Saltar a: navegación, buscar

Ébano carbonero

Ébano carbonero
Información sobre la plantilla
Ebano carbonero.jpg
Reino:Plantae
Familia:Ebenaceae
Género:Maba

Ébano carbonero. Árbol silvestre de la familia de las Ebanáceas. Se encuentra en toda la Isla, en terrenos áridos y particularmente en las costas y cuabales; pero es raro encontrar árboles grandes, a no ser en las montañas y lugares poco accesibles.

Nombre científico

Maba crassinervis Krug & Urban.

Características

Árbol que alcanza los 7 metros de altura cuando adulto, de tronco recto y corteza floja. El corazón de esta planta es de un color negro intenso como el azabache; pero es necesario que el árbol sea muy grande para que el corazón alcance un diámetro de 10 cm; hojas coriáceas abovales o elípticas, lampiñas, brillantes y de color verde obscuro, en la cara superior; de color pálido, pubescentes y densamente reticulado–venenosas , en la inferior; flores pequeñas, dioicas; las masculinas en grupos de tres y en cortos pedúnculos axilares, densamente pubescentes, con 9 estambres; las femeninas, solitarias; fruto solitario en las axilas, globoso, amarillo, dispuesto en un corto pedúnculo, de unos 2 cm de diámetro. La albura es de un color blanco sucio. La madera no solamente es muy negra, sino que es pesada y muy compacta, dura y pesada, y admite un perfecto pulimento. No es de extrañar, pues, la persecución que se hace de su madera y que la planta tienda a desaparecer.

Usos

El Ébano carbonero es el árbol que suministra la madera de la que se hacen los bastones y objetos de arte más estimados.

Otras especies

En algunos lugares lo llaman chicharrón de cuabal y chicharrón de sabana, por sus hojas ásperas y duras. Sauvalle llama también ébano carbonero el Diospyros tetrasperma, SW., pero éste es el ébano real. En Oriente hay otra especie que suelen llamar ébano carbonero el Maba caribaea (A.DC.) Hiern., pero su nombre más generalizado es tagua–tagua. En Boca de Jaruco, llaman ébano carbonero al Elaeodendron attenuatum A. Rich., arbolito de las Celastraceas. Este nombre es erróneo aplicado a ese árbol que no tiene la madera negra.

Fuente

  • Roig y Mesa, Dr. Juan Tomás. Diccionario Botánico de Nombres Vulgares Cubanos. Tercera edición (ampliada y corregida), 1965, Tercera reimpresión, 1988.