Saltar a: navegación, buscar

Australia

Australia
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Australia
125px-Flag of Australia.svg.png
Bandera
Escudoaustralia.png
Escudo
Mapa de australia.gif
Mapa o ubicación de Australia
Gobierno
Forma de gobierno:Monarquía parlamentaria
Capital:Canberra
Idioma oficial:Inglés
Monarca
Gobernador General
Primer Ministro:
Isabel II de Reino Unido
Peter Cosgrove
Malcolm Bligh Turnbull
Características Generales
Superficie:7.686.850 km²
Población
 • Densidad
22.000.000 (2009) hab
2,5 hab/km²
Moneda:Dólar australiano (AUD)
Gentilicio:Australiano, australiana
Horario:UTC + 8 a +10

Australia. Su nombre tiene una doble etimología. Por un lado deriva del latín australis, del sur: leyendas de una tierra desconocida del sur (terra australis incognita), que datan de los tiempos romanos, eran frecuentes en la geografía medieval, pero inciertas. Por otra parte, Pedro Fernández de Quirós descubrió una isla en el archipiélago de las Nuevas Hébridas (actual Vanuatu) nominada Austrialia del Espíritu Santo, mezclando las palabras Austral, de la leyenda, y Austria, la dinastía a la sazón reinante en España, originando así el nombre con el que en el futuro se conocerían las tierras al sur de la Nueva Guinea.

El adjetivo neerlandés Australische era utilizado en el Siglo XVII por los oficiales neerlandeses en Batavia (actual Yakarta) para referirse a la tierra meridional descubierta hacía poco, en 1638. El nombre “Australia” se debe a la obra del navegante Matthew Flinders Un viaje a Terra Australis (A Voyage to Terra Australis) de 1814, el primero que lo circunnavegó. Pese al título, que reflejaba la opinión del almirante respecto a la toponimia legítima, Flinders usó la palabra “Australia”, y el éxito del cuaderno popularizó la palabra. El gobernador de Nueva Gales del Sur Lachlan Macquarie la usó después en los mensajes enviados a Inglaterra. En 1817 recomendó la adopción oficial y en 1825, el Almirantazgo Británico la rechazó.

Historia

Prehistoria

Pinturas rupestres.

La historia de Australia comenzó cuando el hombre llegó al continente australiano desde el norte hace más de 42.000 años (e incluso 68.000, según algunos estudios). Sin embargo, su historia escrita no empezó hasta que los exploradores neerlandeses la avistaran en el Siglo XVII. A pesar de haber sido vista desde el Siglo XVI por marinos portugueses y españoles, quienes por razones estratégicas habían mantenido en secreto su descubrimiento. No obstante, dieron a entender que la tierra austral era inhabitable y por lo tanto no la colonizaron, dejando así el camino abierto para las posteriores expediciones británicas. La interpretación de la historia australiana es un tema de discusión aún en la actualidad, particularmente en lo que se refiere al trato de los Aborígenes australianos por parte de los colonizadores europeos.

En lo referente a Australia, se entiende por prehistoria el período que se extiende desde la inmigración de los habitantes originarios hasta el primer avistamiento europeo confirmado, en 1606, el cual puede incluirse como parte de su historia temprana. Se considera que la prehistoria australiana es algunos miles de años más extensa que en otras partes del mundo debido a que no existen escritos de eventos humanos en el continente anteriores al contacto con los europeos. Recientes estudios han llegado a la conclusión que los primeros europeos que avistaron la isla, fueron los españoles cuando navegaban por el Pacífico.

En Australia se han encontrado cascos que pertenecen a soldados españoles del Siglo XVI y morteros, los que les servían para fabricar la harina. La fecha exacta de los primeros asentamientos humanos en Australia es aún tema de debate. Sin embargo, se cree que la tierra austral ha estado habitada por seres humanos desde hace entre 42.000 y 48.000 años; en esa época hubo un período de cambio ecológico masivo que se cree fue resultado de acciones humanas.

Los primeros australianos eran los ancestros de los aborígenes australianos de la actualidad; llegaron a través de puentes de tierra y pasos marítimos de poca longitud desde el sudeste asiático. La mayor parte de estas personas eran cazadores-recolectores con una compleja tradición oral y valores espirituales basados en la adoración de la tierra y en la creencia del tiempo de sueño. Los isleños del estrecho de Torres, étnicamente melanesios, habitaron desde aquel tiempo las islas del Estrecho de Torres y partes del extremo norte de Queensland; poseen prácticas culturales distintas a las de los demás grupos aborígenes australianos.

Contacto con asiáticos

Durante al menos los últimos siglos, Makassar (ciudad indonesia, en la actual isla de Célebes) había venido comerciando con los aborígenes de la costa norte, particularmente con los yolngu de la Tierra de Arnhem. En 1603, el padre Matteo Ricci, un jesuita italiano que pasó un largo tiempo en China, hizo un mapa del mundo conocido de la época. En el espacio donde se ubicaría Australia, anotó: Nadie ha estado en esta tierra del sur, por lo tanto no sabemos nada sobre ella. Escribió además en caracteres chinos Tierra del Fuego y Tierra de Loros, con lo cual sugirió que los chinos sabían o incluso tal vez habían visitado Australia.

Exploración europea

Los primeros escritos sobre el descubrimiento del continente australiano por parte de exploradores europeos datan de comienzos del Siglo XVII. El primer avistamiento europeo del continente fue hecho en 1606 por el navegador neerlandés Willem Janszoon, quien navegó por el golfo de Carpentaria en su barco Duyfken, avistando y desembarcando en la costa oeste de la Península del Cabo York. Sin embargo, algunos historiadores afirman la expedición española de Pedro Fernández de Quirós avistó el continente australiano unos meses antes. De hecho, el navegante Luis Vaez de Torres perteneciente a la expedición de Quirós, fue el primero en cartografiar el estrecho que lleva su nombre: Estrecho de Torres. Por otra parte, el nombre del país y continente "Australia", viene del topónimo "La Austrialia del Espiritu Santo" que Quirós el dió a la Isla Espiritu Santo, hoy parte de Vanuatu. Otros escritores han argumentado que navegadores portugueses pudieron haber descubierto Australia incluso antes, en el Siglo XVI.

El periodista Peter Trickett ha escrito recientemente el libro "Beyond Capricorn", donde afirma que el portugués Cristovão de Mendonça llegó a Botany Bay en el año 1522, es decir, 84 años antes que los holandeses y españoles, y 250 años antes que los ingleses. En dicho libro se encuentra un fragmento de un mapa exacto de parte de la costa australiana, escrito en portugués, no dejando duda que los portugueses han sido los primeros en llegar a Australia. Otros viajeros europeos (predominantemente neerlandeses, pero también franceses e ingleses) supuestamente habrían llegado luego a la tierra recientemente descubierta. Para comienzos del Siglo XVII, las costas occidentales y septentrionales de lo que habían llamado “Nueva Holanda” habían sido cartografiadas y navegadas en su totalidad por los neerlandeses en 1770, la expedición del Endeavour bajo el comando del teniente de la Marina Real Británica James Cook navegó y cartografió la costa oriental de Australia, desembarcando en el continente por primera vez en Botany Bay el 29 de abril de aquel año.

Cook se dirigió luego hacia el norte y, antes de marcharse, desembarcó en la isla Possession, en el estrecho de Torres, el 22 de agosto de 1770. Allí reclamó formalmente la costa este de Australia para el Reino de Gran Bretaña y la llamó Nueva Gales del Sur (Australia). Dado que los descubrimientos de Cook hicieron posible el primer asentamiento europeo en el continente, es a menudo popularmente concebido como el descubridor de la tierra austral, aunque el verdadero descubrimiento haya ocurrido más de 160 años antes del viaje de Cook. Al regresar a Inglaterra, los informes realizados durante la expedición generaron interés sobre el continente al considerarse como una solución para el problema de superpoblación penal británico, agravado por la pérdida de las colonias americanas. Por consiguiente, el 13 de mayo de 1787, partieron de Portsmouth once barcos capitaneados por Ar. Phillip hacia Botany Bay con unas mil quinientas personas a bordo entre marinos y oficiales, además de 772 vacas. La flota llegó a Botany Bay y, como el lugar era inhóspito, se trasladaron a Port Jackson, el actual emplazamiento de Sydney. El capitán se convirtió en el primer gobernador colonial y la fecha del desembarco, el 26 de enero de 1788, es el primer día nacional.

Asentamiento y colonización

Asentamiento poblacional.

Nueva Gales del Sur (1788), Tierra de Van Diemen la actual Tasmania (1825), Australia Occidental (1832), Australia Meridional (1836), Victoria (1851) y Queensland (1859). El Territorio del Norte fue fundado en 1863 como parte de la colonia de Australia Meridional. Victoria y Australia Meridional habían sido fundadas como “libres”, es decir, que nunca fueron colonias penales, aunque antes sí habían recibido algunos presos procedentes de Tasmania, nunca del Reino Unido. Australia Occidental también fue fundada libre, pero aceptó luego el transporte debido a la gran escasez de mano de obra que sufría. Nueva Zelanda perteneció a Nueva Gales del Sur hasta 1840, cuando se convirtió en una colonia por sí misma. El transporte de convictos no fue siendo progresivamente abolido en toda Australia hasta entre 1840 y 1864. Desde el 1 de febrero de 1827 hasta el 12 de junio de 1831, el Territorio del Norte estuvo dividido por el paralelo 20º S en Australia Septentrional y Australia Central. De una pequeña porción Nueva Gales del Sur, fue fundado en 1915 el Territorio de Jervis Bay, el cual cubre 6.677 hectáreas solamente; perteneció a Territorio de la Capital Australiana hasta 1989, cuando este último adquirió un gobierno propio, después de lo cual Jervis Bay se convirtió en un territorio separado administrado por el Ministerio de Territorios. La población nativa, estimada en trescientos cincuenta mil habitantes hacia el asentamiento, se redujo considerablemente en los ciento cincuenta años siguientes, debido a enfermedades infecciosas junto a la desintegración cultural y al reasentamiento al que los obligaron los colonizadores en su avance.

Fundación de las colonias 

  • 1788Nueva Gales del Sur es fundada, extendiéndose hacia el oeste hasta el meridiano 135º e incluyendo todas las islas adyacentes en el océano Pacífico. Nueva Zelanda estaba contemplada dentro de esas islas y era administrada como parte de Nueva Gales del Sur.
  • 1825 – La frontera occidental de Nueva Gales del Sur se extiende hasta el meridiano 129º E. En el mismo año, la Tierra de Van Diemen es fundada.
  • 1829 – La Colonia del Río Swan es reclamada por Charles Fremantle para el Reino Unido.
  • 1832 – La Colonia del Río Swan cambia su nombre por el de Australia Occidental.
  • 1836 – Australia Meridional es fundada con el paralelo 132º E como su frontera occidental.
  • 1840Nueva Zelanda es fundada.
  • 1846 – Australia Septentrional (que incluía lo que en la actualidad es el Territorio del Norte y la mayor parte de Queensland) es fundada con el meridiano 26º S como su límite meridional. Aunque abolida en diciembre del mismo año, la colonia existió formalmente por un breve período.
  • 1851 – Victoria es fundada.
  • 1856 – La Tierra de Van Diemen cambia su nombre por el de Tasmania.
  • 1859Queensland es fundada con el paralelo 141º E como su límite occidental.
  • 1860 – El límite oeste de Australia Meridional cambia del paralelo 132º E a 129º E.

1862– El límite oeste de Queensland cambia del paralelo 141º E a 139º E.

  • 1863 – El control sobre el Territorio del Norte pasa de Nueva Gales del Sur a Australia Meridional.
  • 1911– El Territorio de la Capital Australiana es fundado. El control sobre el Territorio del Norte es transferido al gobierno nacional.

Gobierno colonial propio y descubrimiento de oro

Una fiebre del oro comenzó en Australia a principios de la década de 1850. La rebelión conocida como Eureka Stockade de 1854 fue una expresión temprana del sentimiento nacionalista: la bandera utilizada para representar esta rebelión fue seriamente considerada como una alternativa para la bandera australiana. Las fiebres del oro atrajeron a muchos inmigrantes de Gran Bretaña, Irlanda, Europa, América del Norte y China. Entre 1855 y 1890, las seis colonias obtuvieron individualmente un gobierno responsable, administrando la mayoría de sus asuntos internos aun cuando formaban parte del Imperio Británico. La Oficina Colonial de Londres mantuvo el control sobre ciertas cuestiones, principalmente relaciones internacionales, defensa y tráfico marítimo internacional. El oro trajo un período de gran prosperidad, pero eventualmente, la expansión económica tuvo un final, convirtiéndose la década de 1890 en un período de depresión.

Federación y Guerras mundiales

El 1 de enero de 1901, la federación de las colonias pudo realizarse después de una década de planeamiento y votaciones, naciendo así la Mancomunidad de Australia como un dominio del Imperio Británico. El Territorio de la Capital Australiana fue fundado en 1911 en un área anteriormente perteneciente a Nueva Gales del Sur con el fin de delimitar la localización exacta de la nueva capital federal propuesta, Canberra (Melbourne fue la capital desde 1901 hasta 1927). El control sobre el Territorio del Norte fue transferido de Australia Meridional a la Mancomunidad en 1911. Australia participó en la Primera Guerra Mundial de manera dispuesta; muchos australianos vieron la victoria del Australian and New Zealand Army Corps (ANZAC) en la batalla de Galípoli como el nacimiento de la nación, siendo ésta su primer actuación militar de importancia. Por otro lado, la intervención australiana en la campaña del camino de Kokoda (en la Segunda Guerra Mundial) es considerada por muchos como una acción de defensa propia.

Prosperidad en la posguerra

Habiendo terminado la Segunda Guerra Mundial, el gobierno australiano instigó un programa masivo para atraer la inmigración europea. Después de haber prevenido por poco la invasión japonesa y sufrido ataques en suelo australiano por primera vez, se creyó que el país debía “poblarse o perecer”. La inmigración atrajo a los tradicionales emigrantes del Reino Unido junto a, por primera vez, un gran número de europeos meridionales y orientales. La creciente economía australiana no se degradó a diferencia de la europea, que había sido devastada por la guerra. En Australia los recién llegados inmigrantes encontraron empleo en programas asistidos por el gobierno. Dos millones de personas llegaron a la pujante nación del sur entre 1948 y 1975.

El Partido Liberal, fundado en 1944, dominó la situación en la inmediata postguerra, venciendo su presidente y fundador, Robert Menzies, en 1949 al entonces presidente del Partido Laborista, Ben Chifley, quien ya había ocupado el cargo de Primer Ministro desde 1945 hasta 1949. Menzies supervisó la expansión en la postguerra; él se convertiría en el líder nacional en estar más tiempo en ese cargo. La industria manufacturera, que antes había tenido un papel menor en una economía dominada por la producción primaria, se expandió enormemente.

Desde la década de 1970 y la abolición de política de Australia Blanca, la inmigración desde Asia y otras partes del mundo también se ha fomentado; como resultado de ello, la demografía, cultura e imagen nacionales se han transformado radicalmente. Desde 1951, Australia ha sido aliado militar de los Estados Unidos bajo los auspicios del Tratado ANZUS. Los últimos vínculos constitucionales entre el Reino Unido y la Mancomunidad fueron eliminados en 1986 mediante el Acta de Australia, terminando con cualquier rol británico en los estados australianos y aboliendo las apelaciones judiciales al Consejo Privado del Reino Unido. Australia continúa siendo, sin embargo, una monarquía constitucional con Isabel II del Reino Unido como su Reina. Los vínculos de Australia con su pasado británico se están atenuando progresivamente. La crisis constitucional de 1974, que derrocó al Primer Ministro Gough Whitlam, conmocionó al país.

Política

Edificio del parlamento.

La Mancomunidad de Australia es una monarquía constitucional y tiene un sistema de gobierno parlamentario. La reina Isabel II es actualmente la jefa del Estado australiano y utiliza el título formal de Reina de Australia, cumpliendo un rol diferente al que ejerce en otros reinos de la Mancomunidad. Ella es nominalmente representada por el Gobernador General a nivel federal y por el gobernador de cada estado. Aunque la Constitución brinda amplios poderes ejecutivos al Gobernador General, la puesta en práctica de los mismos es llevada a cabo generalmente sólo con el asesoramiento del Primer Ministro. Existen tres ramas en el gobierno de Australia:

  • Poder legislativo: el Parlamento de Australia, incluyendo la Reina, el Senado y la Cámara de Representantes. La Reina es representada por el Gobernador General, quien en la práctica sólo ejerce poder constitucional con la aprobación del Primer Ministro.
  • Poder ejecutivo: el Consejo Ejecutivo Federal (el Gobernador General en acuerdo con los Consejeros Ejecutivos). En la práctica, los consejeros son el Primer Ministro y los Ministros de Estado.
  • Poder judicial: la Corte Suprema de Australia y otras cortes federales. Las cortes de los estados se independizaron formalmente del Comité Judicial del Consejo Privado cuando el Acta de Australia fue aprobada en 1986.

El Parlamento de la Mancomunidad, que es bicameral, consiste en la Reina, el Senado (cámara alta), compuesto por 76 senadores, y la Cámara de Representantes (cámara baja), constituida por 150 miembros. Los miembros de la cámara baja se postulan en distritos electorales unipersonales, comúnmente conocidos como electorates (“electorados”) o seats (“asientos”). Los asientos en la Cámara de Representantes son asignados a los estados basándose en la población de cada uno de ellos. En el Senado, cada estado, sin tener en cuenta su población, es representado por 12 senadores, mientras que los territorios (el Territorio del Norte y el Territorio de la Capital Australiana) son representados por dos senadores cada uno. Las elecciones para ambas cámaras tienen lugar cada tres años, renovándose sólo la mitad de los asientos del Senado correspondientes a los estados y la totalidad de los senadores por los territorios. Esto significa que los senadores por los estados ocupan dicho cargo durante un período de seis años y los senadores territoriales ocupan dichos cargos por un período de tres años. El partido o coalición que cuenta con el apoyo de la mayoría en la Cámara de los Representantes forma el Gobierno, convirtiéndose el líder de aquél en el Primer Ministro. Existen tres partidos políticos principales:

  • El Partido Laborista.
  • El Partido Liberal
  • El Partido Nacional.

Los miembros independientes y partidos menores ― incluyendo los Greens y los Demócratas Australianos ― han conseguido representación en el Parlamento, principalmente en la cámara alta, aunque su influencia no ha sido de gran importancia. Desde las Elecciones legislativas australianas de 2007 |elecciones de 2007, el Partido Laborista liderado por el Primer Ministro Kevin Rudd está en el poder. En las elecciones de 2004, la Coalición ganó el control del Senado, siendo ésta la primera vez en más de 20 años que un partido (o una coalición de partidos) lo haya hecho mientras también estaba en la cabeza del Gobierno nacional. Para el año 2006, el Partido Laborista estaba en el poder en todos los estados y territorios. El voto es obligatorio para cada ciudadano mayor de 18 años tanto a nivel territorial o de estado como también en las elecciones nacionales.

Organización territorial

Australia está dividida en seis estados, dos territorios continentales y otros territorios menores. Los estados son:

Los dos territorios continentales son el Territorio del Norte (NT) y el Territorio de la Capital Australiana (ACT). En la mayor parte de sus asuntos, los territorios funcionan de manera similar a los estados; sin embargo el Parlamento de la Mancomunidad tiene el poder de anular cualquier legislación de los parlamentos de los primeros. En contraste, la legislación federal sólo puede anular legislaciones de los estados relativas a ciertas áreas según se establece en la Sección 51 de la Constitución Australiana; todos los poderes legislativos residuales son manejados por los parlamentos de los estados, incluyendo hospitales, educación, policía, poder judicial, carreteras, transporte público y gobierno local. Cada estado y territorio tiene su propia legislatura (unicameral en el caso del Territorio del Norte, el Territorio de la Capital Australiana y Queensland, y bicameral en los restantes estados). La cámara baja es conocida como Asamblea Legislativa (Cámara de la Asamblea en Australia Meridional y Tasmania) y la cámara alta es llamada Consejo Legislativo. El jefe de Gobierno de cada estado y territorio es denominado premier o chief minister respectivamente. La Reina es representada en los estados por un gobernador, en el Territorio del Norte por un administrador, y en el Territorio de la Capital Australiana por el Gobernador General. Australia tiene también varios territorios menores. El Gobierno federal administra un área separada dentro de Nueva Gales del Sur, el Territorio de Jervis Bay, como base naval y puerto marítimo para la capital nacional. Australia posee además los siguientes territorios externos habitados:

Los territorios externos deshabitados:

En cuanto a dos supuestas islas, la Dougherty y la Emerald, éstas hace años que se consideran una ficción y, por ende, se categorizan como islas fantasma.

Relaciones exteriores y asuntos militares

En las últimas décadas las relaciones exteriores de Australia han estado marcadas por una estrecha relación con los Estados Unidos, la firma del Tratado ANZUS, y el deseo de desarrollar relaciones con Asia y el Pacífico, particularmente a través de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático y el Foro de las Islas del Pacífico. Las relaciones con el Reino Unido también son estrechas. Gran parte del esfuerzo diplomático australiano está focalizado en la liberalización del comercio internacional. En 2005, Australia se aseguró un asiento en la primera Cumbre de Asia del Este. También es miembro de la Mancomunidad Británica de Naciones, en la cual los encuentros de los Jefes de Estado de la Mancomunidad constituyen el principal foro para la cooperación entre las naciones que la componen. Australia forma parte del Grupo Cairns, del de Cooperación Económica del Asia-Pacífico, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y de la Organización Mundial del Comercio. La nación ha apoyado varios acuerdos de comercio mayor bilateral, siendo el más reciente el Acuerdo de Libre Comercio de Australia y Estados Unidos. Es miembro fundador de las Naciones Unidas y mantiene un programa internacional de ayuda a través del cual 60 países reciben asistencia.

Geografía

Zonas climáticas.

Australia es uno de los 14 países independientes que conforman Oceanía y es el sexto más grande del mundo. Rodeada por los océanos Índico, Glacial Antártico y Pacífico, está separada de Asia por los mares de Arafura y Timor. Los 7.686.850 km² de superficie de Australia se encuentran en la placa indoaustraliana. Australia tiene una línea costera de 25.760 km y reclama una amplia zona económica exclusiva de 8.148.250 km². Esta zona económica exclusiva no incluye el Territorio Antártico Australiano. La Gran Barrera de Coral, el arrecife de coral más extenso del mundo, se encuentra a una corta distancia de la costa noreste y se extiende por más de 2.000 kilómetros. De una anchura de 100 a 300 km, conforma una gran cantidad de islas. En cuanto al relieve, Australia ocupa una de las masas continentales más antiguas y menos elevadas del planeta. Con 2.228 m de altitud, el monte Kosciuszko en la Gran Cordillera Divisoria es la montaña más alta de Australia continental; sin embargo el Mawson Peak, en el remoto territorio australiano de las Islas Heard y McDonald, es aún más alto con 2.745 metros.

El monolito más grande del mundo, Monte Uluru, está localizado en Australia Occidental. Una enorme parte del país es desértica o semiárida. Australia es el país habitado más seco y llano, y el que menos suelos fértiles posee. Sólo en el sureste y suroeste existe un clima templado. La parte norte del país, con un clima tropical, tiene una vegetación que consiste principalmente en selvas lluviosas, bosques, praderas, manglares y desiertos. El clima está muy influido por sistemas de baja presión tropicales estacionales que producen ciclones en la región septentrional, y por las corrientes marinas, incluyendo el fenómeno oceánico-atmosférico de El Niño, que se correlaciona con sequías periódicas. La hidrografía australiana es una evidencia patente del proceso de desecación que sufre el continente-isla; los dos ríos más importantes, el Darling y el Murray pese a tener longitudes superiores a los 2000 km llevan en casi todo su tramo un magro caudal que les da el aspecto de angostos arroyos; excepto en Tasmania y la zona perhúmeda del extremo norte, la gran mayoría de los cursos de agua son en realidad paleocauces o uadis, algo similar ocurre con sus "lagos", en épocas presentes los grandes lagos australianos son depresiones con salares y algunas lagunas en su fondo. Por contapartida existe en la mitad occidental de Australia un importante acuífero que aporta las aguas surgientes de la Gran Cuenca Artesiana. En el noroeste de Australia se encuentra el antiquísimo (arcaico) cratón de Pilbara, tal cratón estudiado presenta estromatolitos que serían algunos de los rastros de vida más antiguos sobre la superficie del planeta Tierra.

Flora y fauna

Aunque gran parte de Australia es desértica o semiárida, existe en ella una gran diversidad de hábitats, desde brezales alpinos a selvas lluviosas tropicales. Debido a la gran edad del continente, la poca fertilidad de sus suelos, sus diferentes climas extremadamente variables y su prolongado aislamiento del resto de los continentes, la biota australiana es única y diversa. Alrededor del 85% de las plantas con flor, el 84% de los mamíferos, más del 45% de las aves, y el 90% de los peces de las zonas costeras templadas son endémicos. Muchas de las ecorregiones de Australia y de las especies autóctonas que viven en ellas están amenazadas por las actividades humanas y por la introducción de especies exóticas. Numerosas áreas protegidas han sido creadas por el Plan de Acción de la Biodiversidad para proteger y conservar los ecosistemas únicos del continente; 64 humedales están registrados como de importancia internacional por los acuerdos de la Convención de Ramsar y existen además 16 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad. Australia ocupa el puesto número 13 en el mundo en el Índice de Sustentabilidad Ambiental de 2005.

Flora

La mayor parte de las plantas leñosas australianas como la Angophora costata son perennifolias y están adaptadas al fuego y a la sequía, incluyendo muchas especies de eucaliptos y acacias. Existe una muy rica variedad de especies endémicas de legumbres que prosperan aun en suelos pobres en nutrientes gracias a su simbiosis con la bacteria Rhizobia, y hongos que hacen posible la micorriza. Se considera que el actual predominio de flora xerófila típica de las zonas semiáridas, áridas y desérticas se debe a un proceso de desertificación iniciado hace aproximadamente unos 30.000 años debido a la previa irrupción del Homo sapiens hace entre 50.000/45.000 años. Además 80 montañas marinas, algunas de más de 500 metros de altura y 25 kilómetros de ancho; 145 cañones submarinos, y corales de dos metros de altura y de hasta 2.000 años de edad.

Fauna

Canguros en estado salvaje.

La fauna australiana es célebre por la presencia de marsupiales y monotremas; además de estos animales típicos ya célebres, caracteriza a Australia la abundancia extraordinaria de animales venenosos, gran parte de ellos letales para los seres humanos: la Chironex fleckeri (avispa de mar o irukandji) es una pequeña medusa que frecuenta los mares de la "Mitad de Arriba" (el sector norte de Australia), pulpos también venenosos (como el Hapalochlaena lunulata) y peces ponzoñosos, serpientes marinas; en tierra abundan algunas de las arañas más mortíferas siendo la presencia de muchas de ellas frecuentes en las ciudades. Otra característica australiana: es el continente con mayor variedad de lagartijas. Las especies animales autóctonas más conocidas incluyen, tal cual se ha señalado, a los monotremas (el ornitorrinco y los equidnas) y los marsupiales; los marsupiales australianos se caracterizan por la variedad adaptativa de sus especies, encontrándose herbívoros y carnívoros y especies que por convergencia evolutiva parecen roedores o que parecen cánidos, y entre ellos destacan diversas especies de canguro, el koala, los wombat, el demonio de Tasmania y el (extinto en los años 1930) tilacino o "tigre de Tasmania"; y aves como el emú, las cucaburras, el ave lira ó la cacatúa.

Entre los mamíferos placentarios autóctonos llaman la atención las ardillas voladoras; el dingo fue introducido por los asiáticos que comerciaban con los aborígenes australianos hacia el 4000 a. C. En los cursos de agua del norte australiano existen grandes cocodrilos y otros reptiles como los varanos (en especial el Varanus giganteus), el dragón australiano y algunas de las serpientes más letales del planeta. Muchas especies animales y vegetales se extinguieron después del asentamiento humano, incluyendo la megafauna australiana hace unos 30.000 años, tal megafauna incluía "leones marsupiales" y canguros gigantes; otras se han ido extinguiendo desde el asentamiento europeo, como por ejemplo el tilacino de Tasmania

Economía

Australia posee una próspera economía mixta occidental, con una renta per cápita ligeramente superior a la del Reino Unido, Alemania y Francia, en términos de paridad de poder adquisitivo. La nación se encuentra en el segundo lugar en el Índice de Desarrollo Humano llevado a cabo en 2009 por las Naciones Unidas, siendo superada sólo por Noruega; En los años recientes, la economía australiana ha resistido el bajón económico mundial, lo cual se hace visible en el crecimiento de su economía doméstica y en el mantenimiento de los negocios y el consumo. La economía australiana no ha sufrido una recesión desde comienzos de la década de 1990. Para abril de 2008, el desempleo era del 4,1%. El sector terciario de la economía, incluyendo turismo, educación y servicios financieros, comprende el 69% del PIB. La agricultura y la explotación de los recursos naturales comprenden el 3% y el 5% del PIB respectivamente, pero contribuyen sustancialmente en las exportaciones nacionales. Los mercados de exportación más importantes para Australia incluyen Japón, China, los Estados Unidos, Corea del Sur y Nueva Zelanda. El ingreso por Hab/USD en el 2009 era 38.100.

Demografía

Ciudad australiana.

La mayor parte de los australianos vive en áreas urbanas; Sidney es la ciudad con más habitantes en Australia. La tendencia a la urbanización es más fuerte en Australia que en muchas otras partes del mundo. La mayor parte de los aproximadamente 21 millones de australianos viven concentrados en las principales ciudades. La población de Australia se ha cuadriplicado desde el final de la Primera Guerra Mundial, incentivada por un ambicioso programa de inmigración. En 2001, los cinco grupos más importantes que componían el 23,1% de los australianos nacidos en el extranjero eran originarios del Reino Unido, Nueva Zelanda, Italia, Vietnam y China. Después de la abolición de la política de la Australia Blanca en 1973, numerosas iniciativas del Gobierno promovieron la armonía étnica basada en una política multicultural.

La población indígena ― aborígenes habitantes del continente e isleños del estrecho de Torres ― era de 410.003 habitantes (2,2% de la población total), detectándose un importante crecimiento poblacional de este grupo desde el censo de 1976, el cual registraba una población indígena de 115.953 personas. Los aborígenes australianos o maoríes tienen altos índices de encarcelamiento y desempleo, niveles educativos más bajos y una esperanza de vida 17 años menor que la de otros australianos. La desigualdad étnica es un problema político que se mantiene aún en la actualidad. Al igual que otros países desarrollados Australia está experimentando un envejecimiento demográfico, con más jubilados y menos personas en edad laboral. Un gran número de australianos vive fuera de su país natal. Australia ha mantenido uno de los programas de inmigración más activos en el mundo para impulsar el crecimiento de la población. Muchos inmigrantes están bien preparados en lo referente a su educación, aunque también existen refugiados.

Idiomas

El inglés es el idioma oficial y es hablado y escrito en una variante conocida como inglés australiano. Según censo realizado, el inglés es la única lengua hablada en el hogar de alrededor del 80% de la población. Después de éste, las lenguas más habladas en el ámbito hogareño son el chino (2,1%), el italiano (1,9%) y el griego (1,4%). El español (0,5%), con 104 mil hablantes es la séptima lengua de influencia del país. La mayoría de los hispanohablantes de Australia son de origen argentino, uruguayo, chileno o español. A los hispanohablantes australianos se los puede hallar en la grandes metrópolis, principalmente en Sydney y Melbourne. Se cree que existían entre 200 y 300 lenguas aborígenes australianas en el momento del primer contacto con los europeos. Sólo unas 70 lenguas han sobrevivido y alrededor de 20 se encuentran actualmente en peligro de desaparición. Las lenguas indígenas son la lengua principal para 50.000 personas (0,02%). Australia posee una lengua de signos conocida como auslan, la cual es la lengua principal para alrededor de 6.500 sordos.

Religión

Australia no tiene religión de estado. El 68% de los australianos se identificaban como cristianos: un 27% era católico romano, un 21% anglicano y un 20% aprox. es Protestante. Los australianos seguidores de religiones no cristianas comprenden el 5% de la población. Un total del 19% fue categorizado como no religioso (esto incluye creencias no teísticas como el humanismo secular, el ateísmo, el agnosticismo y el racionalismo) y un 12% se negó a responder o no dio una respuesta adecuada para una correcta interpretación. Como en muchos países occidentales, el nivel de participación activa en el culto religioso es mucho menor que la población que es seguidora de dicha religión; semanalmente la asistencia a las iglesias es de aproximadamente 1,5 millones de personas, alrededor del 7,5% de la población.

Educación

La asistencia escolar es obligatoria desde los 6 a los 15 años como mínimo en toda Australia (hasta los 16 en Australia Meridional y Tasmania, y hasta los 17 en Australia Occidental), contribuyendo a que el nivel de alfabetización en la población adulta sea del 99% aproximadamente. Las subvenciones gubernamentales han posibilitado el establecimiento de las 38 universidades australianas y, aunque varias de ellas son privadas, la mayoría recibe aportes del Gobierno. Existe un sistema de formación profesional basado en el estado, conocido como Institutos TAFE (Technical and Further Education), y muchos comercios forman personal para su preparación como nuevos comerciantes. Aproximadamente el 58% de los australianos de entre 25 y 64 años de edad tiene título terciario o universitario; el índice de población universitaria de las personas que se encuentran entre las edades anteriormente especificadas — 49% — es el más alto entre los países que componen la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. La esperanza de vida es de 80,9 años (la cuarta más alta del mundo).

Cultura

Sidney.

La base primaria de la cultura australiana fue anglocéltica hasta mediados del Siglo XX, aunque los rasgos característicos australianos habían ido adquiriéndose del entorno y de la cultura aborigen. Durante los últimos 50 años, la cultura australiana ha estado fuertemente influida por la cultura popular estadounidense (particularmente en televisión y cine), por la inmigración a gran escala de países no anglohablantes y por los países asiáticos vecinos. El vigor y la originalidad de las artes australianas ― películas, ópera, música, pintura, teatro, danzas y artes manuales ― han alcanzado reconocimiento internacional. Australia tiene una larga historia en lo referente a las Artes Visuales que comienza con las pinturas rupestres realizadas por los indígenas. Desde los tiempos del asentamiento europeo el paisaje australiano ha sido un tema común en el arte nacional, lo cual se hace evidente en los trabajos de Arthur Streeton, Arthur Boyd y Albert Namatjira, entre otros. Las tradiciones de los aborígenes son transmitidas mayoritariamente en forma oral (tradición oral) y están muy relacionadas con ceremonias y con historias sobre el tiempo de sueños.

La música, danzas y arte de los aborígenes australianos tienen una notable influencia en la artes escénicas y visuales de la Australia contemporánea. La nación posee una activa tradición de música, ballet y teatro; muchas de las compañías de artes escénicas reciben fondos públicos a través del Consejo de Australia para las Artes. Existe una orquesta en cada ciudad capital, y una compañía de ópera nacional, la Ópera de Australia, que adquirió importancia gracias a la cantante de ópera Dame Joan Sutherland; la música de Australia incluye la música clásica, el jazz y muchos otros géneros de música popular. La literatura de Australia también ha estado influida por el paisaje; por ejemplo, en trabajos de escritores tales como Banjo Paterson y Henry Lawson. El carácter de la Australia colonial, reafirmado en la literatura del país, repercutió mucho en la etapa moderna de la nación y se destacó por su igualitarismo y anti-autoritarismo. En 1973 Patrick White fue premiado con el Premio Nobel de Literatura, convirtiéndose en el único australiano en recibir esta condecoración; es reconocido como uno de los más grandes escritores en lengua inglesa del Siglo XX.

Australia tiene dos compañías emisoras públicas nacionales (la ABC y la SBS), tres redes televisivas comerciales, tres servicios de televisión de pago, y numerosos canales de televisión y estaciones de radio públicos. El cine de Australia ha alcanzado éxito comercial y crítico. Cada ciudad importante tiene sus propios periódicos de publicación diaria; existen también dos periódicos diarios nacionales: The Australian y The Australian Financial Review. Según Reporteros Sin Fronteras, en 2005 la Mancomunidad se encontraba en el puesto número 31 en el mundo en lo referente a libertad de prensa, situándose en esta lista por debajo de Nueva Zelanda (9º lugar) y el Reino Unido (28º lugar), pero por encima de los Estados Unidos. El hecho de que ocupe ese puesto, no muy alto, se debe principalmente a la limitada diversidad en la propiedad de medios de comunicación. La mayor parte de los medios impresos está bajo el control de la News Corporation, o bien de John Fairfax Holdings.

Deporte

Surf en las playas australianas.

El deporte, apoyado por un clima que favorece las actividades al aire libre, tiene un papel importante en la cultura australiana. El 23,5% de los australianos de más de 15 años de edad participa regularmente en actividades deportivas organizadas.[29] A nivel internacional, Australia tiene equipos importantes en Cricket, Hockey, Netball, Rugby League y rugby union; y además se destaca en Ciclismo, Remo y Natación. A escala nacional, otros deportes populares incluyen Fútbol australiano, Carreras de caballos, fútbol y Automovilismo. Australia ha participado en cada una las ediciones de los Juegos Olímpicos de la era moderna y en todos los Juegos de la Commonwealth. Ha sido anfitrión de los Juegos Olímpicos de 1956 y del 2000 y ha estado entre los cinco países con más medallas ganadas desde los juegos del 2000. Además, es el único país del hemisferio sur en haber ganado alguna medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno.

En Australia también se llevaron a cabo los Juegos de la Commonwealth de 1938, 1962, 1982 y 2006. Otros eventos internacionales importantes que toman lugar frecuentemente en este país incluyen la carrera de Fórmula 1 conocida como Gran Premio de Australia, competiciones de cricket a nivel internacional. En tenis los australianos son conocidos por su juego de saque y volea y gozan de tenistas de la calidad de Lleyton Hewitt, Samantha Stosur, o Alicia Molik entre otros, también celebran el Abierto de Australia en Melbourne, uno de los cuatro torneos de tenis del Grand Slam. El deporte televisado también es popular; algunas de las más altas marcas en el rating de audiencia fueron alcanzadas por programas que televisaban los Juegos Olímpicos y las finales de competiciones de fútbol, tanto locales como internacionales. El Ciclismo es un deporte en auge, con figuras como Cadel Evans, Michael Rogers, Stuart O´Grady o Robbie McEwen a la cabeza En 1983 el Australia II se proclama vencedor de la Copa de la América de vela. Siendo esta la primera vez, en la historia de la Copa América, que un barco no estadounidense se proclamaba vencedor de la Copa de las cien guineas.

Fuentes