Saltar a: navegación, buscar

Angora Turco

Angora Turco
Información sobre la plantilla
AngoraTurco.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnivora
Familia:Felidae
Angora Turco. (En turco, Ankara kedisi). Es una raza de gato doméstico. Los angora turco son una de las razas más antiguas, originaria de la región de Ankara, en Turquía central. El término angora ha sido aplicado injustificadamente para designar a cualquier gato de pelo largo, sin importar su origen o raza.

Origen

El Angora Turco es originario de Ankara (Turquía), allí, los ejemplares blancos, denominados Ankara kedi, son considerados el símbolo tradicional de la pureza. Para el pueblo turco son verdaderos tesoros nacionales. Aunque existen varias teorías acerca del origen de estos gatos, la más aceptada ubica su nacimiento en la zona caucásica (Rusia), donde desarrolló su largo pelaje para protegerse del frío invernal.

Entre los siglos IX y XI llegó a Persia, India y Turquía (antigua Asia Menor) gracias a los mercaderes que cruzaban Turquía e Irán. Este sería el doble origen de Persas y Angoras. Los vikingos llevaron algunos de estos gatos a los países nórdicos en el siglo X, convirtiendo a estos felinos en antepasados del Bosque Noruego.

Rasgos

El Angora Turco es un gato elegante y atlético, proporcionado y de tamaño entre pequeño y mediano, las patas traseras son más altas que las delanteras. Las hembras suelen pesar algo más de tres kilos y los machos adultos pueden alcanzar los cuatro kilos y medio, se considera una raza de tamaño medio. El pelo es sedoso y de textura fina, de longitud mediana, más espeso en la parte inferior, la cola y el cuello.

El angora muda durante los meses calurosos, hasta el extremo de parecer un gato pelicorto. El pelo largo vuelve a crecer espeso antes de los meses de frío. El pelo del angora requiere cepillado y peinado diario. Su cabeza tiene forma triangular, de pequeña a mediana con una nariz recta. Mentón redondeado, alineado sobre el mismo plano vertical que la nariz. Sus orejas son grandes, largas y puntiagudas con mechones de pelo, anchas en la base y con pinceles en sus extremos. Sus ojos son grandes ligeramente oblicuos. En los sujetos blancos, pueden ser azules o dispares. Su cola es larga y peluda, ancha en la base, afilada, con largos pelos que le confieren el aspecto de una pluma. Su cuello es largo y delgado. En movimiento, puesta invertida sobre el lomo, la punta casi toca la cabeza.

Variedades

  • Angora blanco: color tradicional, con ojos color naranja, azules o desiguales.
  • Angora negro: con ojos naranja.
  • Angora azul: con ojos naranja.
  • Angora negro ahumado: con capa blanca y punteado negro, ojos de color naranja.
  • Angora azul atigrado: con capa azul–blanca con marcas azules, y ojos naranja.
  • Angora plata atigrado: de capa plateada con marcas negras, y ojos verdes o avellana.
  • Angora rojo atigrado: de capa roja con marcas rojas más oscuras y ojos naranja.
  • Angora marrón atigrado: de capa marrón con marcas blancas y ojos naranja.
  • Angora calicó: de capa blanca con manchas negras y rojas, y ojos naranja.
  • Angora bicolor: de capa blanca con manchas crema, rojo, azul o negro, y ojos naranja.

Toda la gama de colores aún no está establecida en Inglaterra, pero también podrán incluir variedades caramelo, canela, punteado y concha de tortuga. Los gatitos, muy activos y juguetones de pequeños, no tienen la verdadera capa de angora hasta la edad de dos años. En conjunto, el Angora Turco debe dar una impresión de equilibrio y de proporción y ligereza. La combinación de un cuerpo esbelto, largo, con patas traseras altas y cola ahusada en dirección a la cabeza y las orejas, produce un efecto de movimiento flotante y vaporosa elegancia.

Carácter y cuidados

El Angora Turco es un gato activo, fiel y cariñoso. Su carácter es gentil, vital, simpático, fuerte, arrogante y juguetón, son fieles y muy mimosos y no soportarán un trato despótico o rudo. Detestan el ruido, las luces, los olores extraños, el incesante movimiento, los viajes, ya que aman los espacios libres y la tranquilidad de su hogar. Es extremadamente inteligente, por lo que podrá reconocer hasta diez palabras, así como determinados juegos. Le encanta jugar con pelotas pequeñas e incluso es capaz de recoger los juguetes que se le lancen. Les gusta ser el centro de atención, comunicarse con sus amos y los juguetes interactivos son la forma más fácil de conseguirlo.

El Angora Turco no necesitará un cuidado demasiado exhaustivo, tan sólo cepillados esporádicos. Su larga cabellera nunca se apelmaza al no poseer pelusa lanosa.

Salud

El Angora Turco suele ser un gato sano y longevo. En los ejemplares blancos existe riesgo de sordera congénita, especialmente en los ejemplares de ojos dorados y dispares. Debido al largor de su pelaje, también se podrían presentar casos de tricobezoares (bolas de pelo en el aparato digestivo), fácilmente tratables con alguna solución a base de aceite de parafina.

Enlaces relacionados

Fuentes