Saltar a: navegación, buscar

Basílica de San Antonio (Padua)

Basílica de San Antonio
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Iglesia)
Basili05.jpg
Templo cristiano más importante de la iglesia católica
Descripción
Tipo:Iglesia
Localización:Padua, Bandera de Italia Italia

La Basílica de San Antonio: es la iglesia más importante y conocida de la ciudad de Padua. Se empezó a construir inmediatamente después de la muerte del Santo, el 13 de junio de 1231 (desde aquel momento, el día de su fiesta), y fue terminada al comienzo del siglo siguiente. El edificio es conocido también por su complejidad arquitectónica: en él viven juntos en armonía diferentes estilos, como el románico, el gótico y el barroco. Al exterior, tiene ocho cúpulas que se pueden ver desde lejos en el centro de la ciudad, y torres campanarias de estilo oriental. Aunque el interior quede bastante a oscuras durante el día, se nota su increíble belleza y preciosidad: es realmente una joya.

El Altar Mayor

El altar está dominado por el gran crucifijo y las estatuas de bronce del gran escultor Donatello. Es una estructura monumental, pero lamentablemente no se puede acercarse mucho para apreciar estas obras maestras en sus detalles.


La Virgen del Pilar

En la primera columna de la nave izquierda se puede admirar la Virgen del Pilar. Fue pintada al fresco, algunos años después de la mitad del siglo XIV, por Stefano da Ferrara. Los ángeles que están encima y a los dos apóstoles de los lados, se añadieron posteriormente. Las brillantes diademas en la cabeza de la Virgen y del Niño se remontan al siglo XVII. Sobre el primer altar a la izquierda está el retablo de San Maximiliano Kolbe, pintado también por Pietro Annigoni en 1981.

La Capilla del Santísimo

Es la primera capilla de la nave derecha.Es el lugar donde se guarda la Eucaristía y se adora a Cristo presente en el signo del pan. La capilla se caracteriza por sus bellísimos y vivaces colores.

Antiguamente se llamaba Capilla de los Gattamelata construida por deseo de la familia del condottiere Erasmo da Narni (llamado Gattamelata, †1443) como lugar para su tumba, que se encuentra en la pared izquierda; a la derecha en cambio está la tumba del hijo Giannantonio (†1456). La capilla, en estilo gótico, fue acabada en 1458. Su planta es cuadrada, con cuatro columnas en las esquinas y la bóveda baída con aristas.

Todo lo demás ha sufrido distintas colocaciones a lo largo de los siglos. La última, que incluyó también el ábside de detrás del altar, se remonta a los años 1927-1936 y es obra de Ludovico Pogliaghi, artista asimilador y versátil.

La Capilla de la tumba de San Antonio

Capilla de San Antonio.

La tumba del Santo fue llamada desde el principio 'Arca'. En esta capilla, debajo de la mesa del altar y a una altura de hombre, se encuentra la tumba del Santo, colocada ahí después de haber estado de 1231 a 1263 en la pequeña iglesia de Santa María Mater Domini (hoy Capilla de la Virgen Mora) y desde 1263 a 1310 en el centro de la Basílica, delante del presbiterio, debajo de la actual cúpula cónica; es incierta, en cambio, la colocación de la tumba de 1310 a 1350 (que puede haber sido incluso la actual). Desde 1350 ha estado siempre en esta capilla.

Hasta principios del siglo XVI el estilo con el que estaba decorado la capilla era el gótico, pintada al fresco por Stefano da Ferrara, el mismo autor de la Virgen del Pilar.

La decoración actual, del siglo XVI, muy unitaria del punto de vista arquitectónico y escultórico, parece que debe atribuirse a Tullio Lombardo. El altar es más bien sobresaliente, pero el artista Tiziano Aspetti (que lo realizó hacia finales del siglo XVI) estaba condicionado por la altitud difícil de modificar de la tumba, seguramente precedente. Las estatuas del altar (San Antonio entre San Buenaventura y San Ludovico de Anjou) son del mismo artista, mientras que otros artistas realizaron los ángeles que llevan los cirios y los dos pequeños candelabros. Los más grandes y esbeltos, sobre soportes de ángeles de mármol, fueron creados por Filippo Parodi.

La Capilla de las Reliquias

Esta capilla se encuentra al fondo de la iglesia, detrás del ábside. Aquí se encuentran las reliquias de San Antonio. Entrando, a la izquierda se encuentra el mantel que cubría los despojos del Santo, y los restos de su túnica,cerca de la caja que tenía su cuerpo hasta el año 1981, cuando la tumba se abrió para estudiar los sagrados despojos. Al final, se encuentran las reliquias, dentro de unos relicarios de oro: la lengua incorrupta, el mentón y el aparato vocal del santo. Se encuentran aquí como objetos de veneración, pues se encontraron incorruptos después de unos años del entierro.

Fuentes