Saltar a: navegación, buscar

Anexo:Tumbas papales

Anexo: Tumbas papales
Información sobre la plantilla
Tumbas papales2.JPG

Tumbas papales . Se encuentran bajo la colina sobre la que se alza la impresionante Basílica del Vaticano. Centenares de mausoleos escondidos en largos, estrechos y oscuros pasillos. Panteones, sepulcros y tumbas, algunas paganas y otras de cristianos muertos en la persecución de Nerón durante el siglo I d.C. Una peculiaridad de esta necrópolis, cercana al antiguo Circo de Calígula y Nerón, es que en ella fueron enterrados tanto miembros de las mas importantes familias romanas, tal que los Flavios, los Valerios y otros. Tanto el Nivel II (Tumbas Papales) como el Nivel III (Basílica de San Pedro) son muy conocidos por los turistas, lo intrigante es ese Nivel I.

Historia

Un Papa es el Obispo de Roma y el líder de la Iglesia Católica. Aproximadamente 100 de las tumbas papales se encuentran en la actualidad parcial o completamente existentes, lo que representa menos de la mitad de los 264 papas difuntos, desde San Pedro al Papa Juan Pablo II.

En particular, en los primeros siglos de la cristiandad, se sabe poco de los papas y sus tumbas, y la información disponible es a menudo contradictoria. Al igual que con otras reliquias religiosas, varios sitios se atribuyen el tener la misma tumba.

Además, muchas tumbas papales son sarcófagos reciclados y otros materiales de tumbas anteriores, que se combinaron más tarde con otros monumentos (por ejemplo, la combinación de los restos de León I, II, III y IV), o que fueron reciclaron por sus valiosos materiales. El estilo de las tumbas papales ha evolucionado considerablemente a lo largo de la historia, al mismo tiempo que lo han sido los estilos artísticos en el desarrollo de los monumentos de la iglesia.2 Algunas de tumbas papales más notables han sido encargadas a escultores como Miguel Ángel, Gian Lorenzo Bernini y Alessandro Algardi.

La mayoría de las tumbas papales existentes se encuentran en la Basílica de San Pedro, otras se están en algunas de las principales iglesias de Roma (en particular la Basílica de San Juan de Letrán, Santa María sopra Minerva y la Basílica de Santa María la Mayor), y el resto en otras catedrales e iglesias de Italia, Francia y Alemania. Desconocido por la mayoría de los visitantes del Vaticano, en el subsuelo de las Tumbas Papales (visita posible desde la Piazza San Pedro) y de la maravillosa Básilica, se encuentra uno de los secretos mejor guardados por la historia:SCAVI VATICAN o las EXCAVACIONES DE LA NECROPOLIS DEL VATICANO.

El descubrimiento

Catacumbas del Vaticano

Las catacumbas del Vaticano son una perla escondida, una visita sobrecogedora que no decepciona. Entre estrechos y oscuros pasillos se nos permite contemplar centenares de mausoleos cristianos y paganos mientras seguimos un camino ascendente que sube, siempre bajo tierra, la colina vaticana.

Durante siglos, la fé de los cristianos a alimentado la verdad de que el Vaticano, y en concreto su Basílica, reposa sobre la tumba de San Pedro. Tanto el Nivel II (Tumbas Papales) como el Nivel III (Basílica de San Pedro) son mundialmente conocidos.

Desde que Constantino sepultara esta Necrópolis bajo la plataforma sobre la que construiría su Basílica allanando el valle (por eso es una necrópolis, que no Catacumba), los siglos pasaron y el recuerdo de la necrópolis debajo de la basílica se desvaneció por completo. No fue hasta 1939 cuando unos trabajadores que excavaban los cimientos de la tumba para el fallecido Papa Pio XI redescubrieron la necrópolis. El Papa Pío XII ordenó la excavación del lugar pero lo mantuvo en secreto, en caso de que la tumba de San Pedro no fuera encontrada. Los trabajos eran muy complicados pues el área a excavar se encontraba justo debajo de la basílica y esta no debía ser dañada. Fue en 1950 que Pio XII finalmente anunció el descubrimiento de la tumba de San Pedro y en 1968 el Papa Pablo VI anunció que los restos del famoso apóstol fueron encontrados.

Creación

En particular, en los primeros siglos de la cristiandad, se sabe poco de los papas y sus tumbas, y la información disponible es a menudo contradictoria. Al igual que con otras reliquias religiosas, varios sitios se atribuyen el tener la misma tumba. Además, muchas tumbas papales son sarcófagos reciclados y otros materiales de tumbas anteriores, que se combinaron más tarde con otros monumentos (por ejemplo, la combinación de los restos de León I, II, III y IV), o que fueron reciclaron por sus valiosos materiales. El estilo de las tumbas papales ha evolucionado considerablemente a lo largo de la historia, al mismo tiempo que lo han sido los estilos artísticos en el desarrollo de los monumentos de la iglesia.

Algunas de tumbas papales más notables han sido encargadas a escultores como Miguel Ángel, Gian Lorenzo Bernini y Alessandro Algardi. La mayoría de las tumbas papales existentes se encuentran en la Basílica de San Pedro, otras se están en algunas de las principales iglesias de Roma (en particular la Basílica de San Juan de Letrán, Santa María sopra Minerva y la Basílica de Santa María la Mayor), y el resto en otras catedrales e iglesias de Italia, Francia y Alemania.

Fuente