Saltar a: navegación, buscar

Tiopentato de sodio

(Redirigido desde «Amytol Sódico»)
Tiopentato de sodio
Información sobre la plantilla
Rumiantes-img-prod-0209-sodipental1000vet.jpg
Presentación farmacéuticaBulbo 0,5 g
Vía de administraciónvía intravenosa
Grupo Terapéuticoanestésico

El tiopentato de sodio o tiopental sódico es un medicamento utilizado principalmente como anestésico barbitúrico (hipnótico) general. Tiene la capacidad de pasar la barrera hematoencefálica, lo cual permite alcanzar grandes concentraciones en el cerebro, produciendo una intensa acción depresora y anestésica. Actúa sobre los receptores GABA. Se utiliza en las inyecciones letales (para la administración de la pena de muerte).

Se presenta como un polvo estéril para inyección intravenosa. Se utiliza exclusivamente en hospitales.

Nombres

Se lo conoce bajo varios nombres:

  • Pentotal Sódico (una marca comercial de Laboratorios Abbott, inventores de esta droga).
  • Trapanal (otra marca comercial).
  • tiopental sódico
  • tiopental de sodio
  • tiopentato sódico
  • tiopentato de sodio
  • thiopental
  • thiopentone

Nombre químico

4,6(1H,5H)-pirimidindiona, 5-etildihidro-5-(1-me-tilbutil)-tioxo-, sal monosódica

Composición

Cada bulbo contiene 500 o 1000 miligramos|mg]] de tiopentato sódico.

Farmacología

El tiopental sódico es un anestésico barbitúrico, depresor del SNC (sistema nervioso central) de acción ultracorta que induce hipnosis y anestesia, pero no analgesia. Produce hipnosis dentro de los 30 a 40 segundos de su administración intravenosa. La recuperación es rápida, dependiendo de la dosis utilizada, dejando al paciente somnoliento y con amnesia retrógrada.

El mecanismo de acción de los barbitúricos no está completamente dilucidado, se aducen tres efectos que al final producen una disminución de la excitabilidad neuronal.

Anestésico general: El mecanismo de acción exacto mediante el cual el tiopental sódico produce anestesia general no se comprende en su totalidad. Sin embargo, se ha propuesto que actúa potenciando la respuesta al ácido gamma-aminobutírico (GABA), disminuyendo las respuestas al glutamato (GLU) y deprimiendo directamente la excitabilidad, aumentando la conductancia de la membrana (un efecto invertido por los antagonistas del GABA: picrotoxina y penicilina), produciendo de esta manera una disminución neta de la excitabilidad neuronal que proporciona la acción anestésica.

Sedante-hipnótico: su mecanismo no está completamente establecido, pero por ser el tiopental un barbitúrico, estos parecen actuar al nivel del tálamo, donde inhiben la conducción ascendente en la formación reticular, interfiriendo así con la transmisión de los impulsos hacia la corteza. Estudios recientes sugieren que los efectos sedante-hipnóticos de los barbitúricos pueden estar relacionados con su capacidad para potenciar o mimetizar la acción sináptica inhibitoria del GABA. Como hipnótico y sedante interfiere con la transmisión de impulsos a la corteza.

Anticonvulsivo: El mecanismo de acción de los anestésicos barbitúricos no está completamente demostrado, sin embargo, en estudios electrofisiológicos recientes se ha demostrado que el tiopental por vía parenteral ejerce actividad clínica anticonvulsiva, solo a dosis que producen sedación o anestesia profunda, actúan produciendo un efecto semejante al del GABA y potenciando las respuestas de inhibición post-sináptica al GABA.

No se comprende en su totalidad el mecanismo por el cual el tiopental reduce la presión intracraneal y proteje al cerebro de la isquemia e hipoxia cerebral. Sin embargo, está relacionado con la acción anestésica del tiopental y da lugar a un aumento de la resistencia vascular cerebral con disminución del flujo y volumen sanguíneo cerebral.

Se han propuesto varios mecanismos de acción que incluyen reducción de la tasa metabólica cerebral, disminución de la actividad funcional del cerebro, inhibición del mecanismo neurogénico de vasoparálisis del tallo cerebral, efecto de sellado de las membranas y eliminación de radicales libres de oxígeno.

Farmacocinética

Tiene absorción rápida.

Distribución: Debido a su gran solubilidad en lípidos y al bajo grado de ionización, el tiopental atraviesa rápidamente la barrera hematoencefálica y se distribuye rápidamente desde el cerebro a otros tejidos corporales, primero a las vísceras muy perfundidas (hígado, riñones, corazón) y a los músculos y después, a los tejidos adiposos. Atraviesa rápidamente la placenta.

Metabolismo: Principalmente hepático; también son biotransformados en menor grado en otros tejidos, sobre todo en los riñones y en el cerebro. Sus metabolitos son inactivos. Aunque la mayor parte del tiopental se metaboliza a metabolitos inactivos, alrededor del 3 al 5 % es desulfurado a pentobarbital, cuyo aclaramiento es incluso menor que el del tiopental. Esta ruta metabólica solamente es importante en pacientes que reciben grandes dosis de tiopental. Las dosis intravenosas repetidas conducen a la anestesia prolongada, ya que el tejido adiposo actúa como reservorio, acumulando el tiopental en concentraciones 6 a 12 veces más que las concentraciones plasmáticas al ir liberando la droga lentamente.

Excreción: Es renal, sin embargo, la eliminación renal es mínima, ya que se produce una gran reabsorción tubular renal debido a la gran solubilidad en lípidos de los anestésicos barbitúricos.

Vida media plasmática: La vida media es muy variable dependiendo de la velocidad de la administración. La vida media de eliminación aumenta con la edad, principalmente en función del volumen de distribución; puede ser importante si se repiten las dosis. Después de una dosis intravenosa única la vida media de eliminación es de 3 a 8 horas. Cuando se usa el tiopental a dosis elevadas por infusión intravenosa continua durante un período de tiempo prolongado, la cinética de eliminación cambia de primer orden a cinética de orden cero. A dosis bajas (por ejemplo 5 mg/kg) para inducción de la anestesia, el tiopental muestra una cinética de primer orden, por lo que la velocidad de eliminación y la vida media de eliminación son independientes de la concentración plasmática. A dosis más altas (de 300 a 600 mg/kg) durante períodos más prolongados, muestra una cinética de orden cero, por lo que la velocidad de eliminación varía con la concentración plasmática. Este cambio de cinética de orden cero se debe probablemente al aumento de la saturación de las enzimas metabólicas en el hígado, dando lugar a un rápido aumento de las concentraciones plasmáticas y a una disminución de la vida media de eliminación.

Unión a proteínas plasmáticas: Es elevada, alrededor del 72 al 86 % se une al plasma.

Acumulación: Las dosis repetidas o la infusión continua producen acumulación y liberación lenta del tiopental sódico de los lugares de almacenamiento de lípidos, lo que da lugar a anestesia prolongada, somnolencia y depresión respiratoria y circulatoria.

Indicaciones

  • Inducción de la anestesia general. Se usa combinado con vapores de halotano, y en ocasiones solamente, para procederes quirúrgicos muy breves.
  • Hipertensión endocraneana durante el uso de los anestésicos volátiles o asociados a síndrome de Reye, edema cerebral o traumatismo agudo craneal. Puede ser usado en la cirugía de pacientes con lesiones cerebrales, en el control de la presión intracraneal. * Crisis convulsivas durante o después de la anestesia inhalatoria, local y otras causas.
  • Utilizado solo, como anestesia intravenosa durante intervenciones quirúrgicas cortas (15 minutos).
  • Como suplemento a otros anestésicos
  • Para producir hipnosis durante la anestesia equilibrada con otros agentes, tales como analgésicos o miorrelajantes.
  • Tratamiento de la hipertensión cerebral
  • Para el narcoanálisis en el tratamiento de los trastornos psiquiátricos
  • Tratamiento de la isquemia cerebral.
  • Como suplemento en anestesia regional.
  • Para el control de estados convulsivos durante o después de anestesia inhalatoria, anestesia local u otras causas.
  • En pacientes neuroquirúrgicos con presión intracraneal aumentada, si se proporciona ventilación adecuada.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a los barbitúricos
  • Porfiria intermitente aguda o antecedentes de esta.
  • Estados asmáticos
  • Venas inadecuadas para la administración intravenosa.
  • Puede agravar los síntomas de porfiria intermitente aguda o porfiria variegata media mediante la inducción de las enzimas responsables de la síntesis de porfirina.

Debe evaluarse la relación riesgo-beneficio en casos de:

  • enfermedades cardiovasculares graves,
  • hipotensión o
  • shock.

Condiciones en las que pueda prolongarse o potencializarse el efecto hipnótico:

  • premedicación excesiva
  • disfunción renal
  • disfunción hepática
  • uremia
  • enfermedad de Addison
  • mixedema
  • miastenia gravis
  • enfermedad respiratoria que implique disnea u obstrucción.

Precauciones

El tiopental sódico solo se debe administrar por personas especializadas en el uso de los anestésicos generales.

Deben estar disponibles para su utilización inmediata los equipos de reanimación e intubación endotraqueal, oxígeno y medicamentos para la prevención y tratamiento de las emergencias.

  • Embarazo: atraviesa la barrera placentaria; su depuración es mayor en gestantes, puede causar depresión sobre el SNC del feto en dosis repetidas. Embarazo/lactancia: Se desconoce si el tiopental sódico puede afectar la capacidad reproductora. Solo se debe usar en el embarazo si está claramente indicado, especialmente durante el primer trimestre del mismo, ya que su empleo durante el embarazo puede causar depresión del SNC en el feto. El medicamento cruza la barrera placentaria y se excreta en la leche materna, por lo cual no es adecuada la lactancia cuando se ha utilizado.
  • Categoría de riesgo: C.
  • Adulto mayor: efectos mas prolongados, puede requerir ajuste de dosis.
  • Insuficiencia hepática y renal: puede requerir ajuste de dosis. ICC severa, hipotensión o shock: puede producir depresión cardiovascular severa.
  • Enfermedad de Addison, anemia severa, mixedema: se potencian y prolongan sus efectos.
  • Desórdenes neuromusculares, miastenia gravis: mayor riesgo de depresión respiratoria. Los reflejos laríngeos se deprimen con estados profundos de anestesia.

Advertencias

Sustancia de uso delicado que solo debe ser administrada bajo vigilancia médica. Puede crear hábito. Evítese la extravasación o inyección intraarterial.

Reacciones adversas

El tiopental sódico es un potente depresor respiratorio y puede producir apnea inmediatamente después de la inyección intravenosa, sobre todo en presencia de hipovolemia, trauma craneal o premedicación con narcóticos.

Durante la inducción de la anestesia o en pacientes ligeramente anestesiados se puede producir espasmo laríngeo por diversos estímulos, tales como estimulación quirúrgica, inserción prematura de la pala del laringoscopio o de la vías aéreas y por secreciones faríngeas.

Aunque poco frecuente también puede presentarse fenómenos de excitación, tales como movimientos musculares involuntarios, tos, hipo, arritmias cardíacas, tromboflebitis, dolor de cabeza, náuseas y vómito.

Se puede producir sobredosis por la administración demasiado rápida o repetida de inyecciones.

La administración demasiado rápida de una inyección puede producir una fuerte disminución de la presión arterial, posiblemente hasta niveles de shock.

Las inyecciones repetidas y demasiado rápidas pueden dar lugar a dificultades respiratorias como laringoespasmo y apnea.

Después de la anestesia con tiopental sódico se puede producir alteración de la capacidad psicomotora y puede persistir durante períodos de tiempo variable (generalmente alrededor de 24 horas), dependiendo de la asociación de medicamentos usada y de la dosis total administrada. Cuando se administra un anestésico barbitúrico en cirugía ambulatoria se debe tener en cuenta los posibles efectos adversos que se producen en la capacidad de los pacientes para conducir o realizar otras funciones que requieren gran atención y coordinación.

Puede ocurrir temblor excesivo posterior a la anestesia con tiopental sódico y es debido a un aumento de la sensibilidad al frío.

El mantener una temperatura cercana a los 22 °C y/o a la administración de metilfenidato o clorpromazina ayudan a evitar este efecto colateral.

Ha sido reportada la inyección intraarterial accidental al tiopental sódico, lo cual provoca un espasmo arterial importante o el bloqueo por trombosis de los vasos pequeños; sobre todo si la concentración que se utiliza es al 2,5 % o menos.

En caso de que esto ocurriera se sugiere mantener la aguja en su lugar, de ser posible, y administrar de inmediato una solución diluida de papaverina (40 u 80 mg) o 10 mL de procaína al 1 % para inhibir el espasmo del músculo liso.

En casos severos de trombosis arterial o espasmo se debe valorar el uso de heparina para prevenir la formación de trombos o podrá ser necesario un bloqueo del plexo simpático respectivamente.

Frecuentes

Temblores y escalofríos postanestesia.

Ocasionales

Somnolencia prolongada, cefalea, náuseas, vómitos.

Raras

Depresión respiratoria, laringospasmo, depresión de la contractilidad cardíaca, incremento de la frecuencia cardíaca y del flujo coronario, así como de la demanda de oxígeno del corazón, arritmias cardíacas, hipotensión; anafilaxia, reacciones alérgicas, anemia hemolítica; parálisis del nervio radial; tromboflebitis o dolor en el sitio de la inyección, la extravasación puede producir dolor, edema, úlcera y necrosis de la piel; inyección intraarterial puede producir artritis, trombosis y gangrena de la extremidad.

Interacciones

  • Alcohol y depresores del SNC: pueden aumentar efectos depresores sobre SNC, respiración e hipotensión; se puede requerir ajuste de dosis.
  • Antihipertensivos, diuréticos: incrementan el riesgo de hipotensión severa.

Interacciones medicamentosas

El uso simultáneo de antihipertensivos, especialmente el diazóxido o bloqueadores ganglionares, tales como el guanadrel, guanetidina, mecamilamina, trimetofano; diuréticos o medicamentos que producen hipotensión con el tiopental sódico pueden dar lugar a un efecto hipotensor aditivo, que puede ser severo; pueden necesitarse ajuste en la dosificación; debe vigilarse a los pacientes para la detección de una caída excesiva de la presión arterial durante y después del uso simultáneo.

El uso simultáneo de antihipertensivos con efectos depresores sobre el SNC, tales como la clonidina, guanabenzo, metildopa, metirosina, pargilina y alcaloides de la rauwolfia, pueden aumentar los efectos depresores sobre el SNC del tiopental.

Cuando se administre simultáneamente depresores del SNC con el tiopental sódico pueden aumentar los efectos depresores sobre el SNC, depresores respiratorios o hipotensores barbitúricos, así como disminuir los requerimientos de anestesia y prolongar la recuperación de la anestesia; por lo que hay que ajustar la dosificación del tiopental sódico.

El uso simultáneo de la ketamina con el tiopental, especialmente a dosis elevadas o cuando se administra rápidamente, puede aumentar el riesgo de hipotensión y depresión respiratoria.

Las fenotiazinas, especialmente la prometazina además de poder aumentar los efectos depresores sobre el SNC, el uso simultáneo puede potenciar los efectos hipotensores y de excitación del SNC del tiopental sódico.

El uso simultáneo de óxido nitroso al 67 % disminuye los requerimientos de tiopental en dos tercios.

El sulfato de magnesio vía parenteral con tiopental aumentan la depresión del SNC.

Es antagónico de la zinelidina, disminuye la acción antinociceptiva de los analgésicos opiodes, produce efecto antagónico con la aminofilina y efecto sinérgico con midazolam.

No se debe mezclar tiopental sódico con soluciones de succinil colina, tubocurarina o alguna otra solución cuyo pH sea ácido ya que esto provocaría precipitación del medicamento.

Posología

  • Inducción y mantenimiento de anestesia general: adultos: 50-100 mg o 3-5 mg/kg intravenosa.; mantenimiento: 50-100 mg i.v. o infusión continua intravenosa. de soluciones entre 0,2 y 0,4 %, según la necesidad.
  • Niños: 3-5 mg/kg I.V. (intravenosa); mantenimiento: 1 mg/kg intravenosa.
  • Crisis convulsivas: adulto: 50-125 mg intravenosa.
  • Hipertensión endocraneana: adulto:1,5-3,5 mg/kg intravenosa, puede repetirse si es necesario.
  • Adultos: Intravenosa exclusivamente. La respuesta individual al tiopental sódico es tan variable que no se puede recomendar una dosificación determinada; influye la edad, el sexo y el peso corporal.

Los jóvenes y los obesos requieren mayor cantidad y las mujeres adultas menos que los hombres adultos.

En términos generales se recomienda una dosis de prueba de 25 a 75 mg (1 a 3 mL de la solución al 2,5 %) para valorar la tolerancia y la sensibilidad al fármaco, observando al paciente cuando menos durante 60 segundos.

Anestesia general

Inducción: Intravenosa, de 50 a 100 mg (de 2 a 4 mL de solución al 2,5 %), según necesidades, o de 3 a 5 mg por kg de peso corporal en una sola dosis.

Mantenimiento: intravenosa (intermitente), de 50 a 100 mg (de 2 a 4 mL de solución al 2,5 %) según necesidades.

Hipertensión cerebral: intravenosa (intermitente), de 1,5 a 3,5 mg por kg de peso corporal, repetida, si es necesario, para reducir los aumentos de la presión intracraneal.

Crisis convulsivas: intravenosa, de 50 a 125 mg (de 2 a 5 mL de solución al 2,5 %) administrados lo antes posible después de que se haya producido la crisis.

Narcoanálisis: Intravenosa, solución al 2,5 %, administrada a una velocidad de 100 mg por minuto, mientras el paciente cuenta al revés desde cien. La inyección se debe suspender cuando la cuenta empiece a ser confusa, pero antes de que se produzca el sueño real.

Niños: Anestesia general.

Inducción: Niños hasta 15 años: Intravenosa, de 3 a 5 mg por kg de peso corporal.

Mantenimiento: Intravenosa, alrededor de 1 mg por kg de peso corporal, según necesidades.

Preparación de la solución: Esta generalmente deberá ser al 2,5 %.

Para obtener la solución de tiopental sódico al 2,5 % es necesario disolver un bulbo de 500 mg en 20 mL de solvente o disolver un bulbo de 1000 mg en 20 mL de solvente y diluir esta solución con otros 20 mL de diluente. Como diluyentes se deben utilizar agua destilada estéril para inyectable, cloruro de sodio al 0,9 % inyectable o glucosa al 5 % inyectable. La concentración más recomendada varía entre 2,0 y 5,0 % (2,5 %). Concentraciones menores del 2 % en agua inyectable no deberán usarse ya que provocan hemólisis. Debido a que las preparaciones de tiopental sódico no contienen ningún agente bacteriostático, se recomienda especial atención en la preparación y manipulación de las soluciones para evitar la introducción de cualquier contaminante bacteriano. Las soluciones deben prepararse en el momento y utilizarse en un período de 24 horas después de su reconstitución; desechar las porciones que no se hayan utilizado en dicho período.

Sobredosificación: Se debe considerar que el tiopental sódico tiene el mismo efecto potencial para producir depresión respiratoria que los agentes inhalatorios, por ello se debe tener permeables las vías aéreas durante todo el tiempo. La sobredosificación se puede presentar con inyecciones muy rápidas o repetidas.

Su manejo con descontinuación de la administración, uso de oxígeno en ventilación asistida, si es necesario y uso de medicación para mantener la presión arterial y función cardíaca en condiciones adecuadas, incluyendo medios físicos

Fuente