Saltar a: navegación, buscar

Artemisa común

(Redirigido desde «Artemisia vulgaris»)
Este artículo trata sobre Artemisa. Para otros usos de este término, véase Artemisa (desambiguación).
Artemisa común
Información sobre la plantilla
Artemisa Comun123.jpg
Nombre Científico:Artemisia vulgaris
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Asterales
Familia:Asteraceae
Tribu:Anthemideae
Género:Artemisia
Especie:Artemisia vulgaris

Artemisa común. Es una planta herbácea de la familia de las compuestas, vivaz de porte cespitoso, con un tallo anguloso de color rojizo cubierto de hojas alternas muy recortadas y flores de color amarillo.

Taxonomía

Nombre científico

  • Artemisia vulgaris L.[1]

Autores

publicado en: Species Plantarum 2: 848. 1753.[2]

Sinonimia

  • Artemisia opulenta Pamp.
  • Artemisia vulgaris var. glabra Ledeb.
  • Artemisia vulgaris var. kamschatica Besser[3]
  • Absinthium spicatum (Wulfen ex Jacq.) Baumg.
  • Artemisia affinis Hassk.
  • Artemisia coarctata Forselles
  • Artemisia javanica Pamp.
  • Artemisia officinalis Gaterau
  • Artemisia opulenta Pamp.
  • Artemisia vulgaris subsp. coarctata (Fors ex Besser) Ameljcz.
  • Artemisia vulgaris var. coarctica Besser[4]

Hábitat

Yerba silvestre originaria de Europa, común en España en los lugares áridos y terrenos incultos. Muy propagada en Estados Unidos donde se le considera una plaga y se le atribuye al polen del mismo efecto alérgico que, ocasionan algunas formas de asma y la llamada hay fever (fiebre del heno).

Descripción botánica

La artemisa está considerada como una de las plantas medicinales más antiguas del mundo. La Artemisa, muestra un tallo generalmente lampiño y rollizo, aunque anguloso y estriado, que alcanza entre 50 y 120 centímetros de altura. Considerada como una especie de ajenjo, no solo morfológicamente sino también por sus propiedades medicinales.

Las hojas de la artemisa, de color verdinegro por el haz y blanquecinas por el envés, a causa del vello que las recubre, están divididas en gajos profundos y agudos de 5 a 8 milímetros de anchura. Las cabezuelas se componen de diez a doce florecitas cada una. Las flores, ovoides y de color rojizo, forman pequeños capítulos reunidos en panículas. Los chinos han usado las hojas de Artemisa seca en la moxibustión (moxa), una técnica de medicina china.

Nombres comunes

  • Murgwort (Estados Unidos)
  • Artamisa. Artemisia, Artemega, Ajenjo, Donzell fals (Catalán)
  • Erle belarr, Belarr-min (Euskera)
  • Erva de fogo (Gallego).

Cultivo

Esta planta ha sido cultivada con semillas recibidas de distintos países, habiéndose logrado plantas que se han hecho perennes y han alcanzado gran desarrollo. Su cultivo no ofrece ninguna dificultad, sólo hay que vigilar que no se convierta en plaga, y comprobar los efectos alérgicos de su polen en Cuba.

Localización

La artemisa se cría en riberas,ribazos, setos y junto a los caminos. Nativa de Europa, Asia, África del Norte y América del Norte. En la península ibérica resulta frecuente en las regiones al norte, en los Pirineos (a partir del Alto Ampurdán hasta el extremo occidental), en Cantabria y Galicia. Le gusta crecer entre los escombros, y como mala hierba, en las superficies sembradas de césped.

Floración y cosecha

  • Época de floración: En verano, hacia principios de julio o finales de junio. Aunque en los valles pirenaicos, suele florecer más tarde.

Propiedades

  • Aperitiva, digestiva, antiinflamatoria, analgésica, desinfectante, antimicrobiana, antiparasitaria,anticonvulsiva.
  • El polen de las flores de Artemisa se conoce como una importante fuente de alérgenos respiratorios causantes fundamentalmente de rinitis o coriza

Aplicaciones

Es emenagoga, estimulante, tónica y nervina. El cocimiento de artemisa está indicado en todos los casos en que la menstruación se retarda a causa de mojaduras, disgustos, enfriamientos, sustos, mala circulación de la sangre, emoción desagradable, etc, en cuyas circunstancias es conveniente usar, con preferencia las hojas en mayor cantidad, pues son estás las que poseen en mayor grado las cualidades estimulantes y emanagogas que se requieren para provocar la menstruación.

Es buena también, la mezcla de raíces con las hojas y flores en menor proporción, ya que las primeras tienen la virtud terapéutica de combatir las molestias causadas por tales trastornos. La raíz de artemisa debe administrarse preferentemente en las afecciones nerviosas, en la epilepsia, en el histerismo, en las neuralgias, en los vómitos nerviosos y en la corea.

Está indicado para después del parto, pues favorece la expulsión de los residuos y de los coágulos de sangre, ya que estimula la mucosa del útero a una mayor actividad destinada a depurar todas sus impurezas.

Es planta tónica, excitante y antiespasmódica, con acción electiva sobre el útero. Obra notablemente como emenagoga cuando el retardo o desaparición de las reglas depende de un estado atónico o nervioso o de la clorosis. Se han alabado mucho sus virtudes en la epilepsia particularmente si ha desarreglos genitales. Además expulsa las lombrices.

Puede administrarse en polvo (de 2 a6 g) o en extracto acuoso (de 1 a 2g).

Otros usos de la planta

  • Esta planta está especialmente indicada en casos de anorexia, digestiones lentas y pesadas.
  • Anemia
  • Activa la función de los riñones
  • En caso de aborto, sea por el motivo que fuere, pueden quedar ciertos coágulos de sangre retenidos que con el uso del té de Artemisa colaboran en la disolución de los mismos liberando las partes afectadas y regularizándolas.

Referencias

  1. Nombre científico de Artemisa común. Consultado 5 de agosto de 2013. Disponible en: www.tropicos.org
  2. Autores de Artemisa común. Consultado 5 de agosto de 2013. Disponible en: www.tropicos.org
  3. Sinonimia de Artemisa común. Consultado 5 de agosto de 2013. Disponible en:www.tropicos.org
  4. Sinonimia de Artemisa común. Consultado 5 de agosto de 2013. Disponible en: www.theplantlist.org

Fuentes

  • Roig, Juan Tomás. Plantas Medicinales, Aromáticas y Venenosas de Cuba. Tomo: A-L
  • Cembrano, J. Plantas medicinales. p. 29
  • Morra, V.J. Medicina vegetal. p. 131
Obtenido de «https://www.ecured.cu/index.php?title=Artemisa_común&oldid=2151086»