Saltar a: navegación, buscar

Boca de Jaruco

Boca de Jaruco
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaMayabeque
 • MunicipioSanta Cruz del Norte
Jarucoboca.jpg
Localidad pesquera Boca de Jaruco

Boca de Jaruco. Es por su imagen, realidad y tradición, un pueblito de pescadores, ubicado junto a la desembocadura del río Jaruco, en la costa norte de la provincia de Mayabeque, perteneciente al municipio de Santa Cruz del Norte y distante unos cuarenta kilómetros de la capital. Se trata de una zona costera, ubicada junto a un río de belleza natural extraordinaria, que desemboca en una ensenada, constituyendo un estuario en su desembocadura y que fue siempre un gran criadero de ostiones, cangrejos, jaibas, camarones y peces.

Historia

En Cuba, durante el gobierno de Gerardo Machado, existía una crítica situación económica, y Boca de Jaruco era un pequeño pueblo de pescadores, que como el resto de las localidades del país, afrontaba dificultades.

En los años 30 del siglo XX, Boca de Jaruco no era el pueblo que es en la actualidad. Era un batey de unas cuantas casas de madera y techo de guano situado a la orilla del río que le da nombre y habitado principalmente por pescadores que vivían en una miseria deprimente, prácticamente aislados de otras poblaciones, se trasladaban a Santa Cruz del Norte atravesando un puente de madera sobre el río y tomando por un camino intrincado que bordeaba las lomas. A veces tenían una buena pesca y no encontraban a quién vendérsela. Era un lugar de difícil acceso, pero muy bello, sobre todo visto desde el mar.

Tratados azucareros

Aunque los tratados azucareros de 1927, 1929 y 1931, que limitaban unilateralmente la producción nacional, fueron los más perjudiciales para la economía cubana, el "Tratado del Ron", dirigido a reprimir el contrabando de bebidas alcohólicas hacia Estados Unidos, que existía desde comienzos del siglo durante la Ley Seca, fue el primero de los gestos de sumisión mediante los que la tiranía machadista procuró congraciarse con el gobierno de Washington.

Para cumplir los compromisos contraídos por el "Tratado del Ron" el gobierno llegó a enviar naves del Servicio de Guardacostas a impedir el tráfico de alcohol, ron y aguardiente por Santa Cruz y Boca de Jaruco.

El Puesto de la Marina de Guerra instalado en el Fuerte San Dionisio, de Boca de Jaruco, no hizo nada por congraciarse con la población local que vivía de este trato, y de la conducción igualmente ilegal de emigrantes clandestinos a los EE.UU. El contrabando continuó, pero ocurrieron agresiones a pescadores, ataques en alta mar y otras molestias.

Enlaces externos

Fuentes