Bajo la piel del Che

Bajo la piel del Che
Información sobre la plantilla
Bajo la piel del Che.JPG
Título originalBajo la piel del Che
Autor(a)(es)(as)Alicia Elizundia Ramírez
Editorial:Ediciones La Memoria
Diseño de cubierta:Héctor Villaverde
Emplane:Vani Pedraza García
ISBN959-7135-51-5
PaísCuba
PremiosPremio Memoria 2001, Premio de Ética Elena Gil 2006


Bajo la piel del Che. Ese texto, ganador del Premio de Ética Elena Gil 2006, que otorga el capitalino Centro Félix Varela y del Premio Memoria 2001, que otorga el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau posee indiscutidos valores ético-morales que el lector descubre en el conjunto de entrevistas y testimonios, algunos inéditos, reveladores del temple y el carácter del comandante Ernesto Guevara de la Serna.

Bajo la piel del Che constituye una aproximación, básicamente humana y espiritual, a la carismática personalidad del Guerrillero Heroico; facetas que nos muestran al hombre que se consagró en cuerpo, mente y alma a luchar por un mundo mucho más justo, para enaltecer la dignidad del ser humano.

Sinopsis

Este libro se centra en la figura emblemática del Comandante Ernesto Che Guevara llevado de la mano por su autora, Alicia Elizundia Ramírez, a través de un género aparentemente sencillo pero complejo a la vez: la entrevista periodística. El texto nos adentra en momentos relevantes y anécdotas personales contados por testimoniantes que mucho tuvieron que ver con circunstancias y momentos diferentes en el actuar protagónico del Che dentro de sus múltiples facetas en Cuba y en otras latitudes.

Según confiesa la autora del libro:

" En el libro se reúnen más de quince voces, entre ellas está la de Aleida Guevara March, la hija del Che, el Comandante Ramiro Valdés, Julio Díaz Escalona, el evangelista de la tropa del Che, que estuvo en el batallón de los descamisados, Harry Villegas y Leonardo Tamayo, los dos sobrevivientes de la guerrilla boliviana, Víctor Dreke el segundo hombre de la Guerrilla del Congo, Luis Carlos García Gutiérrez (Fisín), quién le hizo el cambio de identidad cuando sale clandestino del Congo para Praga, Alberto Díaz Gutiérrez, que es el nombre de Korda, el fotógrafo de la imagen más conocida del Che, también participa la doctora María del Carmen Ariet, prologuista del libro pero al mismo tiempo la única mujer integrante del equipo de científicos cubanos que participó en la búsqueda de los restos en Bolivia, Hamlet Lima Quintana, el autor de Diario de Regreso, Oscar Cardozo Campos, importante músico argentino ya fallecido quien compuso la música de la cantanta, y Jairo, cantante muy reconocido que interpretó los temas, entre otros.”

Criterios sobre la obra

Jesús Dueñas Becerra, crítico y periodista cultural cubano:

" La lectura de Bajo la piel del Che, de la profesora y periodista Alicia Elizundia Ramírez, acaricia el intelecto y el espíritu de los amantes de la vida y la obra de ese hijo legítimo de la patria grande latinoamericana soñada por Bolívar y Martí.”

Miriam Rodríguez Betancourt, periodista, profesora universitaria e investigadora cubana:

" Cada entrevistado, a instancias del inteligente cuestionario que Alicia propone, revela singulares aristas de la personalidad guevariana descubiertas en el conocimiento de su acción y pensamiento o en el trato cercano y continuado. Todos expresan su admiración ilimitada y le agradecen alguna enseñanza para la vida; sin embargo, desde su hija Aleida, el Comandante Ramiro, los guerrilleros que le acompañaron en las gestas de Cuba, África y Bolivia, hasta la esposa amada, también combatiente, rehúsan proyectar con sus palabras una imagen de hombre perfecto para el héroe. No quieren santificarlo ni idealizarlo. Ellos saben, como decía Pablo de la Torriente Brau, que los hombres perfectos solo existen en las películas de Hollywood. Aunque confiesen su devoción por el jefe guerrillero, resalten sus extraordinarias virtudes, inteligencia y sensibilidad, se advierte en los testimoniantes un afán de acercarlo a su dimensión más humana, en lo que esta tiene de paradójica y aún de contradictoria. Que no lo vean solo como un hombre duro, pide un revolucionario nicaragüense que lo conoció en la Guatemala de Arbenz y supo de su viril ternura, y Ramiro Valdés, su compañero de tantas batallas y amigo entrañable, acepta que el Che era severo, pero nunca extremista, en tanto dos sobrevivientes de Bolivia, sus compañeros desde la Sierra Maestra, el coronel Leonardo Tamayo y el General Harry Villegas, coinciden en valorar más que benévolo, justo, al brillante jefe guerrillero que siempre guardaba un poquito de arroz para cocinárselo al combatiente próximo a cumplir años, aunque nadie más comiera ese día.”

Edith Aiello, madre de dos víctimas de la última dictadura militar argentina:

" Llevar a la letra impresa destellos del comportamiento, arrojo y ejemplo de un personaje devenido paradigmático, a partir de vivencias guardadas en el recuerdo, requiere, a no dudar, de una rigurosa investigación que de por sí avala, en su sentido más depurado, al periodismo investigativo y reafirma lo mucho que le queda por buscar en los intersticios de nuestra memoria histórica viva. En el libro encontramos, como se indica, una diversidad de personajes, cada cual con su singular modo de decir. Mezcla el testimonio sencillo de un soldado o un campesino con el de otros con un mayor nivel intelectual, pero todos expresan, con un lenguaje realista y a la vez evocador, instantes conmovedores y destellos impactantes, en los que resaltan los altos valores humanos, éticos y revolucionarios del Che.”

Fuentes