Nervio vestibulococlear

Revisión del 16:43 11 mar 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «Category: Ciencias Médicas» por «Categoría:Ciencias médicas»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Nervio vestibulococlear
Información sobre la plantilla
Funcion-nervio-auditivo.png

Nervio auditivo. También llamado nervio vestibulococlear o nervio estatoacústico, es el octavo de los doce nervios craneales. Es responsable del equilibrio y la función auditiva. Es un nervio aferente de tipo sensorial. Consta de dos orígenes, uno real y otro aparente.

Ubicación

El origen del nervio auditivo se encuentra en los ganglios periféricos. Por su parte, el nervio coclear comienza en el ganglio de Corti y el vestibular, en el de Scarpa. El grado de mayor o menor equilibrio se valora en función de la estabilidad del cuerpo que conecta el oído con el tallo cerebral.

Está compuesto

Por el nervio coclear, que transporta la información sobre el sonido y el nervio vestibular, que transporta la información sobre el equilibrio. Se transmiten los impulsos nerviosos desde las células ciliadas, situadas en el oído interno, hasta el cerebro, donde se da significado a los sonidos, es decir, donde se realiza la percepción auditiva. Cuando estas células se mueven, envían señales eléctricas al nervio auditivo, que es donde se procesa la información sonora recibida por el oído externo, por lo que resultan fundamentales para que podamos oír.

Función

El nervio auditivo es la proliferación de información a través de los sonidos egresados del ambiente exterior. Permite entonar información procesada a través de los sonidos y esa es su principal función. Para nuestro cuerpo es importante en lazar información procesada, que resulta procedente de contenido que va dirigido hacia el cerebro y estimula la propagación de instrucciones. El cuerpo humano requiere enlazar distintos métodos para comunicar mensajes del mundo exterior, tales como una canción, un saludo o simplemente una entonación. El nervio auditivo se encarga de complementar la información y hacer que este contenido llegue a nuestro cerebro de manera secuencial y empaquetada.

Los nervios que se acumulan en todos nuestro cuerpo tienen una variante importante, ayudan a transmitir mensajes emisores y estos tienen lujar de encuentro principal con agentes receptores ampliando y consolidando la información, haciendo versátil del despliegue de contenido que se dirige hacia el cerebro y este actúa posicionando una orden o simplemente una instrucción de cumplido en la base de comunicaciones principales que comunican nuestro cerebro con todo el organismo.

Percibir la información de sonidos, ha sido una de sus funciones. Se enfoca en captar y analizar prolijamente lo recibido, por ende los nervios que los unen desempeñan un enfoque importante al momento de transmitir la información hacia el cerebro. Nuestra cuerpo es una máquina que envía recibe, analiza pero sobre todo ejecuta acciones de acuerdo a sus procedencias. Los reflejos se catalogan como una función relevante del nervio auditivo, se encarga de descifrar posiciones adversas y ayuda al congestionamiento del cuerpo, detectando movimientos y ejerciendo una acción, que viene seguida por una orden dada por el cerebro. Sin duda alguna el nervio auditivo forma parte del sentido que le da vida a nuestro ejercer, ayudándonos a relacionar y diferenciar diferentes tipos de sonidos que nos ayudan a comunicar y percibir mensajes.

Véase también

Fuentes