Saltar a: navegación, buscar

Busto del cardenal Scipione Borghese

Busto del cardenal Scipione Borghese
Información sobre la plantilla
Scipione.jpg
Busto en mármol del cardenal Scipione Borghese esculpido por Gian Lorenzo Bernini
Datos Generales
Autor(es):Gian Lorenzo Bernini
Año:1632
País:Bandera de Italia Italia
Estilo:Arte neoclásico
Dimensiones:Mármol de Carrara, h. 77,2 cm, h. 21,5 cm de base
Localización:Galería Borghese (Roma)

Busto del cardenal Scipione Borghese . Obra del escultor italiano Bernini realizada por el artista en 1632, por encargo del cardenal Scipione Borguese.

Generalidades de la obra

A diferencia de los artistas que lo habían precedido, la relación de Bernini con la materia era más informal, sea por la decisión de no terminar las zonas no visibles de las esculturas, que por la elección del bloque a esculpir, que no seleccionaba personalmente porque concebía la escultura como manipulación, habilidad e ingenio.
El retrato de Scipione marcó un cambio en el estilo y en la forma de la producción de los bustos de Bernini, por un volumen más sobrio, una representación psicológica más profunda y por una mayor potencia expresiva, que daban la idea de un modelo hablante. Como Rubens y Van Dyck en los retratos del '600, Bernini inventó el motivo del diálogo con el espectador, por lo que el cardenal, aunque esté representado de acuerdo con los cánones oficiales, adquiere en el retrato una dimensión íntima.

El cardenal

El cardenal Scipione Borghese fue llamado a desempeñar un papel preponderante en la vida romana cuando su tío Camilo Borghese accedió al pontificado: Pablo V, 1605-1621. Hombre de gusto refinado e insaciable curiosidad intelectual, Scipione dedicó parte de su fortuna a reunir una de las colecciones de arte más importantes de Europa. También adquirió extensas propiedades en Roma, entre otras la Villa Borghese, y restauró y construyó multitud de iglesias por toda la ciudad, que todavía conservan el águila y el dragón, emblema de los Borghese.
En 1612-14 construye el Casino Borghese para albergar su colección de arte. Sus preferencias artísticas se dirigían a la Antigüedad clásica y el Renacimiento, desinteresándose del arte medieval, demasiado tosco para su gusto.
Mostró también un vivo interés por el arte barroco, que empezaba a despuntar en su época:

  • Fue el descubridor y primer mecenas de Bernini, a quien encargó sus primeras obras importantes, que hoy forman algunas de las piezas más impresionantes de la colección.
  • Admiraba igualmente el genio heterodoxo de Caravaggio: adquirió un buen número de obras suyas, y hoy es uno de los museos de referencia de este autor.

Curiosidad

Como ejemplo de su maestría con la piedra, durante los trabajos del busto de Scipione Borghese, apareció un defecto en el mármol. Borghese aceptó no posar durante varios días, ignorando que en ese tiempo esculpiría un busto idéntico desde cero. Filippo Baldinucci (1682) cuenta que terminado el trabajo, el escultor se dio cuenta de una imperfección en el bloque de mármol, suficientemente grande para causar el efecto de un grieta, todavía visible en la frente del cardenal. El artista entonces realizó una réplica del busto, que esculpió en tan solo quince noches.
Esta anécdota es uno de los pilares sobre los que se basa el mito del virtuosismo de Bernini.

Véase también

Fuentes