Saltar a: navegación, buscar

Anibal Fernando Perero

Anibal Fernando
Información sobre la plantilla
Fernando Perero.jpg
NombreAnibal Fernando Parera
Nacimiento11 de julio de 1970
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
NacionalidadArgentino
EducaciónBiólogo de la Universidad de Buenos Aires
OcupaciónBiólogo, divulgador de la naturaleza y escritor
CónyugeAline Kellermann de Freitas y Miguel
HijosAníbal Andrés, María Agustina y Helena Parera Freitas
PadresTeniente Coronel Aníbal Antonio Parera, Noemí Melillo de Parera
PremiosPirámide de Plata, Premio Asociación de Periodistas Argentinos.
Sitio web
anibal-parera.webnode.es

Anibal Fernando. Biólogo y escritor argentino. Divulgador de la naturaleza.

Síntesis biográfica

Nació en Buenos Aires, Argentina el 11 de julio de 1970. Sus padres vivían entonces en la ciudad de Paraná (Entre Ríos), el primero de los destinos militares del Teniente de Ingenieros Aníbal Antonio Parera; luego de su unión en casamiento con Noemí Esther Melillo en diciembre de 1968. Fue el primer hijo del matrimonio y los noveles padres decidieron, para recibir al niño, contar con la experiencia y abrigo de la abuela materna en Buenos Aires. Vería entonces la luz en el Hospital Militar Central Barrio de Belgrano y pocas horas después todos estarían instalados en la calle Tonelero del Barrio de Liniers, donde moraba la "abuela Chichí", Rosalinda Ruzzi viuda de Ángel Melillo.

Infancia

Su infancia transcurrió cerca de los cuarteles y en barrios militares, pero por sobre todas las cosas en medio de la naturaleza, que desde pequeño se manifestó deseoso de explorar. Sus padres lo alentaron a ello, con excursiones de caza y pesca, que eran más bien de observación y curiosidad por todo lo vivo y una especial inclinación de todos los integrantes de la familia por los escenarios naturales y el campamento. Desde temprana edad, su madre alentó la autosuficiencia e independencia en el carácter de sus hijos. Interpretó aquello, acaso, como un estímulo para hacer viajes "por la suya"; cualquiera se sorprendería del desprendimiento de Noemí, al dejar que su hijo emprenda un viaje en solitario a la lejana Tierra del Fuego cuando todavía no había cumplido sus quince años...

Trayectoria

A los 17 años (1988) ingresó a la Universidad de Buenos Aires, persiguiendo el título de Licenciado en Ciencias Biológicas, que obtendría con 23 años en diciembre de 1993. A poco de ingresar a la universidad, se alistó como voluntario en la Fundación Vida Silvestre Argentina y participó de proyectos en los grupos de Áreas Protegidas y Especies Amenazadas de Extinción. Junto a Mariano Masariche colaboró con el naturalista Juan Carlos Chébez para la edición de "Los que se van" (Editorial Albatros), la obra dedicada a las especies amenazadas de extinción de la Argentina. Chébez lo estimuló para ir en busca de una de ellas: la nutria gigante o lobo gargantilla, de la cual Parera había oído sobre su posible presencia en la provincia de Corrientes.

Así comenzó una etapa de varias temporadas dedicadas a la investigación de Pteronura brasiliensis en el país, gestión conducida a través del Proyecto Arira-í, que pronto recibiría el aval de la Dirección Nacional de Fauna Silvestre y los auspicios de la Fundación para la Conservación de las Especies y el Medio Ambiente (FUCEMA), así como algunos donativos, con los que conduciría campañas en Corrientes (con Mariano Masariche) y Misiones (con Andrés Bosso). Varias publicaciones surgieron en esta etapa, incluyendo asistencias a congresos nacionales e internacionales, portando magras noticias acerca de una especie que empezaba a definirse como "extinta".

En la década de 1990 se convirtió en referente del Grupo de Especialistas en Nutrias de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y obtuvo apoyo de The Lincoln Park Zoological Society para iniciar estudios sobres la ecología del lobito de río (Lontra longicaudis) en Argentina. Con su labor enfocada en los esteros del Iberá, fue nombrado consejero científico de la Fundación Reserva del Iberá.

Formó familia con la radióloga oriunda de Entre Ríos Silvia de la Fuente, con quién tuvo dos hijos, Aníbal Andrés en 1992 y María Agustina en 1996. Mientras mantuvo su rol de funcionario en instituciones con sede en Buenos Aires, vivieron en la ciudad capital. Más tarde, al abandonar su trabajo en la Fundación Vida Silvestre Argentina y habiendo pasado por un corto período como funcionario público en la Administración de Parques Nacionales, la familia se mudó a la ciudad de Mercedes Corrientes (2 de mayo de 2004), acompañando sus compromisos en el rol de coordinación técnica para un proyecto de conservación de los Esteros del Iberá. Dos años más tarde se trasladan a una chacra en las afueras de la misma ciudad, donde vivieron por espacio de cinco años, hasta la disolución del matrimonio en el año 2011. Desde el 2013, formó nueva familia con la Dra. zootecnista brasileña Aline Kellermann de Freitas y Miguel, su hijo de dos años, ambos oriundos de Alegrete (Rio Grande do Sul). En octubre de 2013 nació Helena Parera Freitas, la hija de esta nueva unión.

Premios

Fuentes