Saltar a: navegación, buscar

Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada

Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
BibliotecaFD.jpeg
Tipo de unidad:Institución cultural
País:Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México

Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada: Primero fue el templo de San Felipe Neri, luego teatro, estuvo abandonado y al final se convirtió en la biblioteca "Miguel Lerdo de Tejada", debido a su importancia histórica fue declarado Monumento el 4 de septiembre de 1931. Situado en la calle de República de El Salvador 49, entre Bolívar e Isabel la Católica, en pleno centro de la Ciudad de México, este inmueble es un típico representante del arte churrigueresco.

Presentación

Ubicada en el Antiguo Oratorio de San Felipe Neri, la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada cuenta con valiosos fondos históricos conformados por grandes maestros del pensamiento económico y social que la dirigieron; entre los que se encuentran Jesús Silva Herzog, su fundador, Daniel Cosío Villegas y Agustín Yáñez.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

Creada en 1928 para estimular el estudio de las ciencias económicas, la biblioteca tuvo como primera sede la Capilla de la Emperatriz en Palacio Nacional. En 1957 se le dio el nombre de Miguel Lerdo de Tejada, como homenaje a quien ocupó la cartera de Hacienda con los presidentes Ignacio Comonf ort y Benito Juárez.

En 1970 se trasladó al Oratorio de San Felipe Neri, otrora Teatro Arbeu, magnífico inmueble restaurado por la Secretaría de Hacienda, cuya fachada barroca constituye un valioso monumento en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Interior de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

El boletín bibliográfico, reconocida publicación de los años cincuenta y sesenta, constituye uno de los aportes editoriales más significativos de la Biblioteca en el rescate documental de la historia de México. Sus páginas reunieron a un gran número de pensadores e intelectuales que encontraron en esta biblioteca un centro de reunión y reflexión.

La riqueza de sus colecciones bibliográficas en humanidades y ciencias sociales, en especial en historia, y su hemeroteca, la han convertido en una importante fuente de consulta para los investigadores, estudiantes y público en general. Su estantería abierta en sala permite el acceso directo a los lectores.

Entre sus colecciones bibliográficas destacan el Fondo Reservado con más de 25 mil libros de los siglos XVI al XIX; la biblioteca del Dr. Arturo Arnáiz y Freg, donada por el historiador en 1980; la biblioteca de Genaro Estrada, notable humanista y canciller de México, en la que sobresalen obras autografiadas por destacados escritores como Alfonso Reyes y algunos miembros de los contemporáneos; y parte del Fondo Histórico de Hacienda con publicaciones del siglo XIX como circulares, memorias, cuentas del tesoro, presupuestos, leyes y decretos.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Salas de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

Su hemeroteca es una de las más ricas del país. Tiene revistas y periódicos nacionales publicados desde el siglo XIX, entre ellos El Monitor Republicano, El Ahuizote, El hijo del Ahuizote, El imparcial, El Siglo XIX y el Diario Oficial de la Federación desde 1843 a la fecha. Entre las colecciones especiales se encuentra la de los Archivos Económicos, recortes de periódicos de 1928 a 1993 con los grandes temas nacionales, en los que destaca el rubro de temas hacendarios.

Actualmente se reciben los periódicos de circulación nacional, y 40 títulos de revistas nacionales y extranjeras de economía, historia, gestión pública, cultura y temas de interés nacional. Su colección de discos compactos y el servicio de Internet permiten enriquecer y agilizar los servicios informativos a través del concepto de biblioteca electrónica.

La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, constituye un armonioso conjunto arquitectónico, sus espacios permiten una consulta cómoda y funcional. Su sala de lectura y la sala reservada para investigadores exhiben la obra mural realizada por el pintor de origen ruso Vlady Kibalchich.

Objetivos

La Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada tiene entre sus objetivos principales, ser una institución de excelencia académica dentro de la administración pública federal orientada a la comunidad académica y pública.

Adquiere, procesa y pone a disposición de los usuarios, la bibliografía adecuada que apoye sus líneas de investigación, desarrollando en forma paralela la instrumentación de proyectos que le permitan ir a la vanguardia al proporcionar servicios óptimos de información.

Servicios que ofrece

Error al crear miniatura: Falta archivo
Salas de la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.
  • Cuenta con colecciones especializadas en ciencias sociales y humanidades.
  • Posee una rica hemeroteca con periódicos y diario oficial de la Federación desde el siglo XIX hasta la fecha, así como revistas especializadas.
  • Proporciona servicios de referencia especializada a través de sus acervos en disco compacto.
  • Pone a disposición de usuarios e investigadores materiales de edición actual.
  • Consolidó sus importantes colecciones históricas a través de un macro proyecto de depuración y organización bibliográfica, mediante el cual se rescataron y organizaron valiosas obras, mismas que se encuentran en proceso de sistematización a fin de ser difundidas y consultadas.

Colecciones

  • Colección General: A disposición de los usuarios a través de estantería abierta y cerrada está conformada por libros de economía, finanzas, derecho, demografía, estadística, historia, obras de consulta y por la colección de publicaciones del INEGI. Se enriqueció con la incorporación del acervo especializado de la Biblioteca de Finanzas y de la Biblioteca Nacional de Planeación, así como por publicaciones recientes de la Secretaría de Hacienda.

Incluye obras publicadas desde 1920 a la fecha y primeras ediciones sobre humanidades y ciencias sociales.

  • Arturo Arnáiz y Freg Parte de su biblioteca se encuentra en la Lerdo de Tejada. Fue adquirida en 1939 por la Secretaría de Hacienda. Valiosa colección integrada por obras con firmas autógrafas de intelectuales vanguardistas como Gilberto Owen, Salvador Novo, Xavier Villaurrutia, Carlos Pellicer y Alfonso Reyes, entre otros.
  • Genaro Estrada Obras de los siglos XVI al XIX, en temas de derecho civil, literatura, arte, ciencias, historia, geografía y obras generales de gran valor histórico, cuya rareza y singularidad, hacen de cada obra una pieza única, provenientes de diversos fondos bibliográficos eclesiásticos, como el de la Biblioteca Conciliar de México o el fondo del Colegio de San Fernando y otras colecciones que pertenecieron a ilustres personajes como Carlos de Sigüenza y Góngora.

Las obras incluyen grabados, mapas, así como dibujos de extraordinaria manufactura en la aplicación de la técnica, los cuales aunados a la belleza y originalidad de los ex - libris, marcas de fuego, apostilla y leyendas que los conforman, las convierten en joyas bibliográficas.

El archivo histórico está integrado por manuscritos de los siglos XVII y XVIII, referentes principalmente a temas notariales.

  • Fondo Reservado Rica colección formada por obras editadas por la Secretaría de Hacienda en los siglos XIX y XX, como publicaciones oficiales, económicas, estadísticas, fiscales, circulares, memorias, cuentas del Tesoro Federal, presupuestos, decretos y leyes, entre otras. Importante fuente de consulta y un testimonio de la historia hacendaria del país desde el México independiente. Se encuentra en proceso de sistematización para facilitar su acceso a historiadores, economistas y usuarios que realizan investigación retrospectiva con documentos fuente.

En esta colección se encuentran los libros publicados por la Secretaría de Hacienda desde 1914 a la fecha, que ilustran la trayectoria editorial de la Institución.

  • Fondo Histórico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público La biblioteca es depositaria de una importante colección de historia y humanidades, la cual resulta de inapreciable valor cultural para estudiantes e investigadores. Este acervo fue donado en 1980 por uno de los historiadores más reconocidos de México.

Fuente