto de 1972 y actualmente juega en la Primera B chilena.

Sus tradicionales rivales son Huachipato y Fernández Vial.

Historia

Deportes Naval fue protagonista permanente de las competencias nacionales. Pese a que nunca ganó un título en la serie de honor, su tradición es enorme, partiendo por su hábitat histórico: El estadio El Morro.

Recién ingresado al Campeonato Regional, en 1949, aprendió a dar la vuelta olímpica. Luego, sin respiro, se coronó campeón entre 1951 y 1955, y otra vez en 1957, mientras que el 56, 58, 59 y 60 fue vice-campeón En ese Naval histórico inscribieron sus nombres jugadores como Manuel “Candado” Roa, Luis “Chancharra” Leal, Ernesto y José Saavedra, Oscar Cifuentes, Luis Guerra, Domingo Pillado, José “Pinga” Bravo, Sergio “Zoquete” González, Arnoldo “Guitarra Mía” Weber, Raúl “Caballo” Aedo, Isaac Carrasco y Rubén González.

Plantel de Naval de 1950

Eran otros tiempos, claro, pero el fútbol tenía otro sabor cuando se jugaba sólo por amor a la camiseta y poco importaba que la cancha fuera de tierra. Los hinchas más antiguos todavía recuerdan la época en que el estadio no contaba con tablero marcador de goles y éste era reemplazado por dos mástiles, en los que se izaban banderines que indicaban los tantos anotados por cada equipo. Claro que cuando Naval goleaba y se acababan los banderines, calcetines, pañuelos y objetos afines terminaban ondeándose al viento.

Delegación de Naval que viajó a Helsinki en 1952
Entrando al césped de Helsinki en 1952

Años de gloria y sudor, que se coronaron con el honor de ser designado equipo olímpico, para representar a Chile en las Olimpíadas de Helsinki, Finlandia, en 1952. Una designación que jamás volvió a honrar a un equipo nacional. El equipo enfrentó a Egipto, cayendo por 5-4 en primera ronda. Una historia de la que participaron, entre otros símbolos, José García y el técnico Amadeo Silva, junto al refuerzo de los juveniles cruzados Fernando Jara, Jaime Vásquez y Sergio Litvak, más el albo Julio Vial. Todos, dirigidos por la sagacidad de Luis Tirado. Ya eliminados los jugadores de Naval se reunieron con su técnico, Amadeo Silva, y como club ganaron dos partidos uno en Tori y otro en Turku. La victoria volvía a ser compañera inseparable de tantas jornadas de gloria.

Sin embargo, la escuadra porteña volvió a vestirse de rojo cinco años después. Representó al país en un partido amistoso frente a la selección de Perú en Lima. Esta estaba integrada en su mayoría por jugadores profesionales, siendo los chilenos un equipo amateur. El resultado final fue un empate a uno.

En 1953, en su calidad de campeón regional, Naval enfrentó en Angol al monarca del fútbol profesional: un Colo Colo con varios seleccionados nacionales y que había repatriado a los hermanos Robledo desde Inglaterra. Los porteños volvieron a hacer historia al ganar por 3 goles a 2.Las hazañas de esa época quedaron plasmadas en dos libros, un mérito del que pocos clubes pueden enorgullecerse: "Memorias de un navalino" y "Naval, un nombre que fue Chile", ambos de Luis Osses; además de la publicación, en la década del 60, de la revista "La hinchada navalina".

El mismísimo Pelé pisó la cancha del Morro, cuando en 1963 el Santos de Brasil midió fuerzas con la escuadra porteña. El resultado, un categórico 5 a cero a favor de los cariocas.

El "Rey Pelé" vistiendo la camiseta del Santos de Brasil y enfrentando al equipo de Naval en el estadio el Morro en 1963.

Su Historia en primera división

Su debut en primera división fue en 1972, tras ganar el torneo de ascenso el año anterior. La historia recuerda que su primer duelo en serie mayor fue frente a Green Cross-Temuco, el sábado 18 de marzo en El Morro, ante 13.670 espectadores. 3-2 ganaron los locales, con tantos de Torreblanca (3’), Inostroza (68’) y Pacheco (77’). La formación del equipo del ancla fue con: Pettinelli; E.Pérez, Valdivia, Soto, Aravena; Díaz, Pacheco; Novo, F.Pérez, Inostroza, y Torreblanca. Aquella campaña de 1972 la terminaría en el décimo lugar, dejando una grata impresión. Luego de estar en posiciones intermedias, desciende en la temporada 1976 para regresar en gloria y majestad en 1979, donde llega a Cuartos de Final de la Copa Polla Gol.

En 1981 y 1982, cumple sus mejores actuaciones al terminar en el quinto puesto y acceder a la Liguilla de Copa Libertadores. Gestas llevadas a cabo por el talento y fuerza de hombres como Manuel “Loco” Araya, Marcelo Pacheco, Jorge Rodríguez, Juan Soto, Jorge “Mortero” Aravena, Julio Crisosto, Oscar Arriaza y Oscar “Jurel” Herrera, entre otros. Un equipo compacto que terminó ambas liguillas en el tercer puesto.

En la de 1981 cayó ante la “U” (0-1) y Cobreloa (1-2), ganando a Unión Española, con gol de Mario Espinoza. Al año siguiente, volvió a sucumbir ante los azules (1-3) y Colo Colo (0-2), venciendo a un gran equipo de Magallanes, con tanto del “Mortero” Aravena.Grandes partidos de Naval, hay muchos. Un 3-1 que le encajó a Colo Colo en 1980 con goles de Marcelo Pacheco (2) y Oscar Herrera. También se recuerdan victorias frente a Universidad de Chile en 1974 (3-2) y 1985 (2-1, anotaciones de Merello y Pellegrini, en propia puerta).

Naval v/s Colo Colo en el estadio El Morro en 1986.

En 1990 los partidos en El Morro que destacó el juvenil por ese entonces Juan Carreño, en el 3-2 a Católica y en el 2-1 a la “U”. Semifinalista de la Copa República (o Copa Chile) en 1983 -un invento de los dirigentes de la época-, finalizó en la casilla seis el largo torneo del mismo año. No hay más grandes campañas, aunque un séptimo lugar en 1986 y un sexto lugar de 1987 aparecen como más que meritorio.

Plantel de Dep. Talcahuano de 1994

En 1990, su última temporada en primera, el equipo se había salvado del descenso en la liguilla de promoción disputada en Antofagasta, pero su muerte estaba anunciada, pues, a fines de enero de 1991, el alto mando de la Segunda Zona Naval decidió terminar con el equipo para reducir gastos. Cuarenta y seis años de historia se hundían en el puerto. Cuarenta y seis años que también constituían un pedazo de la historia de Talcahuano. Por eso dicen que para mucha gente, desde ese día, el fútbol se volvió amargo y nunca fue el mismo.

En las últimas décadas de vida del club también inscribieron sus nombres, Edógimo Venegas, Marcelo "Rambo" Ramírez, Ricardo "Bruja" Flores, Leonardo Canales, Arturo Jauregui, Juan “Candonga” Carreño, Oscar Lee Chong, Héctor Rocco, Héctor Francino, entre muchos otros.

En 1994, y para acercar más a la ciudadanía, el club pasa a llamarse Deportes Talcahuano, equipo que ese año inaugura el campeonato de tercera división enfrentando en el estadio El Morro a Universidad de Concepción, club benjamín de la justa y con el que se da origen a un nuevo y atractivo clásico local.

De ahí, a 1999, año en que se logra el anhelado ascenso a la segunda división, pues el jueves 16 de Diciembre, a 7 minutos del final del lance de definición en San Fernando, Sergio Zúñiga anota el gol del título frente a Unión La Calera. Más de 2500 hinchas choreros acompañaron al equipo hasta la sexta región.

Con el campeonato logrado por el cuadro chorero, el fútbol profesional retornaba al estadio El Morro tras una década de ausencia. Casi 100 goles en 39 partidos jugados (solo 7 perdidos), invicto como local en Talcahuano (empató solo un partido) marcaron las estadísticas del campeón.

De la mano de Luis Marcoleta, a la historia entraron jugadores como César Fernández, Gerardo Zavala (elegido mejor jugador del torneo), Guillermo Ferrada, Gonzalo Del Fierro, Ramón Tapia, Luis Sanhueza, Pedro Marileo, Sergio Zúñiga, Elton Troncoso y Patricio Morales, artífices de la gran campaña. Y si Sergio Zúñiga hizo historia al anotar el gol del título en San Fernando, volvería a hacerlo el domingo 26 de Marzo del año 2000 al anotar los dos primeros de Talcahuano en el fútbol profesional, en el triunfo por 2-0 a Temuco como visita en el Germán Becker.

Con la planilla más baja de segunda división, sin extranjeros en sus filas (siguiendo la senda de Naval) y hasta la última fecha del torneo –cuando visitó a la U. de Concepción- el equipo luchó por ascender, de hecho, estuvo a 34 minutos de lograr aquello, esto cuando Talcahuano ganaba 1-0 en Collao y Rangers empataba 0-0 con Arica en Talca. Finalmente Talcahuano empató y Rangers ganó y ascendió. Un muy aplaudido, para un inesperado tercer lugar era lo mínimo que merecía Talcahuano, pues encendió la ilusión del ascenso para la zona cuando nadie se lo esperaba a base de coraje, entrega y fútbol, lo que sin duda le permitió ganar una gran hinchada en su primer año en el fútbol profesional.

En las temporadas posteriores, Deportes Talcahuano fue protagonista permanente del campeonato, incluso puntero; pero falló en la etapa decisiva del torneo, pues no ganó como local los partidos ante los rivales directos en la lucha por ascender. Quizás careció de experiencia y de fortuna para lograr el ascenso. Premio tuvo Elton Troncoso; líder, capitán y goleador de los choreros, al ser distinguido por la ANFP como el mejor jugador de la Primera B el año 2002.

El año 2004 permanecerá en la retina de los choreros, con el regreso del glorioso NAVAL DE TALCAHUANO. El 13 de marzo los choreros reaparecieron en el mítico estadio El Morro, para hacerlo explotar de emoción. La pasión que despertaba DEPORTES TALCAHUANO está hoy más despierta que nunca, con el retorno del clásico equipo del puerto: nuestro amado NAVAL.

Plantel de Naval que participó el año 2006 en Tercera División

Mucha agua ha pasado hacia el mar. Don Marcelo Muñoz, Antonio Hanania, Alfonso Bermúdez, Eduardo Muñoz, Mario Henríquez, Sergio González , Rodolfo Silva y Gilberto Araya, representando a las generaciones de presidentes. Oscar Herrera, Leonardo Canales, Patricio Bonhomme, Elton Troncoso, Luis Díaz, entre muchos otros, representando a las distintas generaciones de jugadores que tantas alegrías nos han dado. Todos juntos representan, de una u otra forma, el sentir de un pueblo unido por la pasión que despierta el fútbol. NAVAL es hoy una realidad, y con el solo hecho de existir es capaz de llenar de alegría a un pueblo entero.

Estadio

Estadio "Ramón Unzaga Asla", conocido como "El Morro"

El Morro está considerado uno de los recintos deportivos más antiguos de Chile y Sudamérica. Desde 1916 Talcahuano aportaba la mayoría de los jugadores de las selecciones chilenas, ganándose el apelativo de "Escuela Chorera”. El terreno de juego, hasta ese entonces cubierto de tierra y piedras, dio paso, en 1962, al césped, una malla perimetral, la nueva tribuna y las graderías de 25 escalones sobre el cerro; todo esto, con ocasión del mundial de fútbol organizado por nuestro país. Antes de esto, era un espectáculo ver a los fanáticos del fútbol sentados al “modo indio” como adorando a los ídolos de carne y hueso que en ese entonces eran “Candado” Roa, “Chico” Pillado o “Rucio” Saavedra. O que fueron testigos de la creación de la jugada más bella que puede presentarse en un partido de fútbol: La “chilenita”, creada por el chorero de origen vasco, Ramón Unzaga Asla.

En la inauguración de la nueva superficie verde, se repletó el estadio para ver el partido entre el cuadro de Naval y la Selección Nacional que se preparaba para el Mundial de Chile1962. El resultado favoreció a la Roja por 4 goles a 0.

Hoy, el club más identificado con el estadio, Naval, actúa como local en este recinto con capacidad para 12 mil espectadores, el que además acoge las más diversas manifestaciones deportivas y recreativas de empresas, instituciones y de la comunidad porteña en general.

Himno de Naval

Naval, naval, naval,
que vas a la pista a luchar,
jamás, jamás, jamás,
te dejes dominar.

Nuestra bandera por siempre ha de flamear,
nuestros esfuerzos así lo han de lograr,
y cuando a la escuela volvamos
coronados de laureles triunfadores cantaremos,

Naval, naval, naval
que vas a la pista a luchar,
jamás, jamás, jamás,
te dejes dominar.

Ya tus esfuerzos el triunfo nos dará,
y nuestras manos aplausos rendirán,
a aquellos que en las competencias
dan su todo por la escuela y por su honor.

Fuimos a luchar, fuimos a ganar,
nuestra antigua tradición lo exige así,
por cumplirla fiel lucharemos bien,
paladines somos en la dura lid.
Nuestro fin sólo es el deporte,
y el ganar aunque nos importe
sólo cumplirá con nuestra tradición.


Fuentes