Maracuyá o Fruta de la Pasión

Revisión del 12:27 9 abr 2013 de Yenisleibys1303ad may.jc (discusión | contribuciones) (Construcción de las rejas)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Maracuyá o Fruta de la Pasión
Información sobre la plantilla
Maracuya1.jpg
Nombre Científico:'
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Violales
Familia:Passifloraceae

Maracuyá o Fruta de la Pasión: el nombre viene de la Pasionaria, la flor que se parece a la corona de espinas de Jesucristo y a los clavos del madero. Se usa a menudo para simbolizar los hechos ocurridos en las últimas horas de la su vida.

Características

Es de origen tropical y forma parte de numerosas especies de plantas trepadoras de la familia de las Pasifloráceas con flores características. Algunas son importantes en su función ornamental, otras se cultivan por sus frutos comestibles con un sabor agridulce.

La mayor parte de la producción de este vegetal se dedica a la elaboración de zumo, aunque también está ganando popularidad para degustar en postres.

Propiedades

Este regalo de la naturaleza se destaca por su aporte en proteínas, carbohidratos y grasas, así como la abundancia de vitaminas A, B1, B2, B12 y C. También tiene una apreciable riqueza mineral, destacando su contenido en calcio, hierro, potasio, magnesio y fósforo. Para que se tenga una idea de cuánto proporciona, digamos que tiene un valor energético de 78 calorías, 2.4 milgramos de hidratos de carbono, 5 mg de Calcio, 17 mg de Fósforo, 0.3 mg de Hierro, 684 mg de vitamina A activada, 0.1 mg de vitamina B2 (Rivoflavina), 2.24 mg de Niacina y 20mg. de C. Provitamina A o beta caroteno, ambas fundamentales para nuestro organismo, para tener un pelo sano, el cuidado de la piel, la visión y el sistema inmunológico.

Su composición tiene un elevado porcentaje de agua, casi las tres partes de su peso, su aporte más notable.

Utilidades

Desde el punto de vista medicinal el zumo del Maracuyá se recomienda para bajar la presión y es muy efectivo por su acción tranquilizante; también para las personas que cuidan su línea por tener muy bajo aporte calórico y además brinda un gran aporte de fibras, ideal para las personas con estreñimiento. Una rica fuente de Vitamina C para prevenir afecciones catarrales. El fruto se consume fresco en su forma natural o en jugo. Se utiliza para preparar refrescos, néctares, yogurts, mermeladas, licores, helados, pudines o enlatados. El uso en repostería comprende la preparación de tortas y queques. En confitería, para mezclar jugos con frutas como cítricos, guayaba y piña entre otros. Según el Instituto de Tecnología y Alimentos del Brasil, el aceite que se extrae de sus semillas puede ser utilizado para la fabricación de jabones, tintas y barnices. También puede ser refinado para fines comerciales. Es comparable, en valor nutritivo y digestibilidad con el aceite de algodón.

Variedades

El Maracuyá de color morado crece bien en las tierras más altas. La fruta amarilla es más comunmente conocida como la granadilla. Esta tiene un fruto más grande y un rendimiento más alto, pero el sabor es más ácido. Crece mejor en las zonas calurosas y bajas. El injerto de Maracuyá morada en las plantas de granadilla puede resultar muy exitoso.

Los agricultores continúan produciendo nuevos híbridos, éstos no crecen idénticos a la planta original, por lo que sólo se pueden diseminar mediante injertos. Las plantas híbridas también necesitan a veces ayuda en la polinización de las flores.

Pestes

La mayoría de las pestes son el resultado de daños a la planta. A veces las pestes se pueden controlar cortando la parte enferma.

Cultivo

Las plántulas se pueden cultivar en almácigos abiertos mucho mejor que en envases pequeños; normalmente, tubos plásticos, latas firmes, tetras de leche y hojas de banano pueden también ser buenos envases. Los envases deben tener 10 cm de diámetro y 20 cm de longitud. Llenarlos con tierra buena y plantar varias semillas frescas en cada uno. Regar regularmente y cubrir con mantillo hasta que germinen. Permitir que dos o tres semillas crezcan en cada envase. Trasplantar a las 8–10 semanas. Se pueden hacer esquejes de los brotes saludables sacados de las plantas que sean particularmente buenas, utilizando un cuchillo afilado. Los esquejes deben tener 15cm de longitud y dos o tres nudos de hojas. Cortar la hoja inferior a la altura del nudo. Plantar los esquejes firmemente (alrededor de 5cm de profundidad) en los envases a la sombra y regar bien durante un mes. Al cabo de esto se puede quitar la sombra. El injerto se efectúa con plántulas robustas de granadilla que tengan entre 20 y 30cm de altura. Cortar el tope, dejando un tallo de alrededor de 10cm de alto y hacer un corte de 3cm en la parte superior. Poner allí un brote en forma de cuña que provenga de una variedad buena y de alto rendimiento. Cubrir el injerto con cinta de plástico (cortar una bolsa plástica usada) y mantener la planta a la sombra y bien regada durante un mes. Quitar la sombra y permitir que crezca durante uno o dos meses más antes de plantar en el exterior.

Maracuyainjerto1.jpg










El Maracuyá crece mejor en rejas en las que estén bien afirmadas y plantadas a 3m de distancia y 2m entre hileras. Al comienzo las plantas se guían con estacas para producir los zarcillos. Permitir que crezcan dos brotes robustos y podar los otros brotes en forma regular. Construir el sistema de rejas mientras las plantas crecen (véase a continuación).

MARACUYA GUIAR.gif











Una vez que los brotes mayores lleguen a los alambres, se les permite que crezcan a lo largo de ellos. Se formarán brotes secundarios, los que colgarán hacia abajo formando una cortina de brotes. Hay que evitar que estos brotes se enreden demasiado. Los nudos apretados favorecen las pestes.

Los enredos como este favorecen las pestes

MARACUYA ENDEROS.gif







Podar los brotes antes de que toquen la tierra para evitar las pestes. Nunca se deben apoyar los brotes que hayan estado en contacto con el suelo encima del alambre. En el curso de las estaciones, podar regularmente los brotes secundarios que sean débiles o que estén apestados, pero nunca los brotes más grandes. Recortar los brotes que hayan dejado de producir fruta.

MARACUYA PODA.gif










Cosecha

Las plantas comenzarán a producir frutos entre 8 y 20 meses después de plantarse. Se produce fruta durante todo el año, pero normalmente hay períodos más fructíferos en los que se puede cosechar. El período de producción de las plantas será de 3 a 6 años. A menudo, las plantas de más alto rendimiento se morirán primero. Al madurar, la fruta caerá al suelo, desde donde se puede recoger. El terreno se debe mantener limpio de malezas, aunque unas pocas plantas bajas que cubran el suelo pueden ayudar a evitar daño a la fruta. Las raíces de el Maracuyá cubren un espacio muy amplio de hasta 6m de diámetro y a menudo están muy cerca de la superficie del terreno. Incluso el cavar muy poco puede causar daño. La siembra de plantas de cobertura baja, tales como las arvejas, pasto o lablab puede ser la mejor respuesta.

Siempre es mejor dejar que los frutos maduros se desprendan solos. La fruta cosechada a mano tiene un jugo menos dulce, se reduce la calidad y se puede estropear la planta, lo que puede acarrear pestes.

Construcción de las rejas

Es común ver rejas que se desploman a causa del daño causado por las termitas al cabo de uno o dos años. Se debe utilizar madera firme y de buena calidad que sea resistente a las termitas o

Lo ideal sería utilizar postes de 20cm de diámetro y de 2,6m a 2,8m de largo. Enterrarlos 60cm en el suelo y atarles el alambre para cercas. Hay una variedad de formas de afirmar el alambre y las hileras de postes a fin de que se mantengan ergidas. Espaciar los postes a 6m entre ellos y dejar dos brotes guías entre ellos.

Fuente