Sartén

Revisión del 07:45 26 jul 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Sartén
Información sobre la plantilla
Sate.jpeg

Sartén: Utensilio de cocina, metálico y redondo, de poca altura y largo mango; se usa especialmente para freír. De origen latino, este término es muy antiguo en castellano (siglo XIII).

Historia

En España se dice mayoritariamente la sartén y el escaso uso con artículo masculino es de habla popular. En algunos países americanos desde México hasta Chile alternan ambas concordancias; en la Argentina, en cambio, el sartén es la forma usual también en el habla culta. En el Perú, se asocia su uso con el artículo femenino al habla culta y con el masculino al habla popular. El uso de la palabra sartén, posee claras variaciones dependiendo de la zona geográfica.

Los defensores del género masculino de sartén suelen argumentar que, aunque en latín sartago era femenino, en general, todos los sustantivos terminados son masculinos: andén, edén, almacén, terraplén, y que por eso herrén y llantén, que eran femeninos en latín (ferrago, plantago), se han hecho masculinos en castellano. Creen que sucede lo mismo con sartén.

Precauciones de la sartén

  • Las sartenes se someten a duras pruebas durante su uso.
  • Deben soportar un calor muy elevado y resistir cambios bruscos de temperatura al añadir líquidos fríos.
  • La superficie debe ser resistente a las palas.
  • Las sartenes WMF cumplen todos estos requisitos de calidad.
  • Se caracterizan por estar hechas con los mejores materiales y por su excelente fabricación.
  • Cuando esté cocinando coloque el asa de la sartén hacia dentro, de modo que no estorbe. De lo contrario podría chocar con él y derramarse el contenido por encima (el clásico accidente con el aceite hirviendo). Pero tenga cuidado de que el mango no quede colocado sobre otro fuego encendido, algo especialmente peligroso si es de plástico o madera, pues puede arder.
  • No caliente la sartén vacía pues eso daña el material. El teflón puede emitir sustancias tóxicas si se calienta a más de 280 ºC. Pero incluso en ese caso, la cantidad de sustancias tóxicas que puede concentrarse en una habitación que se ventile habitualmente es totalmente inocua para el hombre. Los pájaros, por ejemplo, sí podrían resultar afectados por esas emanaciones… pero también por las que surgen de cualquier alimento que, en un descuido, se haya quemado más de la cuenta.
  • ¿Teme que alguna partícula de teflón acabe mezclada con su comida? No se preocupe: es inerte e inofensivo para el hombre, incluso aunque se ingiera en pequeñas cantidades.

Características

Los materiales más comunes de fabricación de sartenes son:

  • Acero no aleado. Es apropiado para todo tipo de cocinas.
  • Metales de fundición como acero fundido, hierro fundido y aluminio fundido: tienen el inconveniente de pesar más, pero son las preferidas por los grandes chefs debido a que no se sobrecalientan fácilmente y el calor se reparte de manera más uniforme. Gracias a que el material es más grueso, permiten más usos que sólo freír y saltear.
  • Aluminio: es un material ligero que consigue una óptima distribución del calor. Sin embargo, no está indicado para cocinas de inducción. El aluminio es un material oxidable. Es cuestionable si su ingestión produce daños cerebrales, por lo que no es conveniente que los alimentos entren en contacto con el aluminio.
  • De cobre: estaban más extendidas en la antigüedad, aunque su uso ha quedado restringido por el elevado precio del cobre, tiene como ventajas la elevada transmisión térmica (no guarda calor, aunque también puede ser una desventaja), su ligereza, y que el cobre es inoxidable.
  • Acero inoxidable: puede presentar problemas en las mencionadas cocinas de inducción.

Existen en el mercado muchos tipos de sartenes, pero se podrían englobar en tres grupos diferenciados:

  • Sartenes de fundición de hierro
  • Sartenes cerámicas antiadherentes
  • Sartenes con teflón antiadherentes

Se ha dicho y se ha publicado mucho sobre las contraindicaciones de los antiadherentes que mayoritariamente se siguen comercializando: La mayoría de sartenes utilizan PTFE (politetrafluoroetileno), también conocido como Teflón en sus antiadherentes; éste se degrada a partir de 260ºC y emite gases tóxicos.

Para fabricar PTFE es necesario ácido perfluoroctánico (PFOA), que además de ser extremadamente contaminante puede considerarse carcinógeno, es decir, puede producir cáncer.

¿Por qué las nuevas sartenes GreenPan son ecológicas? Porque a diferencia de los antiadherentes más habituales que contienen PTFE, en el proceso de fabricación del nuevo revestimiento antiadherente Thermolon (sin PTFE) de las sartenes GreenPan se utiliza el 50% de energía y se reduce considerablemente la emisión de CO2.

Además, no se usa PFOA que es muy persistente en el medio ambiente. La filosofía de producto ecológico de GreenPan se ve reforzada con la utilización de materiales reciclados en embalajes, packaging y comunicación.

Además, GreenPan es un producto totalmente reciclable. ¿Por qué las nuevas sartenes GreenPan son saludables? En la fabricación de antiadherentes de PTFE se utiliza PFOA, que ha podido detectarse en la sangre humana.

La EPA, Agencia de Protección del Medio Ambiente, considera al PFOA como probablemente carcinógeno y ha aprobado una resolución por la cual solicita el inicio del proceso de eliminación del PFOA a partir de 2010 y su desaparición total desde 2015. El antiadherente Thermolon de GreenPan no contiene PTFE ni PFOA.

Algunos consejos prácticos

  • Se recomienda evitar el uso de cucharas metálicas para no rayar el interior de las sartenes. Durante la cocción, se pueden usar en su lugar utensilios fabricados en madera o plástico (este último desaconsejado por degradarse el plástico con el calor, mezclándose con los alimentos, y siendo generalmente los plásticos tóxicos y cancerígenos).
  • Es recomendable lavar las sartenes con esponja evitando introducirlas en el lavavajillas o el uso de estropajos metálicos.
  • Para evitar pérdidas de calor es imprescindible escoger la sartén más adaptada al tamaño de la cocina. Con ello, se evitarán también pegotes y olores por derramamientos sobre el fuego.
  • Es imprescindible orientar el mango de la sartén hacia el interior de la cocina para evitar posibles accidentes domésticos.
  • Es importante que el mango sea de un material aislante para evitar el calor en la mano, aunque una elevada disipación térmica del metal puede resolver este problema. El material aislante del mango, generalmente plástico, también sirve para darle una forma más ergonómica al mango de la sartén.

Fuentes