Ángel Gaspar Pérez

Ángel Gaspar Pérez
Información sobre la plantilla
Angel gaspar 1.jpeg
Pitcher matancero
NombreÁngel Gaspar Pérez
Nacimiento30 de abril de 1943
Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Otros nombresCurro Pérez
CiudadaníaCubana
OcupaciónDeportista
Resultados deportivos
RécordsCampeón mundial

Ángel Gaspar Pérez. Destacado pelotero cubano. Conocido como el Curro Pérez, Pitcher, notable del Béisbol cubano, cuenta con aptitudes indiscutibles para este deporte, biotipo y amor apasionado, los heredó del padre Gaspar Pérez Rodríguez, quien fue también un pelotero completo. Se le recuerda como el “Héroe de Quisquella” debido a la brillante labor en el Campeonato Mundial celebrado en agosto de 1969 en el Parque de Quisquella en República Dominicana. Aún después de retirado continua jugando en equipos de veteranos.

Síntesis biográfica

Nace en Matanzas el 30 de abril de 1943, hijo de Felicia Guerra y Gaspar Pérez, conocido en el mundo deportivo como “Curro Pérez", debido a la ascendencia española. Fue un destacado jugador de Matanzas en los años 19401950.

La infancia se desarrolla en un marco de estrechez económica, cuando el país vivía una crítica atmósfera de pobreza. Comenzó los estudios primarios en la escuela # 19 (hoy Juan Ripoll) en la barriada de Versalles y más tarde, al comenzar a destacarse en el Béisbol se le ofrece una beca en el colegio Sagrado Corazón.

A los diez años el Curro comienza a jugar en el terreno de la Rayonera. A los once, junto a los tíos, integra un equipo de jugadores “Amateurs” en el que jugaba los jardines comenzando así ha adentrarse en los secretos del juego y acumular experiencias.

Después jugó en la Liga Infantil de Verano con diferentes equipos: “Méndez Hat”, patrocinado por una firma sombrerera de la ciudad,  “Sagrado Corazón” y más tarde al cumplir los 16 años pasa a la Liga Juvenil, jugando en el equipo de la Logia “Hijos de Los caballeros de la Luz”, hasta los 17 años. En toda esta etapa juega solo por el placer de hacerlo, atesorando así experiencias y conocimientos que le servirían más tarde en su fructífera trayectoria beisbolera.

Después de triunfo de la Revolución pasa a jugar en el equipo del Gobierno Provincial y más tarde en el que representaba la industria Cubanitro, luego pasa a la Liga Provincial, jugando primero en el equipo “Yumurí ” y después en el “Canímar”. Estos equipos se formaban a nivel de Provincia y los ganadores discutían posteriormente el campeonato Regional Occidental, antes de jugar el campeonato Nacional.

Participación en Series Nacionales y otros eventos relevantes

  • El año 1964 marca el inicio del “Curro” en Series Nacionales donde debuta con el equipo de Occidentales en el primer juego de la serie, cuya inauguración se realizó en el Estadio Latinoamericano con una concurrencia de más de 30 mil aficionados, ya presentaba credenciales de gran pitcher, al vencer 1x 0 o en cerrado duelo con el estelar Manuel Alarcón que lanzaba por Orientales. Esta serie en la que participaban cuatro equipos sirvió para demostrar la calidad del novato al que más tarde, por la resistencia se le conocería como el “hombre del brazo de hierro”.
  • En 1965, el joven lanzador es seleccionado para viajar a Indonesia, donde realizarían un tope amistoso con esa nación con el fin de que sus jugadores pudieran tomar algunas experiencias del béisbol cubano. Estos juegos de exhibición se desarrollaron con gran entusiasmo y los peloteros cubanos fueron muy bien acogidos.

Con la nueva estructura de las Series Nacionales pasa a jugar al equipo “Henequeneros”, con el cual gana 11 juegos, 9 seguidos por relevo, perdiendo solamente dos e implantando record en el campeonato 19651966. Además, fue el pelotero más destacado en sacrificios de toque en esa temporada, con siete.

  • Los equipos de Cuba y Puerto Rico llegaron empatados a la final de la Serie. En el juego decisivo abre lanzando el zurdo Rigoberto Betancourt, Cuba anota dos carreras, pero al llenarse las bases por el equipo contrario, entra el “Curro” a relevar en el segundo inning; este logra controlar la situación y lanza ocho entradas ganando finalmente el juego de dos carreras por cero. En este juego el pitcher cubano estuvo lanzando durante tres entradas y media con una dolorosa ampolla, era la altura del 5to inning; esto solo era conocido por el masajista, a quien el decidido jugador le hizo prometer que no diría nada, para poder terminar el juego, que confiaba en ganar como al fin lo logró. Al finalizar el encuentro al “Curro” le sangraba el dedo, ya que se le había abierto la ampolla que le ocasionó la costura de la bola.

Todo el pueblo de Cuba que estaba más pendiente que nunca de esta Serie, por las circunstancias políticas especiales existentes en aquel momento, siguió jugada a jugada este encuentro, sin sospechar el coraje desplegado por este modesto atleta al culminar el juego en forma magistral sobreponiéndose al dolor físico.

  • En estos Centroamericanos Gaspar “Curro” Pérez fue seleccionado entre los 10 mejores atletas del año. Al regresar la delegación triunfante con 190 medallas ganadas en buena lid, y aproximarse a la bahía de Santiago de Cuba el Buque Cerro Pelado, se produjo el más emotivo recibimiento que recuerda este atleta, decenas de helicópteros sobrevolaban la cubierta del barco y un grupo de pequeñas embarcaciones los rodeaban dándoles aplausos y vivas. La presencia de Fidel Castro en el deporte cubano no se hizo esperar y se acercó en una de las embarcaciones, subió a cubierta y le habló a los atletas felicitándolos. Fidel conversó personalmente con el “Curro” preocupándose ante todo por la mano lesionada, le interrogó para saber si le molestaba mucho para lanzar, y expresó “Verdad que tú eres guapo”.
  • En 1968, el “Curro” alinea con el equipo Henequeneros en la Serie Nacional, desarrollando una buena labor que lo situó entre los tres primeros lanzadores, siendo el pitcher que más juegos completos lanzara, con 18 y finalizando con 218 1/3 inning lanzados, implantando record nacional. Ese mismo año fue seleccionado para el equipo que viajó a México e Italia para efectuar topes amistosos.

Héroe de Quisqueya

En 1969 se efectuó el Campeonato Mundial celebrado en República Dominicana y que por su trascendencia y emotividad, ha pasado a la historia deportiva como uno de los campeonatos más importantes ganados por nuestro país. Estados Unidos presentaba un fuerte equipo y aspiraba a coronarse campeón del mundo, para los cubanos que habían sido derrotados por estos en México en 1968 era una cuestión de honor recobrar la supremacía beisbolera que siempre había ostentado.

Los dos equipos llegaron invictos al final de la serie y el martes 26 de agosto en el parque de “Quisqueya " se celebró el juego Final, en el cual Cuba se llevó la victoria. A continuación se explica parte de lo ocurrido en el juego.

En aquellos momentos todavía no existía el llamado bateador designado sino que el pitcher tenía su turno al bate como el resto de los jugadores; en aquel juego le correspondió al “Curro” Pérez la responsabilidad de ocupar el montículo, a partir de la quinta entrada, cuando ya los norteamericanos ganaban el juego por una carrera y a partir de ese momento logró mantener controlado a los bateadores norteamericanos.

Ya en el noveno inning el “Curro” viene al bate con un corredor en segunda (Tony González que había entrado a correr por Lázaro Pérez), después de batear varios “fouls”, pega un sencillo al jardín Central que es aprovechado por González para anotar desde segunda. Con un out, el juego empatado y el “Curro” en primera, Félix Isasi se sacrifica, pasando el Curro a segunda y anota, aprovechando un sencillo conectado por Rigoberto Rosique. Después de esto los lanzadores de equipo norteamericano logran controlar a la batería cubana. Cerrando la octava entrada, dos a uno a favor del equipo cubano.

Habiendo impulsado la carrera del empate y anotado la de la ventaja, toda la responsabilidad de mantener esa ventaja recae sobre el pitcher en este caso el propio Curro, que logra dominar a los bateadores norteamericanos no solo en el final del octavo sino también en el noveno donde se enfrenta a los bateadores de más fuerza del equipo contrario, el primero se va con un “fly” a las manos de Laffita y los otros dos son dominados sin batear, se van con tres strike cada uno. Así termina el juego, siendo los cubanos los indiscutibles campeones.

La brillante participación del “Curro” fue decisiva para que nuestro equipo resultara campeón. Las generaciones posteriores y presentes deben verlo como un pelotero capaz de vencer cualquier obstáculo, porque le sobraban condiciones para imponerse. Disponía de recursos, como en aquella memorable fecha, de 1969, donde fue pitcher y bateador decisivo lo que le valió el sobrenombre de Héroe de Quisqueya, dado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en el aeropuerto José Martí al recibir a los campeones.

Despedida del Béisbol activo

Nuestro valioso lanzador participó en 10 series nacionales, con 75 victorias y 62 derrotas, un promedio de 2,54 carreras limpias permitidas y la asombrosa cifra de 909 entradas lanzadas.

En 1977, el 20 de febrero en la inauguración del Estadio Victoria de Girón, el “Curro Pérez se despedía del Béisbol activo y de su afición que siempre lo recordará con cariño y admiración, por el coraje y la vergüenza que demostró en su larga vida deportiva.

Véase también

Fuentes

Datos tomados del: folleto 0034,Por qué el Héroe de Quisquella.Centro Provincial Informática del Deporte Matanzas;1996