Saltar a: navegación, buscar

Alicante

Para otros usos de este término, véase Alicante (desambiguación).
Alicante
Información sobre la plantilla
Ciudad de España
<span/>
Bandera de Alicante
Bandera

Escudo de Alicante
Escudo

Mapa alicante.png
EntidadCiudad
 • PaísBandera de España España
Población 
 • Total334,418 hab hab.

Alicante en Cubadebate

Alicante. Es un municipio español y una ciudad, capital de la provincia homónima, una de las tres que conforma la Comunidad Valenciana. Ciudad dinámica por su condición de capital de la cuarta provincia de España en población y Producto Interior Bruto así como por ser sede de la Oficina de Armonización del Mercado Interior de la Unión Europea

Historia

Ciudad portuaria situada en la costa mediterránea. Por su población, de 334 418 habitantes (INE 2010), es el segundo municipio de la Comunidad Valenciana y el undécimo de España. Forma una conurbación de 452.462 habitantes con muchas de las localidades de la comarca del Campo de Alicante: San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello. Estadísticamente se asocia también al área metropolitana de Alicante-Elche, que cuenta con 757.443 habitantes. Es una ciudad eminentemente turística y de servicios.

Los primeros núcleos habitados se localizaron en las laderas del monte Benacantil, ocupado hoy por el castillo de Santa Bárbara, que reunía condiciones privilegiadas por su proximidad al mar y altitud para un asentamiento seguro; aunque no se ha conservado vestigio alguno, seguramente hubo allí un poblado ibero. Otro foco estuvo en la zona de Benalúa donde se alzó una ciudad romana llamada Lucentum, que es el antecedente más inmediato de la urbe que hoy conocemos. También se han localizado poblamientos de la misma época en la Albufereta y Serra Grossa.

Título de Ciudad

Con la llegada de los musulmanes se comenzó a conformar la actual ciudad al amparo del castillo. El que después sería Alfonso X el Sabio la conquistó en 1246 para la corona de Castilla. Fue en 1308 cuando Jaime I la incorporó al Reino de Valencia. En 1490 Fernando el Católico le otorgó el título de Ciudad.

Cien años después era el puerto natural de Castilla, lo que propició un activo comercio marítimo, merced al cual registró un gran florecimiento económico y un auge demográfico considerable que la llevaron a ser la tercera ciudad mercantil de España. No fue ajena a los avatares bélicos que han sacudido nuestras tierras a lo largo de su historia y, por su posición costera, todos los embates le llegaron por el mar.

En 1691, durante el reinado de Carlos II, la armada francesa la bombardeó durante siete días consecutivos. Sin casi tiempo para recuperarse, la ciudad se vió inmersa en la guerra de Sucesión. Tomó el bando de los borbones y sufrió la voladura de las defensas del castillo de Santa Bárbara por parte de los ingleses.

Durante la guerra de la Independencia fue capital provisional del Reino al estar ocupada Valencia por el mariscal Suchet.

Ciudad de Alicante

En el siglo XVIII inició su recuperación tras los desastres de las guerras. Pero fue en el XIX cuando Alicante comenzó el definitivo despegue. Con la llegada del ferrocarril (1858) su conexión con el centro de la Península aseguró la importancia portuaria que siempre le ha conferido un aire cosmopolita al estar la ciudad al borde mismo del mar y, por tanto, de los muelles.

Alicante es la segunda población de la Comunidad Valenciana, con 261.255 habitantes (1991). Capital de la provincia de su mismo nombre, lugar relevante de la Costa Blanca, tiene actualmente en el turismo uno de los pilares básicos de su economía.

Geografía

La ciudad se halla a orillas del Mediterráneo, en una planicie sorteada por una serie de colinas y elevaciones. El Monte Benacantil, con 169 m de altura, sobre el que se asienta el Castillo de Santa Bárbara, domina la fachada urbana y constituye la imagen más característica de la urbe. En ésta encontramos también:

  • El Tossal, donde se asienta el castillo de San Fernando
  • La sierra de San Julián o Serra Grossa
  • Las lomas del Garbinet
  • y el Tossal de Manises.

Entre éstas discurren barrancos y vaguadas, algunos completamente ocultos por el crecimiento urbano como las ramblas de Canicia, Bon Hivern o San Blas-Benalúa; otras, de más envergadura, se hallan canalizadas como la Rambla de las Ovejas o la del Juncaret. Al sur de la ciudad hay una zona pantanosa, el saladar de Agua Amarga.

En la línea de costa cabe señalar las playas que son, de norte a sur:

  • San Juan
  • La Almadraba
  • La Albufereta
  • El Postiguet
  • Agua Amarga
  • El Saladar
  • Playa de la Isla de Tabarca.

Entre las playas de La Albufereta y la de San Juan está el Cabo de la Huerta, con numerosas calas: Calabarda, Cantalares, Los Judíos, La Palmera.

Máxima Elevación

El término municipal abarca poco más de 200 km² y destaca como máxima elevación los 1.208 m del Cabezón de Oro. También hay montes de menor altura como:

  • Las sierras de las Águilas
  • Alcoraya
  • Mediana
  • Fontcalent (426 m)
  • Sancho y los Tajos, que separan Alicante de las comarcas del Vinalopó.
Monte Benacantil

Estas elevaciones son formaciones compuestas por materiales calizos, margas y areniscas. En cuanto a la hidrografía cabe señalar las cuencas del río Monnegre o Seco y de la Rambla de las Ovejas. Destaca también la isla de Tabarca, frente al cabo de Santa Pola y que forma parte del municipio.

Fauna y flora

En estas sierras hay una gran riqueza botánica que se caracteriza por una importante diversidad de plantas adaptadas a los diferentes ambientes de la montaña, entre las vimos madroño, palmito, hierba de San Juan, mirto, carrasca, nogal, astrágalo hispánico, rabo de gato, tomillo.

Desarrollo Económico

La economía de la ciudad de Alicante está fundamentada principalmente en el sector servicios.

El turismo ha desempeñado un papel importante en el desarrollo de la ciudad. Entre las actividades económicas desempeñadas en Alicante destaca de manera sobresaliente el comercio, que históricamente tuvo como punto de apoyo el puerto.

El turismo, ya presente a mediados del siglo XIX, pero principalmente desarrollado desde los años 1950, es igualmente otra actividad importante en la ciudad, apoyado por la benignidad del clima, las playas, el patrimonio histórico (Castillo de Santa Bárbara, Iglesia de Santa María, Concatedral de San Nicolás, Casco antiguo, Torres de la Huerta, etc.) y su oferta de ocio.

En Alicante son también importantes las actividades administrativas, favorecida por su posición de capital de la 4ª provincia española de mayor producción económica. Alicante es la sede de la Oficina de Armonización del Mercado Interio (OAMI), agencia europea para el registro de las marcas, dibujos y modelos comunitarios.

La industria ocupa al 5,7% de la población activa del municipio. Destacan las fábricas de aluminio, de tabaco, de maquinaria, de materiales de construcción y de productos alimenticios. Entre estas últimas las encargadas del procesamiento de las Aceitunas Blanqueta y producir aceites.

Dentro del área metropolitana, las actividades fabriles tienen gran importancia en el municipio de San Vicente del Raspeig, donde se encuentra la mayor fábrica de la aglomeración de Alicante, una fábrica de producción de cemento de la multinacional Cemex. Los principales polígonos industriales del municipio son:

  • El polígono de Las Atalayas
  • El del Pla de la Vallonga
  • El de Agua Amarga
  • y la zona industrial de la Florida.

Uno de los elementos punteros en la economía alicantina es el Puerto de Alicante. Históricamente, el Puerto de Alicante ha estado íntimamente ligado al destino de la ciudad. De hecho, gran parte del comercio de Alicante ha tenido como punto de partida o de llegada su puerto.

Cultura y Arte

Personalidades

Raquel López Cascales: Narradora Oral y Cuentacuentos nació en Ulea en el año 1968. Esta escritora uleana residente en Alicante cuenta con 2 libros publicados: uno para adultos y otro para niños, "Amantes Amados" y "Veintisiete abuelos son demasiados", respectivamente.

Mercado Central de Abastos de Alicante

  • Basílica de Santa María (ss. XIV–XVI). Construida en estilo gótico, fue levantada sobre la antigua Mezquita Mayor y se trata del templo más antiguo de la ciudad. Destacan su altar mayor, de estilo rococó, y su portada, de estilo barroco, ambas del siglo XVIII.
  • Concatedral de San Nicolás de Bari (ss. XV–XVII). Edificada también sobre los restos de otra mezquita, es de estilo renacentista herreriano. Sobria en su aspecto exterior, su construcción se realizó entre 1616 y 1662, aunque su claustro, más antiguo, data del siglo XV. Fue elevada como concatedral en 1959, aunque la sede catedralicia es la Santa Iglesia Catedral del Salvador de

Orihuela.

  • Monasterio de la Santa Faz (s. XV). Situado 5 km al norte del casco urbano, es de estilo barroco. Cada año, el segundo jueves después de Semana Santa se produce una multitudinaria peregrinación que parte desde San Nicolás hasta este monasterio.
  • Torres de Defensa de la Huerta de Alicante (ss. XV–XVII). Baluartes defensivos levantados en la Huerta de Alicante para defenderse de los ataques de los piratas berberiscos. En la actualidad se conservan poco más de 20 torres.

Algunas de ellas son de gran belleza, como la de la Verónica, la de Reixes o la de Bonanza. Están declaradas Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento lo que no ha impedido que algunas estén en ruinas.

  • Casa de La Asegurada (s. XVII). Construcción civil más antigua de la ciudad, fue edificada en 1685 en estilo barroco. Se encuentra en la misma plaza que la basílica de Santa María y actualmente alberga al Museo de Arte Contemporáneo de Alicante.
  • Casa consistorial de Alicante (s. XVIII). Punto de referencia para la medición de la altitud sobre el nivel del mar de cualquier punto de España, se trata de una arquitectura civil barroca.
  • Convento Canónigas de San Agustín (s. XVIII). Comenzado en 1732, sus obras se esparcieron hasta comienzos del siglo XIX. En este convento reside la virgen procesional más antigua de la ciudad "La Marinera", dado que la primera representación Mariana de la Ciudad a podemos encontrar en la Basílica de Santa María, una talla en piedra del siglo XIV.
  • Palacio Gravina (s. XVIII). Construido entre 1748 y 1808 como palacio del Conde de Lumiares, actualmente alberga al Museo de Bellas Artes Gravina, dedicado a la pintura y escultura regionales de los siglos XVI a principios del XX.
Concatedral de San Nicolás de Bari
  • Palacio Maisonnave-Archivo Municipal (s. XVIII). Casa palaciega situada en el casco antigua, en la planta baja se han encontrado restos de una necrópolis tardorromana.
  • Teatro Principal de Alicante (s. XIX). Edificio de estilo neoclásico, fue inaugurado en 1847
  • Mercado Central de Alicante (s. XX). De estilo regionalista, fue construida en 1911 sobre la muralla del siglo XVIII que circundaba la ciudad.
  • Edificio de la Diputación Provincial de Alicante (s. XX). Palacio de corte neoclásico, fue inaugurado en 1931.
  • Lonja de Pescado (s. XX). De principios del siglo XX, es un edificio de carácter industrial de estilo historicista, que integra detalles ornamentales neo-árabes.

Sirve desde 1992 como sala de exposiciones.


  • Castillo de Santa Bárbara (ss. XIV–XVIII). Situado en la parte más alta del monte Benacantil, domina toda la Huerta de Alicante y desde él se divisa la isla de Tabarca. Antiguo castillo árabe, fue reconstruido por los cristianos y consta de tres recintos de los siglos XIV, XVI y XVIII.


  • Castillo de San Fernando (s. XIX). Fue construido en 1813 para defender la ciudad de la invasión napoleónica.
Castillo de Santa Bárbara



Además, en la Albufereta se encuentran los restos arqueológicos de la ciudad ibero-romana de Lucentum, que data de los siglos IV a. C. al III d. C.



Vease también

Fuentes