Leonor de Trastámara

Revisión del 12:15 23 oct 2018 de Elisa11023 jc.vcl (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Ficha Noble |nombre = Leonor de Trastámara |título = reina consorte de Navarra, desde 1403 |imagen = Leonor-trastamara1.jpg |tamaño de imagen = |epígrafe =...»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Leonor de Trastámara
Información sobre la plantilla
reina consorte de Navarra, desde 1403
Leonor-trastamara1.jpg
Nacimiento 1363,
Loiret, Francia
Fallecimiento 27 de febrero de 1416
Pamplona, España
Entierro Catedral de Pamplona, Pamplona, España
Cónyuge/s Carlos III de Navarra (m. 1375)
Descendencia Blanca I de Navarra, Juana de Navarra, condesa de Foix, Beatriz de Navarra, Isabel de Navarra

Leonor de Trastámara (1362Pamplona, 1415), hija de Enrique II el de las Mercedes y de la infanta Juana Manuel, fue una Infanta de Castilla y reina consorte de Navarra, desde 1403. Leonor de Trastámara es otra de muchas reinas del solar hispano de la que se sabe muy poco pero cuyo papel en la corte castellana y navarra fue importante para el devenir de aquellos reinos. Hija de Enrique II, se casó con Carlos III de Navarra, conocido como El noble. Durante la regencia de su sobrino ayudó a gobernar en Castilla y después en Navarra, como reina, tuvo siempre un papel activo en el gobierno del reino. La muerte de seis de sus ocho hijos sumiría a la reina en una terrible tristeza y soledad.

Biografía

Nació en el año 1360, hija de Enrique II de Trastámara y doña Juana Manuel, hija a su vez del poeta don Juan Manuel. Su abuela paterna, de la que recibió su nombre, fue la amante de Alfonso XI de Castilla, doña Leonor de Guzmán. Leonor pasó su infancia viajando por distintos puntos de la península junto a sus padres. Y es que en aquel tiempo, Enrique, su padre, se encontraba sumergido en el conflicto dinástico con su hermanastro, Pedro el Cruel, que, como es bien sabido, terminaría con la muerte de este y el inicio de la Dinastía Trastámara en el trono. Pero en el momento de nacer Leonor, Enrique aún no había ganado la batalla y se encontraba refugiado con su esposa en Zaragoza donde esta dio a luz. No fue hasta seis años después que la pequeña Leonor y su madre se reunían con el entonces rey Enrique II quien fue coronado en las Huelgas de Burgos. La tranquilidad familiar y dinástica duró muy poco y Juana tuvo que marchar de nuevo a Zaragoza con su hija y después al Languedo. En Francia dejaron sus padres a la infanta pues aún no estaba asegurada la corona en la testa de Enrique.

El 23 de marzo de 1369 Enrique asesinaba a Pedro en Montiel y Enrique y Juana se convertían definitivamente en reyes de Castilla. Fue entonces cuando Leonor fue reclamada por su padre para utilizarla en sus acuerdos políticos. Primero intentó que la infanta fuera moneda de cambio para sellar la paz con Portugal pero terminaron casándola con el heredero de Navarra.

En 1375 se celebrara el matrimonio entre Leonor y Carlos y este se trasladaba a vivir a la corte castellana según los acuerdos firmados entre los reyes de Castilla y Navarra.

La tranquilidad vivida por la nueva pareja los primeros meses de matrimonio se vio rota tres años después cuando Carlos fue hecho prisionero en Normandía por el ejército francés. Tres años pasaría retenido en Francia, un tiempo en el que al desconsuelo por la lejanía de su esposo se sumó las muertes de su padre, en 1379 y su madre, en 1381.

Cuando Carlos regresó de su reclusión en Francia, él y su mujer fueron puestos bajo la protección de Juan I, hermano de Leonor con quien Carlos congenió desde el primer momento. Fueron unos años tranquilos en los que empezaron a nacer los primeros vástagos de la pareja.

En 1387 fallecía Carlos II de Navarra y su hijo heredaba el trono. Leonor se convertía entonces en reina de Navarra. Pero Leonor permaneció muy poco tiempo en su nuevo reino. Aquel mismo año partía a Castilla, para permanecer junto a su hermano en un viaje que se suponía una breve temporada de recuperación tras una enfermedad pero que terminó convirtiéndose en una larga estancia de siete años. Celos, falta de ayuda económica e incluso un miedo patológico a ser envenenada por el propio rey su marido, fueron algunos de los argumentos que se barajan para intentar entender la huida de Leonor de Navarra.

Durante su estancia en Castilla fallecía su hermano y subía al trono el niño rey Enrique III. Leonor se volcó entonces de lleno en el gobierno del reino de su sobrino. Fue en 1394, cuando Enrique III tenía dieciséis años que negoció con Carlos III de Navarra la vuelta de su tía con su marido. Tras un tiempo de resistencia y de intento de Leonor de no volver a Navarra, en abril de 1395 volvía de nuevo a su reino.

Desde entonces y hasta su muerte, Leonor fue una reina respetada por su pueblo y reconciliada con su marido. En 1402 empezaba sin embargo un tiempo oscuro para la reina al ver perder a seis de sus ocho hijos. En 1413, poco después de la muerte de su hija Juana, Leonor redactaba su testamento. Fallecería dos años después. Hizo su testamento en Olite en 27 de julio de 1414, disponiendo que su cuerpo fuese enterrado en Santa María de Pamplona, alto ó bajo como el rey su señor ordenase, y en hábito de San Francisco; pero encima de su sepultura debía ponerse su efigie con vestiduras reales y el cordón de la orden ceñido. Dejaba las reliquias de su capilla de palacio para la de la iglesia donde se enterrase, y eran un crucifijo de oro con camafeos y piedras preciosas, una cruz de plata de 4 marcos, un cáliz con su patena y vinajeras, un incensario, un hisopo, una lámpara, un relicario para poner el Santísimo, y tres paños de oro. Dejaba además algunas mandas. Decía que estando tratado matrimonio de su hija doña Isabel con el infante don Juan, hijo segundo del rey don Fernando de Aragón, y mandándole 40.000 florines, comprendidos 35.000 en que se estimaban la villa y castillo de Maderuelo, si no llegase el caso de verificarse el matrimonio quería que se vendiesen dando 12.000 florines a la infanta y que lo demás se partiese con igualdad entre los herederos de la reina. Según Castro, murió el 27 de febrero de 1416. Su epitafio en el magnífico mausoleo de la catedral de Pamplona reza: "Aqui iaze sepellida la reyna D.ª Leonor, infanta de Castilla, mujer del rey D. Karlos IIII, que Dios perdone. La cual fué muy buena reyna, sábia é devota; é finó quinto día de marzo del año de 1416. Rogad á Dios por su alma".

Matrimonio y descendencia

Contrajo matrimonio en Soria con el infante Carlos, futuro Carlos III de Navarra, el 27 de mayo de 1375. Fruto de su matrimonio nacieron los siguientes hijos:

  • Juana (1383-julio 1413), casada con Juan III, conde de Foix.
  • Blanca (1385 - Santa María de Nieva, 3 de abril de 1441), sucesora de su padre como reina de Navarra.
  • María (1388-Pamplona, 6 de enero de 1406).a
  • Margarita (1390-1403/25),
  • Beatriz (1392-1415), casada con Jaime II, conde de la Marche.
  • Isabel (1395 - después del 31 de agosto de 1435), casada con Juan IV, conde de Armagnac.
  • Carlos (Pamplona, 15 de agosto de 1397-12 de agosto de 1402), príncipe de Viana.
  • Luis (Olite, 1401-14 de octubre de 1402), príncipe de Viana.

Fuentes

  • www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=leonor-de-trastamara