Forseti

Revisión del 09:27 22 feb 2021 de Irma gt (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Forseti
Información sobre la plantilla
Deidad
Forseti.jpg

Forseti . Dios nórdico, hijo de Balder con la diosa Nanna, dios de la justicia, la paz y la verdad en la mitología nórdica. Era considerado el más sabio y elocuente de los dioses de Asgard. También fue reconocido como el dios de la justicia y la justicia, por lo que se le dio a vivir en el Palacio de Glitnir.

Características

Forseti era hijo de Balder el dios de la luz y Nanna, la diosa de la pureza inmaculada. Fue reconocido por su gran sabiduría y elocuencia, de hecho, era el más gentil entre todos los dioses.

Cuando los dioses de Asgard supieron de la existencia de Forseti y las virtudes que le caracterizaban, le concedieron un puesto en la sala del consejo. De esta forma fue reconocido como el dios de la justicia y la rectitud, por lo que le hicieron entrega del palacio de Glitnir para que lo habitara. Según la mitología nórdica , este palacio se sostenía en columnas de oro y techo de plata, tan resplandeciente que se podía distinguir desde muy lejos. A este lugar todos acudían en la búsqueda de solución a cualquier tipo de conflicto.

Se cuenta que Forseti recibía los casos de desacuerdos entre dioses y humanos, sentado en un trono, atendía a cada una de las partes y luego emitía una sentencia equitativa. Generalmente sus decisiones eran inequívocas y justas. Con su modo tan elocuente de abordar a las partes en conflicto, generalmente obtenía acuerdos y reconciliaciones hasta en los casos más difíciles. Los convenios acordados eran cumplidos sin demora y de manera exacta, pues nadie se arriesgaba a conocer la cólera de Forseti que indudablemente los llevaría a la muerte.

Leyenda

Según cuenta la leyenda hay una isla conocida como Forseti, territorio que es considerado un lugar sagrado, porque allí el mismo dios estaba presente a un grupo de 12 abogados a los que les hizo entrega de las leyes que gobernarían a sus pueblos.

Fuentes