Saltar a: navegación, buscar

Magnoliophyta

Magnoliófitas
Información sobre la plantilla
Primula aka.jpg
Nombre Científico:Magnoliophyta Cronquist, Takht. & W. Zimm. ex Reveal
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta (Magnoliófitas)
Angiospermae (Angiospermas)
Clase:*Amborellales

Magnoliophyta. Grupo más extenso y variado de plantas con semillas. Se les denomina también angiospermas.

Taxonomía

Nombre científico

  • Magnoliophyta Cronquist, Takht. & W. Zimm. ex Reveal[1][2]

Autores

Antiguos autores

Sinonimia

  • Angiospermae

Nombre común

  • Magnoliófitas, angiospermas.

Clases

Origen del nombre

El término angiospermas proviene de dos palabras griegas: angíon (vaso, ánfora)y sperma (semilla), las cuales unidas significa"semillas envasadas". Esto en realidad hace referencia a que sus óvulos y sus semillas están encerrados por la hoja fértil portadora de los óvulos o carpelo. De esta forma, el grano de polen para fecundar al óvulo, debe contactar una superficie del carpelo preparada para ello (el "estigma") en lugar de caer directamente sobre el óvulo como en Gimnospermas.

Las angiospermas son un grupo de espermatofitas reconocido como monofilético, desde hace mucho tiempo debido a sus caracteres morfológicos distintivos; y cuya monofilia fue sostenida posteriormente por los análisis moleculares de ADN.

Debido a que se creía hasta hace poco tiempo que las Magnolias eran las flores más parecidas a la "angiosperma ancestral" (la primera planta de estas características, de la que habría descendido todo el resto de las ).

Evolución de la especie

El grupo de las angiospermas a sufrido una notable diversificación. En el registro fósil este grupo aparece a principios del período Cretácico (tercer y último período de la era Mesozoica), momento a partir del cual aparecen enormes cantidades de fósiles de especies muy diversas; fenómeno al que Charles Darwin llamó  un "abominable misterio".

La mayoría de las plantas terrestres pertenecen a este grupo. En realidad se considera que las angiospermas son las responsables de la mayor parte de la diversidad en espermatofitas, en embriofitas y en viridofitas.

Así como posee una gran variedad de especies, este grupo se caracteriza por poseer una diferentes hábitos, y haber ocupado prácticamente todos los nichos ecológicos posibles.

Existen plantas arbustivas y herbáceas, las hay terrestres y acuáticas, se encuentran tanto en los desiertos como en los pantanos, en el nivel del mar como en lo alto de las montañas. Su diversidad  es mucho más alta en zonas tropicales y húmedas (alrededor del 60% de las especies son de zonas tropicales y un 75% tiene un crecimiento óptimo en climas tropicales), donde dominan completamente el paisaje, y va disminuyendo su número hacia las latitudes altas; llegando a poseer una representación empobrecida en las floras más frías como la de la tundra (que todavía hoy está dominada por las coníferas).

Los miembros de esta división son la fuente de la mayor parte de los alimentos consumidos por el hombre, así como de muchas materias primas y productos naturales. El grueso de la alimentación mundial procede de sólo quince especies.

Características morfológicas

Los rasgos morfológicos más distintivos son:

  • Muchas angiospermas poseen vasos xilemáticos en lugar de traqueidas, carácter derivado dentro del grupo. En los vasos, el agua puede fluir sin necesidad de atravesar una membrana, lo que los vuelve muy eficientes en el transporte de fluidos dentro del esporofito; pero probablemente también más propensos a recibir daño (en especial por embolias de aire), cuando están sujetos al estrés hídrico.
  • El floema de las angiospermas difiere del de todas las demás plantas en que los elementos del tubo criboso (células vivassin núcleo, encargadas del transporte de azúcares) están acompañados por una o más células, que nacen de la misma célula madre que el elemento.

Sistemática de angiospermas

Taxones aceptados

Tradicionalmente las angiospermas fueron clasificadas en monocotiledóneas y dicotiledóneas (también llamadas liliopsida y magnoliopsida). Hoy se sabe que las dicotiledóneas no son monofiléticas, y que este sistema de clasificación no refleja la filogenia de las angiospermas.

Lugar de origen de las angiospermas

Según el registro fósil las angiospermas se originaron en latitudes bajas (cerca del Ecuador), en las que ya estaban bien distribuidas hace unos 130 millones de años; y se volvieron florísticamente prominentes hace 120 millones de años. Luego,  hace unos 100 millones de años, se dispersaron hacia latitudes más altas.

En el registro fósil de hace 70 millones de años, el 60-80% del polen encontrado en bajas latitudes es de angiospermas, mientras que sólo el 30-50% del polen encontrado en altas latitudes es de angiospermas, correspondiendo el resto del polen encontrado a gimnospermas y pteridofitas.

Aparentemente esta reticencia de las angiospermas, para dominar la flora en las latitudes más altas se debió, en parte, a las limitaciones estacionales de luz y la humedad que hay en las altas latitudes; las cuales deben haber ofrecido pocas oportunidades a las especies colonizadoras de angiospermas para reemplazar a la antigua vegetación, bien establecida y adaptada, de gimnospermas y pteridofitas (Willis y McElwain, 2002).

Esta disminución de la diversidad con el aumento de la latitud, probablemente haya tenido más que ver con restricciones en la biología de las angiospermas existentes en ese momento, que con bajos índices de dispersión (Willis y McElwain, 2002). De hecho, aún hoy la diversidad de especies de angiospermas es más baja que la de gimnospermas en biomas boreales como el de la Tundra.

Si bien las primitivas angiospermas no parecen haber sido especies invasivas en las altas latitudes, ese escenario parece haber cambiado más tarde, con la aparición de angiospermas más recientes para las cuales las altas latitudes parecen haber ofrecido un escenario óptimo para dominar el ambiente y espaciarse posteriormente. Por ejemplo, el sur de Gondwana parece haber sido el origen del género Nothofagus, que apareció hace unos 70 millones de años y aún hoy en día es un componente importante de la flora del Hemisferio Sur.

Las angiospermas del Cretácico tardío como reflejo de la flora actual

Una parte significativa de la flora actual del hemisferio norte y sur, apareció por primera vez a fines del período Cretácico (hace 100-65 millones de años), incluyendo a familias como ulmaceae (hay registros fósiles del género ulmus), betulaceae, juglandaceae, fagaceae (especialmente nothofagus) y gunneraceae.

La mayor parte de los árboles aparecidos en esta época, hoy en día tienen una distribución que es principalmente tropical o subtropical. Es interesante notar que la mayor parte de las angiospermas actuales son básicamente tropicales en sus requerimientos, con aproximadamente la mitad de todas las familias de angiospermas confinadas a regiones tropicales, y unos tres cuartos de las familias llegando a óptimos de crecimiento en ambientes tropicales.

Por lo tanto, aunque algunas de ellas sean consideradas como de hábitat templados del hemisferio norte o del hemisferio sur, probablemente todavía tengan muchas de las características que les permitieron sobrevivir en el ambiente en que se originaron.

Referencias

  1. Nombre científico de Magnoliophyta. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  2. Nombre científico de Magnoliophyta. Consultado 13 de agosto de 2012 en Software Catalogue of Life: 2011 Annual Checklist, CD. ETI BioInformatics, 2011. Disponible en: www.catalogueoflife.org
  3. Autores de Magnoliophyta. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  4. Antiguos autores de Magnoliophyta. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org

Bibliografía

Morfología y General

  • Judd, W. S. Campbell, C. S. Kellogg, E. A. Stevens, P.F. Donoghue, M. J. 2002. Plant systematics: a phylogenetic approach, Second Edition. Sinauer Axxoc, Estados Unidos.

Sistemática

  • The Angiosperm Phylogeny Group. 2003. "An update of the Angiosperm Phylogeny Group classification for the orders and families of flowering plants: APG II". Botanical Journal of the Linnean Society, 141, 399-436. (pdf aquí )

Evolución

  • Willis y McElwain. 2002. "Flowering Plant Origins". en: The Evolution of Plants, capítulo 6.
  • Raven. 2004. "Evolution of the Angiosperms". en : Biology of Plants, capítulo 20 (pdf aquí )

Lecturas recomendadas

  • Pamela S. Soltis, Peter K. Endress, Mark W. Chase, Douglas E. Soltis. 2005. Phylogeny & Evolution of Angiosperms. Sinauer Associates, Estados Unidos. 370 pp.

Enlace externo