Frank H. Netter

Revisión del 22:54 6 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Frank H. Netter
Información  sobre la plantilla
Frank H Netter.JPG
NombreFrank Henry Netter
Nacimiento25 de abril de 1906
Nueva York, USA Bandera de los Estados Unidos de América
Fallecimiento17 de septiembre de 1991
Nueva York Bandera de los Estados Unidos de América
DoctoradoUniversidad de Nueva York
Año de doctorado1933
EspecialidadMedicina


Frank H. Netter: Fue un médico y artista-anatomista estadounidense universalmente conocido, autor entre otros del célebre Atlas de Anatomía Humana, mayoritariamente utilizado por estudiantes del área de la medicina y la salud, por su calidad pedagógica e iconográfica.

Sus inicios

Es muy conocido por sus libros de ilustraciones médicas, con los cuales casi todos los médicos y estudiantes de medicina de las últimas décadas han aprendido y repasado los conceptos de anatomía. Sus ilustraciones son realmente espectaculares. Frank fue un neoyorkino nacido el 25 de abril de 1906 que durante toda su infancia quiso ser un artista. Mientras todavía estaba en secundaria, obtuvo una beca para estudiar en el “National Academy of Design”. Lo más interesante fue que, para poder cumplir la beca, se dedicó a estudiar de noche, a la vez que seguía yendo a la escuela durante el día.

Luego continuó sus estudios en la “Art Students League of New York” y con distintos profesores particulares. De esta forma, pudo iniciar una fructífera carrera artística y ya en los mediados de los años 20, Netter era un artista exitoso y hacía desde “advertising layout and design to pretty girls for calendars and movie stars’ portraits” (diseño de publicidad hasta calendarios de mujeres bonitas y retratos de estrellas de cine). Incluso llegó a trabajar en el Saturday Evening Post y el New York Times.

Aún con todo este historial, su familia no estaba de acuerdo con su carrera. Su madre, especialmente, pensaba que su estilo de vida y elección de carrera lo llevaría a la ruina y constantemente le insistía que se convirtiera en médico. Y lograron convencerlo. Luego de la muerte de su madre, Frank comenzó a estudiar medicina. Hizo su College en el City College de Nueva York y completó sus estudios en la Universidad de Nueva York. Luego de eso, realizó su residencia quirúrgica en el Bellevue Hospital. Finalmente estaba listo para iniciar su práctica médica.

La medicina y sus dibujos

Pero los tiempos no eran los adecuados para Netter como médico. Era 1933 y la Gran Depresión todavía golpeaba fuertemente a Estados Unidos. El mismo Frank contaba que “there was no such thing as medical practice. If a patient ever wandered into your office by mistake, he didn’t pay. (…) There seemed to be more demand for my pictures than there was for my practice” (La práctica médica no existía. Si un paciente, alguna vez por error entraba a tu consulta, no pagaba. (…) Parecía haber más demanda por mis dibujos que por mi práctica médica.)

Para poder mantener algún tipo de ingreso, Frank volvió a dedicarse con mayor fruición a la ilustración, actividad que no había abandando por completo durante sus estudios. Incluso realizó varios trabajos para sus profesores siendo alumno. Viendo la calidad de sus ilustraciones, varias empresas, especialmente farmacéuticas, comenzaron a requerir de sus servicios para vender nuevos productos, como por ejemplo, la Novocaina.

Cuando finalmente se decidió a dejar de lado la medicina y dedicarse a dibujar fue en el momento en que tuvo un malentendido del que salió muy beneficiado. Frank pidió $1500 dólares por una serie de 5 ilustraciones, sin embargo, quien lo contrató entendió que los $1500 eran por cada ilustración. Luego de este lucrativo acuerdo, Netter se decidió, como les contaba, a dedicarse únicamente a dibujar.

Su entrada en la empresa CIBA

En 1936, la empresa CIBA Pharmaceuticals le pidió que dibujara una serie de ilustraciones de un corazón abierto, para promover la venta de digital. Este dibujo fue muy popular entre los médicos e incluso se volvió a imprimir, esta vez sin la publicidad. Como era de esperar, este dibujo fue aún más popular.

Siguiendo este modelo, Netter realizó muchas otras ilustraciones de órganos abiertos. Luego se dedicó a producir ilustraciones acerca de distintas patologías, que repartía en formato de tarjetas dentro de carpetas con publicidad de CIBA. Nuevamente el éxito fue rotundo. Incluso, CIBA llevó estas ilustraciones a un libro, llamado CIBA Collection of Medical Illustrations, consistente en 8 volúmenes y 13 libros. Netter había planeado este proyecto ya en 1956, presentándolo como “a monumental project illustrating the entire anatomy and pathology of the human body, system by system, and this project I expect will occupy the major part of what remains of my working career.” El último volumen fue publicado dos años después de su muerte, el año 1993. Esta obra constituye una de las obras ilustrativas de anatomía más extensas del siglo XX.

Durante la segunda guerra mundial, Netter dirigió la producción de material gráfico para el Departamento Médico de la Armada. Ya en 1948, CIBA volvió a publicar las ilustraciones de Netter, esta vez en una serie de revistas llamadas Clinical Symposia. Estas revistas consistían en pequeños folletos que discutían de forma extensa un artículo sobre una condición médica, acompañada por abundantes ilustraciones de Netter. La serie de Clinical Symposia se produjo hasta los años 90.

Los siguientes cuarenta años, Netter se dedicó a trabajar en su Collection of Medical Illustrations, a la vez que contribuía en Clinical Symposia y en una que otra publicación. Sin embargo, ya en 1985, Frank dejó de lado la Clinical Symposia para poder concentrar sus energías las Collection y otro gran proyecto, al que le decía “su Capilla Sixtina”: un atlas de anatomía. Después de muchísimas e intensas peticiones de médicos, estudiantes y docentes, Netter decidió, junto con su editor Sharon Colacino, recolectar todo el material que tenía, hacer un plan de que era lo que tenía que mostrar y dibujar lo que le faltaba. En 1989 el Atlas de Anatomía Humana estaba listo y publicado. Actualmente consta de 5 ediciones y es uno de los libros más conocidos por docentes y estudiantes de medicina y carreras afines.

Fallecimiento

Murió el 17 de septiembre de 1991 en Nueva York, dejándonos más de 4000 obras anatómicas e ilustraciones médicas. Sin duda, es uno de los grandes de la docencia médica.

Premios y honores

  • 1966, Townsend Harris Medal, City College of New York
  • 1969, The Harold Swanberg Distinguished Service Award, American Medical Writers Association
  • 1973, Distinguished Service Award, National Kidney Foundation
  • 1979, Resolution of Commendation, Florida State Legislature
  • 1981, Distinguished Service Award, American College of Cardiology
  • 1981, Honorary Degree, Doctor of Science, New Jersey College of Medicine and Dentistry
  • 1985, Honorary Degree, Doctor of Science, Georgetown University
  • 1986, Life Achievement Award, Society of Illustrators
  • 1986, The Solomon A. Berson Medical Alumni Achievement Award, New York University School of Medicine
  • 1986, Honorary Degree, Doctor of Science, University of Sherbrooke, Canada
  • 1986, Lifetime Achievement Award, Association of Medical Illustrators
  • 1986, Dedication of the Netter Library, CIBA-Geigy Corporation
  • 1987, Honorary Member, Radiologic Society of North America
  • 1988, Honorary Award for Contribution to Knowledge of Musculoskeletal System, American Academy of Orthopedic Surgeons
  • 1988, Honorary Fellowship, Medical Artists Association of Great Britain
  • 1990, Award of Special Recognition, Association of Medical Illustrators
  • 1990, Honorary Member Award, American Association of Clinical Anatomists.

Fuentes