Saltar a: navegación, buscar

Ley Seca

Ley seca
Información sobre la plantilla
Ley seca.jpg
Concepto:Denominación popular del conjunto de disposiciones legales que prohíben la manufactura y venta de bebidas alcoholicazas leyes y disposiciones prohibicionistas tuvieron particular repercusión en los Estados Unidos y caracterizaron todo un período de la historia norteamericana.

Ley seca. Norma mediante la cual fue prohibida, desde 1919 y hasta 1933, en Estados Unidos, la fabricación, comercialización y consumo de alcoholes (vino, cerveza whisky, etc). La ley se acogió a la XVIII Enmienda de la Constitución y mediante ella el gobierno republicano intentó, desde una perspectiva puritana, dar un giro a la moralidad del país.

Historia

En 1919 en EE.UU. entra en vigor las 18ª. Enmienda de la Constitución a partir del de la iniciativa de la congresista Andrew Volstead por la cual son prohibidas las bebidas alcohólicas, bajo la llamada Ley Seca, la medida que se prolongará hasta 1933 tendrá como efecto un espectacular auge de los grupos mafiosos ligados al comercio clandestino del licor, lo cual motivará numerosas polémicas mientras se extiende la corrupción entre quienes deben combatirlos. La prohibición se hizo efectiva en todo el territorio nacional el 17 de enero de 1920.

En vísperas de la entrada en vigor de la Prohibición, el 17 de enero de 1920, se difundieron por todo el país las palabras del diputado abstencionista de Minnesota Andrew Volstead:

"Esta noche, un minuto después de las doce, nacerá una nueva nación. El demonio de la bebida hace testamento. Se inicia una era de ideas claras y limpios modales. Los barrios bajos serán pronto cosa del pasado. Las cárceles y correccionales quedarán vacíos; los transformaremos en graneros y fábricas. Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mu­jeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puer­tas del infierno".

Pese a lo emocionante que pudieron parecer aquellas afirmaciones, la realidad fue que la bebida comenzó a tener un nuevo hechizo para consumidores y proveedores.

La Ley seca no cumplió los objetivos que pretendía. Antes al contrario, la prohibición incentivó el consumo, especialmente, de alcoholes de alta graduación y se convirtió en un auténtico problema de salud pública al alentar indirectamente la destilación ilegal. Pero sobre todo, dio alas al contrabando y al mercado negro, controlados por bandas de gánsters que hicieron de los Estados Unidos un lugar inseguro, debido a los sobornos a la justicia, a las autoridades y a la policía. El chantaje y los ajustes de cuentas entre bandas fueron algo corriente en este período. Mafiosos como Al Capone, acumularon un inmenso poder y el Estado hubo de crear unidades policiales especiales para atajar la corrupción de la propia policía (Elliot Ness).

En 1933 en los EE.UU. es derogada la Ley Seca como consecuencia de la injusticia, corrupción generalizada y creación del crimen organizado que ha estado vigente durante catorce años. Antes de 1980, debido principalmente a la anexión de varios barrios, la población de Chicago sobrepasó el millón de habitantes. Durante la época de la Ley Seca (1919-1933) Chicago se hizo famosa por el contrabando de licores y por los enfrentamientos entre bandas de gángster, entre los que destacó la figura de Al Capone, protagonista de la Matanza de San Valentín de 1929.

Consecuencias

La ley produjo la división y el descontento social. Mientras la prohibición pasó desapercibida para los agricultores que continuaron cosechando vino y otras bebidas caseras, y fue ampliamente aceptada por la población del Sur y del Middle West, las ciudades del Norte rehusaron aceptarla. Curiosa y paradójicamente, una ley aprobada con todo el esfuerzo y entusiasmo no consiguió apoyos para ser cumplida.

El número de agentes federales que vigilaban el cumplimiento de la ley fue escasísimo, con salarios insuficientes y apenas ayudados por las autoridades locales de las zonas húmedas. No es extraño, pues, que se desencadenasen la corrupción y la inmoralidad. El desprecio a la ley alteró las costumbres -principalmente de las clases altas- de forma extremadamente nociva. Los viejos salones desaparecieron dando paso a los speakeasies o bares ilegales. Contrabandistas sin escrúpulos introdujeron licores en el país desde México, Canadá o las Indias Occidentales para ser distribuidos por otros contrabandistas a su clientela. Incluso algunos americanos confeccionaron bebidas alcohólicas caseras.

La bebida comenzó a tener un nuevo hechizo. Altos ejecutivos y grandes empresarios burlaron olímpicamente la ley en sus mansiones y clubes convirtiendo la bebida en un signo de prestigio social. Siguiendo el ejemplo de la clase alta y hostigados por la rebeldía juvenil, teen-agers, estudiantes universitarios y gente joven, en general, no se quedaron atrás en el consumo de alcohol. Todo parecía indicar que la prohibición dejaba de ser el noble experiment (noble experimento), defendido por las gentes. La peor consecuencia de la prohibición fue estimular el crimen organizado. El tráfico de consumos ilegales de alcohol movió, por otra parte, cientos de millones de dólares que fueron a parar al mundo del hampa y de los bajos fondos.

Aparecieron los términos racker y racketeer y el gangsterismo hizo presa en otros negocios, extorsionados y obligados a pagar un impuesto para proteger sus intereses y verse libres de las llamas del fuego. Estamos hablando de crimen organizado, en el que se enfrascaban las bandas criminales rivales para asegurar el gigantesco negocio derivado del alcohol. Solamente en Chicago, se produjeron, en la década de 1920, más de 500 muertes a consecuencia de estas luchas entre bandas de gangster.

En esta ciudad, la bella Windy City, a las orillas del lago Míchigan, comenzó “Scarface” Al Capone, en 1925, su lucha por el control del mundo del crimen. Fue un personaje tan poderoso políticamente como cualquier otro en el gobierno de la ciudad y más duro que ninguno, haciéndose sospechoso, entre otras cosas, el famoso Masacre del Día de San Valentín, de 1929, en el que perdieron la vida siete miembros de una banda rival. Al Capone fue condenado por evasión de impuestos a once años en una prisión federal. El crimen organizado se extendió, por supuesto, a otros terrenos, como la prostitución, el juego y la droga.

Ley seca parcial

Existen varios tipos de leyes secas parciales, pero comúnmente se denominan así algunas regulaciones del comercio y consumo de alcohol, que se aplican en países donde el alcohol es aceptado como droga lícita. La principal regulación prohíbe el expendio y el consumo público de bebidas alcohólicas en determinados horarios, y también en algunos países se prohíbe el expendio y consumo de bebidas alcohólicas determinados días.

En Colombia, Perú, Chile, Ecuador y Venezuela, esta norma entra en vigencia siempre en cerca de cualquier tipo de elección a nivel nacional, como por ejemplo votaciones para Presidente y Congresistas de la República, Alcaldes o Presidentes Regionales. La norma se aplica de 48 horas antes del inicio de la elección hasta 24 horas después de la misma. Se consigue así evitar que la intoxicación etílica de numerosas personas resultara en desmanes y desórdenes. Así, durante este período no se puede beber ni expender ningún tipo de alcohol en lugares públicos en estas naciones.

Fuentes