Saltar a: navegación, buscar

Armando Ramos Pagán

Armando Ramos Pagán
Información sobre la plantilla
Armando Ramos Pagan.jpg
Nacimiento30 de enero de 1938
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento6 de octubre de 1976
Bandera de Barbados Barbados
Causa de la muerteAtentado terrorista
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónPiloto de aviación

Armando Ramos Pagán. Mártir del sabotaje terrorista al avión de Cubana de Aviación, en Barbados el 6 de octubre de 1976. Era piloto navegante.

Síntesis biográfica

Nacimiento

Nació el 30 de enero de 1938, en Santiago de Cuba.

Trayectoria Revolucionaria

Participó en las huelgas estudiantiles contra la tiranía de Batista en el Instituto de Segunda Enseñaza de Santiago de Cuba, así como en el alzamiento del 30 de noviembre de 1956 en apoyo al Desembarco del Granma. Perteneció a Acción y Sabotaje del M-26-7 realizando numerosas acciones. Más tarde se alzó uniéndose al Ejército Rebelde en el Tercer Frente Oriental al mando del Comandante Juan Almeida Bosque. Participó en varios combates, como el del Cobre.

Trayectoria Laboral

Después del Triunfo de la Revolución ingresó en la Fuerza Aérea Revolucionaria donde se hizo piloto aviador. Prestó servicios en diferentes bases y unidades. En 1969 pasó a Cubana de Aviación. Tomó parte en distintas tareas internacionalistas, como los vuelos al Perú cuando el terremoto a ese país y de ayuda a Viet Nam. Prestó servicio desde octubre de 1975 a las FAR en ayuda al hermano pueblo de Angola, a donde marchó como piloto. En más de una ocasión participó en combates junto con las tropas de infantería. Regresó a Cuba en el mes de abril de 1976. Sirvió 13 años como piloto y 6 como navegante.

Muerte

El 6 de octubre de 1976 mientras formaba parte de la tripulación del avión DC-8 de Cubana de Aviación en Barbados, cubriendo el viaje desde Caracas Venezuela hacia Cuba, el avión fue objeto de un cobarde y terrible atentado donde pereció junto a los demás miembros de la tripulación y demás pasajeros. Al morir deja a su esposa y a tres hijos huérfanos.

Las 73 víctimas inocentes todavía aguardan que se haga justicia. Los principales culpables, aún no han sido sancionados y continúan una carrera criminal que no ha cesado y se extiende ya por más de cuatro décadas.

Enlaces Externos

Fuente