Saltar a: navegación, buscar

Águedo Morales Reina

Águedo Morales Reina
Información sobre la plantilla
Amr.jpg
Mártir internacionalista
NombreÁguedo Morales Reina
Nacimiento5 de febrero de 1953
Consolación del Sur, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento4 de diciembre de 1981
Nicaragua, Bandera de Nicaragua
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana

Águedo Morales Reina. Joven revolucionario consolareño, integrante del Contingente Internacionalista de Maestros “Augusto César Sandino” maestro internacionalista que pierde la vida en Nicaragua a manos de contrarrevolucionarios pagados por el Imperialismo Yanqui.

Síntesis biográfica

Nació el 5 de febrero de 1953 en la finca “El Sambito”, Consolación del Sur; en el seno de una humilde y numerosa familia campesina. Realizó sus primeros estudios en la escuela del barrio La Leña, hoy Manuel Fajardo, en el Sambito, combinando el estudio con el trabajo en el campo. Al cumplir los 14 años se incorpora a las organizaciones revolucionarias y participa en las actividades convocadas por la ANAP y los CDR. Fue cederista destacado.

Trayectoria revolucionaria

Por su condición de joven revolucionario y ejemplar, por su actitud ante las tareas de la Revolución, ingresa en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) en el año 1970.

Dentro de la UJC desarrolló una labor meritoria en todos los frentes. Ocupó cargos de dirección en el comité de base Magisterio Norte, y también fue miembro del Comité Municipal de Consolación del Sur.

Se destacó, sobre todo, en su trabajo con los niños, por lo que recibió el diploma de 5 años como guía de pioneros.

Responde al llamado de la Revolución para formar maestros primarios, y se incorpora a la labor docente, comienza a trabajar en la escuela “Manuel Fajardo”.

Misión en Nicaragua

En 1981, por sus magníficas condiciones como maestro y revolucionario, es seleccionado para ingresar en el Contingente Internacionalista de Maestros “Augusto César Sandino”, destinado a contribuir a la enseñanza en la República de Nicaragua.

Feliz y lleno de optimismo parte a cumplir con el sagrado deber del internacionalismo proletario. La tarea implicaba sacrificio, pero era hermosa y necesaria.

Durante su corta estancia en el hermano pueblo nicaragüense mantiene una actitud aguerrida ante cualquier tarea. Esto, unido a su sencillez, disciplina, carácter jovial y afectuoso, hacen de él un ejemplo a imitar, por lo que se gana el cariño y la admiración de todos sus compañeros.

Muerte

El 4 de diciembre de 1981, a sólo tres meses de encontrarse en Nicaragua, viajaba en una camioneta en compañía de otros compañeros, y al cruzar una quebrada en la comarca de “Aguas Sarcas” a 12 Km. al oeste de “Villa Sandino”, caen en una emboscada y son atacados por una banda de contrarrevolucionarios somosistas pagados por el Imperialismo Yanqui.

Águedo se enfrentó valerosamente a los agresores y trató de arrebatarle el arma a uno de los bandidos, momento en que recibió tres balazos que le causaron la muerte.

Moría así el revolucionario, el maestro, el internacionalista, como expresó su padre al conocerse de lo hechos: “Los asesinos de mi hijo no podrán matar su ejemplo”. Al morir contaba sólo con 28 años y tenía dos hijos.

Fuentes