Saltar a: navegación, buscar

Arca de Noé

Arca de Noé
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Mega embarcación)
Arcadenocito.jpg
Embarcación de madera construida para salvar al profeta Noé, su familia y varias parejas de animales del Diluvio universal.
Descripción
Tipo:Mega embarcación

Arca de Noé. Embarcación o arca de madera resinosa con compartimentos, con impermeabilización por dentro y por fuera. Construida para salvar al profeta Noé, su familia y varias parejas de animales con el objetivo de resguardarlos del Diluvio Universal para luego repoblar la Tierra con su descendencia.

Historia según la Biblia

Noé era un hombre justo y cabal entre la gente de su tiempo. Dios decidió que le confiaría la tarea de mantener el linaje de los hombres de aquella tierra, una vez que Dios destruyera estas generaciones por crecer en ellos la maldad y no cumplir con el propósito de su creación.

Dios (Yahvé) indicó a Noé que construyera una barca, y que llevara con él a su esposa, a sus hijos Sem, Cam y Jafet, y a las esposas de éstos.

También tenía que llevar de ciertos tipos de animales, hembra y macho, y en distinta cantidad: de los puros debía tomar siete parejas y de los impuros una sola pareja; y para suministrarles alimentos, le dijo que tomara y almacenara la comida necesaria.

Construcción

Dios Yahvé le proporcionó los conocimientos y las herramientas a Noé para construir tamaño proyecto de barco.

Noé tuvo para la construcción del arca 120 años y en un lugar desértico y apartado lejos de todo cuerpo de agua, según la cronología bíblica. Mientras construía el Arca, Noé y su familia fueron objeto de burlas diarias por parte de sus vecinos quienes venían a hostigar y ofender de cómo Noé construía un barco en pleno desierto.

El diluvio

Al terminar Noé la construcción del arca, entraron con él su familia y los animales que le habían mandado.

«Aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas del cielo fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches». El diluvio cubrió hasta las montañas más altas. y todas las criaturas de la Tierra murieron; sólo Noé y los que estaban con él en el arca sobrevivieron.

El Arca

Transcurridos muchos días, el arca se asentó en el Monte Ararat, y las aguas retrocedieron por algunos días hasta que emergieron las cimas de las montañas.

Primero Noé envió a un cuervo que «salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra». Luego envió una paloma, que regresó porque no tuvo donde posarse. Envió de nuevo la paloma y regresó con una hoja de olivo en su pico y asi Noé supo que las aguas se habían retirado, esperó siete días más y envió a la paloma una vez más, y esta vez el ave no regresó.

La promesa

Noé y su familia y los animales salieron del Arca, y ofreció un sacrificio a Yahvé, y Dios decidió que no volvería a exterminar a todos los seres vivos con aguas de diluvio, ni habría más diluvio para destruir la tierra.

Para recordar esta promesa, Dios (Yahvé) puso un Arcoíris en las nubes y dijo, “Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne".

El Arca

"Y Dios dijo a Noé...Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera. Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura. Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero”. (Génesis 6:14-16)

Se decía que el Arca de Noé habría sido alguna vez el barco más grande del mar construido hasta cuando ya por el decimonoveno siglo se empezaron a construir las primeras naves de metal gigantescas.

Su longitud a la proporción de anchura de seis a uno proporcionó una estabilidad excelente en alta mar. De hecho, los constructores de buques modernos dicen que habría sido casi imposible de voltearse. En todo sentido estaba admirablemente preparado para navegar durante las tremendas tormentas en el año del diluvio.

Descripción

Según La Biblia dice que era un arca de madera resinosa con compartimentos, calafateada por dentro y por fuera. Fue detallado especialmente el que se hiciera un tragaluz a medio metro del remate, una puerta al costado y tres cubiertas superpuestas.

Casi todo el espacio disponible sería para la carga útil, pues era simplemente una caja destinada a flotar al garete y no debían llevar más que el alimento y el agua necesarios. La Biblia no informa del diseño del Arca, y si se da fe a las medidas tan solo, equivaldría a una caja rectangular de fondo plano sin proa ni popa.

Un diseño tal permitiría al Arca no volcarse sobre sí misma y vararse en cualquier lugar geográfico. Sólo estaba diseñada para flotar y no para navegar. Es posible que el Arca con todo el peso de fauna y personas más su propio peso se hundiese entre 5 y 7 m de profundidad.

Dimensiones

Animales abordando el Arca. Cuadro

La mayoría de los estudiosos hebreos cree que el codo ha sido aproximadamente 45 centímetros. Esto significa que el arca habría tenido 135 metros de largo, 22,5 metros de ancho y 13,5 metros de altura.

Estas dimensiones son especialmente interesantes cuando se compararon con aquéllos datos cedidos en el periodo mítico y babilónico del Arca. Aquí el arca se describe como un cubo perfecto, extendiéndose 54 metros en todas las direcciones y con nueve pisos. Semejante barco daría vueltas lentamente alrededor en el agua y del punto de vista de estabilidad, sería un desastre.

El espacio del suelo disponible total en el Arca habría sido más de 9.000 metros cuadrados, que serían más espacio de suelo disponible que en 20 canchas de básquetbol de tamaño normal. El volumen cúbico total habría sido 45.540 metros cúbicos--eso sería igual a la capacidad de 569 coches de carga de automóviles de un ferrocarril moderno.

Los pasajeros del arca

Un enorme problema para Noé pudiera haber sido la recolección de especímenes de cada tipo de animal que respira en la tierra, y el traerlos a bordo del Arca. Sin embargo, la historia de Génesis indica que Dios agrupó a los animales y se los trajo a Noé de dos en dos a bordo del arca.

Disertaciones científicas

El Arca de Noé. Evidencias científicas

Un número creciente de científicos cree que la evidencia geológica indica que nuestro mundo ha sufrido un diluvio catastrófico. Esto está causando que ellos cuestionen si la historia bíblica del arca de Noé podría ser verdadera.

Muchas personas están re-leyendo la descripción Bíblica del Arca para determinar la viabilidad de que semejante barco pueda cumplir su propósito designado en vista de conocimientos recientes de zoología y nuestro conocimiento de hoy en día acerca de construcción naval.

Paralelismos

La historia del Arca contada en el Génesis está basada en dos fuentes originalmente independientes, muchos judíos ortodoxos y cristianos tradicionales afirman que la historia del Arca es cierta, que tiene un solo autor (Moisés), y que las faltas y repeticiones percibidas en el texto pueden explicarse racionalmente.

La historia del Arca contada en el Génesis tiene semejantes en el mito sumerio de Utnapishtim, que cuenta cómo un antiguo rey fue advertido por su dios personal de que construyera una embarcación en la que escaparía de un diluvio enviado por el consejo superior de los dioses.

La historia del Arca ha sido objeto de amplias elaboraciones en las variadas religiones abrahámicas, que mezclan soluciones teóricas a problemas prácticos (por ejemplo, cómo Noé se habría deshecho de los excrementos de los animales) con interpretaciones alegóricas (por ejemplo, el Arca sería un precursor de la iglesia cristiana, que ofrece salvación a la humanidad).

A comienzos del Siglo XVIII, el crecimiento de la Biogeografía como una ciencia significó que pocos historiadores naturales sintieran que podían justificar una interpretación literal de la historia del Arca. No obstante, algunos fundamentalistas bíblicos continúan explorando la región del Monte Ararat (en el noreste de Turquía), donde la Biblia dice literalmente que se asentó el Arca de Noé.

Hallazgos

  • En 1916, Vladimir Rosskowizky, un explorador ruso, aseguró haber hallado a una altitud de 4 000 msnm en el monte Ararat una embarcación semienterrada bajo el hielo.
  • Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos escaladores o exploradores han señalado haber visto o hallado fragmentos del arca en las inmediaciones de la cima del monte Ararat.
  • En 1949, una expedición turco estadounidense, fotografió lo que se conocería a futuro como la Anomalía del Ararat.
  • En 1955 nuevamente se habla del descubrimiento del alpinista francés Fernand Navarra que asegura haber observado una estructura de madera a más de 4 000 msnm adicionalmente aportó un travesaño de madera negra.
Hallazgos sobre el Arca de Noe. Imagenes
  • En 1965, un aviador turco fotografió lo que él creía se trataba la huella de una embarcación entre unos campos de hielo en Ararat. Posteriormente se conocería como la anomalía del Ararat. Esta anomalía es una formación geológica inusual que semeja haber sido depositaria del arca ya que presenta la forma de un navío como actualmente se conocen y cuyas medidas son bastante parecidas a las descritas en la Biblia, esta anomalía geológica hallada a 4 600 m de altura en el sector iraní, fue identificada a su vez en 1974 por satélites.
  • En 2010 unos investigadores chinos y turcos que aseguraron en un 99% de haber hallado una importante porción del arca. Dichos hallazgos incluían una sección compartimentada de madera datada mediante el método de carbono 14 en 4800 años y que podría haber albergado animales ya que parecía un pesebre. No obstante, al mismo tiempo que se anunciaba el descubrimiento, un grupo cientista cristiano aseguraba que era un montaje fraudulento en cooperación con el campesinado de la zona.

Fuentes