Saltar a: navegación, buscar

Benjamin Jonson

Benjamin Jonson
Información sobre la plantilla
Ben jonson.jpg
Fue un dramaturgo, poeta y actor inglés del Renacimiento
Nacimiento11 de junio de 1572
Westminster, Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fallecimiento6 de agosto de 1637
Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Conocido por Ben Jonson


Benjamin Jonson. Fue un dramaturgo, poeta y actor inglés del Renacimiento. Sus obras más conocidas son Volpone y el El alquimista, además de sus poemas líricos. Jonson leía mucho y tenía un apetito aparentemente insaciable por la controversia. Tuvo una influencia tal en los dramaturgos y poetas de las épocas.

Síntesis biográfica

Aunque nació en Westminster, Londres, Jonson afirmaba que su familia provenía de la frontera escocesa. Su padre murió un mes después de nacer Ben, y su madre se volvió a casar dos años después, con un maestro albañil masón. Jonson fue a la escuela de St. Martin’s Lane, y fue enviado más tarde a la Westminster School, donde uno de sus profesores fue William Camden. Jonson continuaría el trato con Camden, cuya cultura influyó evidentemente en su estilo hasta la muerte del segundo en 1623. Al finalizar se creía que Jonson asistiría a la universidad de Cambridge, pero el mismo diría que no fue a la universidad, sino que fue puesto a trabajar inmediatamente: una leyenda archivada por Thomas FulleriFuller indica que trabajó en la construcción de una pared en Lincoln’s Inn. Jonson se cansó pronto del oficio (posiblemente de albañil) y marchó durante un tiempo a los Países Bajos como voluntario en el regimiento de Francis Vere.

Ben Jonson se casó alrededor de 1594 con Ann Lewis Los registros de la iglesia de St. Martin revelan que su hija mayor, Mary, murió en noviembre de 1593, a los seis meses de nacer. Su hijo mayor, Benjamin, murió en la plaga de la siguiente década, el epitafio de Jonson a su hijo, On My First Sonne fue escrito poco después. Un segundo Benjamin murió en 1635. Durante cinco años, en algún momento de este periodo, Jonson vivió separado de su esposa, disfrutando de la hospitalidad de Esme StuartlLord Aubigny.

La ascendencia de Ben Jonson

Jonson prosperó como dramaturgo durante la primera década (aproximadamente) del reinado de Jacobo VI de Escocia y 1 de Inglaterra; para 1616, ya había producido todas las obras sobre las que su reputación como dramaturgo dependía. Estas incluyen la tragedia de Catiline 1611, la cual consiguió solo un éxito limitado, y las comedias Volpone, (representada en 1605 e impresa en 1607), Jonson habló a Drummond sobre un verso satírico que decía que el subtitulo de la obra había sido adecuada, pues nadie aplaudió en la representación. Aun así, Epicoene, así como ‘‘Bartholomew Fair’’ y (aunque en menos medida) ‘‘The Devil is an Ass’’ han ganado en la actualidad cierto grado de reconocimiento.

Al mismo tiempo, Jonson persiguió una carrera como autor de mascarada para la corte del rey. ‘‘The Entertainment at Althorp’’ (1603) y The Masque of Blackness (1605) son solo dos ejemplos de sus más de dos docenas de mascaradas que escribió para James y para la Ana de Gran Bretañaireina Anna; La última de éstas fue elogiada por Algernon Charles SwinburnelSwinburne como un ejemplo consumado de ese género ya extinto que mezclaba el diálogo con el baile y el espectáculo. En muchos de éstos proyectos colaboró, y no siempre pacíficamente con el diseñador Íñigo Jones. Quizá como resultado de esta nueva carrera, Jonson dejó de escribir obras para los teatros públicos durante una década.

En 1616 recibió una pensión de 100 marcos al año lo que ha llevado a muchos a identificarle como el primer poeta laureado. Este símbolo del favor real pudo haberle animado a publicar el primer volumen con la colección de sus folios ese mismo año. Otros volúmenes siguieron en 1640 y 1692.

A partir de 1620 Jonson comenzó a declinar lenta y progresivamente. Era todavía muy conocido, de hecho a esta época pertenecen los Hijos de Ben o “Tribu de Ben”, aquellos jóvenes poetas como Robert Herrick, Richard Lovelace, o Sir John Suckling que escribían sus versos bajo la influencia de Jonson. Sin embargo, una serie de contratiempos agotaron sus fuerzas y dañaron su reputación. Jonson volvió entonces a escribir teatro, pero estas obras no se consideran de lo mejor de su creación, aunque pueden resultar de interés para estudiar la Inglaterra de la época. ‘‘The Staple of NewsTt, por ejemplo, ofrece una visión remarcable de las primeras etapas del periodismo inglés. La acogida de la obra fue bastante indiferente, pero nada comparado con el fracaso de ‘‘The New Inn’’, que impulsó a Jonson a componer un poema condenado a su público “Oda a mí mismo”, que a su vez provocó a Thomas Carew, uno de la “Tribu de Ben, “ a responder con un poema en el que insta a Jonson a reconocer su propio ocaso (MacLean, 88). Su biblioteca ardió en 1623, lo que fue un severo golpe para Jonson, como muestra su ‘‘Execration against Vulcan’’.

En 1628 se convirtió en el cronólogo de la ciudad de Londres, sucediendo a Thomas Middleton; aunque aceptó el salario, no hizo mucho trabajo para la oficina. Ese mismo años sufrió un pequeño infarto que le debilitó considerablemente, y la posición acabó convirtiéndose en una Sinecura . Durante sus últimos años precisó de una asignación otorgada por su gran amigo y patrón William Cavendish, Duque de Newcastle. El principal factor del progresivo eclipse de Jonson fue, sin embargo, la muerte de James y la ascensión al trono de Carlos 1 de InglaterralCarlos 1 en 1625. Estuviera esto justificado o no, Jonson se sintió dejado de la lado por la nueva corte, y una disputa dañó para siempre su carrera de escritor de mascaradas, aunque continuó entreteniendo a la corte regularmente. Por su parte, Carlos mostró que también sentía aprecio por el gran poeta de la época de su padre, e incrementó su pensión anual. Sufrió otros infartos, pero Jonson continuó escribiendo.

Antes de morir en 1637 estuvo trabajando en otra obra ‘‘The Sad Shepherd’’ de la que solo existen dos actos. Esto implica un cambio de dirección en la escritura de Jonson hacia el pastoral. Está enterrado en la Abadía de Westminster bajo la inscripción “O Rare Ben Jonson, “. Se ha sugerido que esto puede también leerse como “Orare Ben Jonson” (orar por Ben Jonson), lo que indicaría un retorno al catolicismo durante su lecho de muerte. El hecho de que fuera enterrado de pie indica que se encontraba empobrecido al momento de su muerte

Teatro

Además de dos tragedias que no consiguieron impresionar al público renacentista y que no han ganado en reputación desde entonces, el trabajo de Jonson para los teatros se centra en la comedia . Estas obra varían en algunos aspectos. Las obras tempranas menores, especialmente aquellas escritas para los “boy players” (jóvenes adolescentes empleados por las compañías de actores), presentan tramas menos cuidadas y personajes no tan desarrollados que en obras posteriores, escritas para actores adultos.

Sus obras más tardías o “dotages, “ especialmente ‘‘The Magnetic Lady’’ y ‘‘The Sad Shepherd’’, exhiben algunos signos de adaptación a las tendencias románticas de la comedia isabelina. Con estas excepciones, el estilo cómico de Jonson permaneció constante y fácilmente reconocible. Anuncia su programa en el prólogo de la versión en folio de ‘‘Every Man in His Humour’’ prometiendo representar “hazañas y lenguaje iguales al que los hombres realmente emplean. “ Planeó escribir comedias que revivieran las premisas clásicas de la teoría dramática Isabelina, o más bien, dado que se podía asegurar que las comedias inglesas (salvo las peores) descendían de Plauto y Publio Terencio Africano Terencio, él pretendía aplicar con rigor esas premisas. Este compromiso tenía su lado negativo: después de ‘‘The Case is Altered’’, Jonson evitó los lugares lejanos, los personajes nobles, las tramas románticas y otros elementos de la comedia isabelina. Se centró, por el contrario en la herencia satírica y realista de la comedia nueva La herencia satírica y realista de la Comedia nueva

Ubicó sus obras en lugares contemporáneos, usando estereotipos reconocibles para el público, y les hizo actuar de una forma que, si no estrictamente realista, envolvía motivos cotidianos como la avaricia y los celos. A este modelo clásico aplica Jonson dos distintivos que salvan la mímesis de los clásicos de resultar pedante: lo vívido de la representación de la vida de sus personajes y lo complicado de sus tramas. Coleridge, por ejemplo, afirmó que la de ‘‘El alquimista’’ era una de las tres más perfectas tramas de la literatura.

Poesía

La poesía de Jonson, al igual que su drama, está influida por su educación en los clásicos. Algunos de sus poemas más conocidos son adaptaciones cercanas de los modelos griegos o romanos y todos exhiben una cuidadosa atención a la forma y al estilo, tan propio de los escritores conocedores de los clásicos a la manera del Humanismo renacentista. Jonson, sin embargo, evitó en gran parte las discusiones sobre la rima y la métrica que habían consumido a otros clasicistas isabelinos como Campion y Harvey. Aceptando igualmente la rima y el acento, Jonson las utiliza para imitar las cualidades clásicas de simplicidad, contención, y precisión. sus “epigramas’ (publicados en el folio de 1616) marcan una iniciación en un género que era muy popular entre el público Isabelino y jacobino.

Los epigramas de Jonson exploran diversas actitudes, la mayoría de ellas extraídas de las reservas satíricas del momento: abundan las quejas contra las mujeres, los cortesanos, y los espías. Los poemas condenatorios son cortos y anónimos; Los de alabanza, incluyendo un poema famoso a Camden y líneas a Lucy Harington, son algo más largos y trabajados, y se dedican particularmente a individuos específicos.

Los poemas de “El bosque” también aparecieron en el primer folio, se trata de quince poemas, la mayoría de ellos dedicados a los protectores aristocráticos de Jonson. Pero los más famosos son el poema de su casa de campo, “A Penshurst” y el poema “A Celia” (“Come, my Celia, let us prove”) que aparece también en Volpone’’. Underwoods publicado en una expansión del folio en 1640, es un grupo más grande y heterogéneo de poemas, que contiene “A Celebration of Charis” (el mayor esfuerzo de Jonson en la poesía amorosa), varios fragmentos de carácter religioso; y otros poemas dedicados incluyendo un poema a Shakespeare y un Soneto para Mary Wroth, así como la “Execration against Vulcan”, y otros. El volumen de 1640 también contiene tres elegías que se han atribuido a John Donne, pues uno de ellos apareció en los “collected poems” publicados tras la muerte de Donne.

Fuentes