Saltar a: navegación, buscar

Modelo CMYK

(Redirigido desde «CMYK»)
CMYK
Información sobre la plantilla
Cmyk.png
Concepto:Cian, magenta, amarillo y key (negro).
Modelo de color CMYK. El modelo CMYK (acrónimo de Cyan, Magenta, Yellow y Key) es un modelo de Colores sustractivo que se utiliza en la Impresión en colores.

Características

Este modelo de 32 bits se basa en la mezcla de pigmentos de los siguientes colores para crear otros más:

   * C = Cyan (Cian).
   * M = Magenta (Magenta).
   * Y = Yellow (Amarillo).
   * K = Black ó Key (Negro).

La mezcla de colores CMY ideales es sustractiva (pues imprimir cyan, magenta y amarillo en fondo blanco resulta en el color negro). El modelo CMYK se basa en la absorción de la luz. El color que presenta un objeto corresponde a la parte de la Luz que incide sobre éste y que no es absorbida por el objeto.

El cian es el opuesto al rojo, lo que significa que actúa como un filtro que absorbe dicho color (-R +G +B). Magenta es el opuesto al verde (+R -G +B) y amarillo el opuesto al azul (+R +G -B).

Uso de la tinta negra

Por varias razones, el negro generado al mezclar los Colores primarios sustractivos no es ideal y por lo tanto, la impresión a cuatro tintas utiliza el negro además de los colores primarios sustractivos amarillo, magenta y cyan. Entre estas razones destacan:

  • Una mezcla de pigmentos amarillos, cian y magenta rara vez produce negro puro porque es casi imposible crear suficiente cantidad de pigmentos puros.
  • Mezclar las tres tintas sólo para formar el negro puede humedecer al papel si no se usa un Tóner seco, lo que implica un problema en la impresión rápida en la que el papel debe secarse lo suficientemente rápido para evitar que se marque la siguiente hoja. Además el papel de baja calidad, como el utilizado para los periódicos, se puede romper si se humedece demasiado.
  • El texto se imprime, frecuentemente, en negro e incluye detalles finos si la tipografía es con Serif. Para reproducir el texto utilizando tres tintas sin que se desvanezca o difumine ligeramente el símbolo tipográfico, se requeriría un registro extremadamente preciso. Esta manera de generar el color negro no es posible, en la práctica, si se desea una fiel reproducción en la densidad y contorno de la tipografía (al tener que alinear las tres imágenes con demasiada exactitud).
  • Desde un punto de vista económico, el uso de una unidad de tinta negra, en vez de tres unidades de tintas de color, puede significar un gran ahorro, especialmente porque la tinta negra es, por lo general, mucho más económica que cualquier tinta de color.

Se le llama key al negro, en vez de usar la letra B, por ser un nombre corto del término key plate utilizado en la impresión. Esta placa maestra imprimía el detalle artístico de una imagen, usualmente en tinta negra. El uso de la letra K también ayudó a evitar confusiones con la letra B utilizada en el acrónimo RGB. La cantidad de negro a utilizar, para reemplazar las cantidades de las otras tintas, es variable y la elección depende de la tecnología, el tipo de papel y la clase de tinta usada. Procesos como el under color removal, el under color addition y el reemplazo de componente gris, se usan para decidir la mezcla final, con lo cual diferentes recetas de CMYK se utilizarán dependiendo de la tarea de impresión. Cuando el negro se mezcla con otros colores, resulta un negro más negro llamado "negro enriquecido", o "negro de registro".

Comparación con el modelo RGB

El uso de la impresión a cuatro tintas genera un buen resultado con mayor contraste. Sin embargo, el color visto en el monitor de una Computadora seguido es diferente al color del mismo objeto en una impresión, pues los modelos CMYK y RGB tienen diferentes gamas de colores. Por ejemplo, el Azul puro (En 24 y 32 bits RGB 0,0,255) es imposible de reproducir en CMYK. El equivalente más cerca en CMYK es un tono azulvioláceo.

Los monitores de Ordenador, y otras pantallas, utilizan el modelo RGB, que representa el color de un objeto como una mezcla aditiva de luz roja, Verde y azul (cuya suma es la luz blanca). En los materiales impresos, esta combinación de luz no puede ser reproducida directamente, por lo que las imágenes generadas en los ordenadores, cuando se usa un programa de edición, Dibujo vectorial, o Retoque fotográfico se debe convertir a su equivalente en el modelo CMYK que es el adecuado cuando se usa un dispositivo que usa tintas, como una Impresora, o una máquina offset.

Diferencias entre colores RGB y CMYK al trabajar con Photoshop

A la hora de empezar a trabajar en un proyecto con Photoshop, es imprescindible decidir cuál es el modo o tipo de color que se debe utilizar. Los modos RGB y CMYK pueden resultar indiferentes a simple vista, pero escoger uno u otro puede ayudar o, por contra, crear problemas. ¿Cuáles son las diferencias entre ellos según su uso y la teoría del color?

RGB, colores por adición de luz

El modelo de color RGB es un acrónimo de los tres colores básicos que lo conforman: rojo, verde y azul o lo que es lo mismo, en inglés, red, green y blue. Este modelo utiliza la mezcla de estos tres colores básicos para la creación de un píxel de un color determinado.

Cada uno de los tres colores tiene una intensidad que va desde el cero hasta el 255, creando así 256 diferentes tonalidades para ese color. La combinación de estas tres variantes ofrece una paleta de más de 16 millones de colores.

Al tratarse de colores de luz, la suma de los tres al máximo de su tonalidad dará como resultado el color blanco, mientras que la suma de los tres colores en su valor cero creará el color negro.

Utilización de un modo de color RGB

En diseño gráfico, se trabajará en modo RGB siempre que el resultado final del trabajo esté destinado a un soporte de pantalla. Esto quiere decir que se elegirá este modo si se trabaja para web, para una presentación online o para vídeo. Los archivos GIF y JPG serán los más utilizados al trabajar en este modo.

Si se observa una pantalla con una lupa, se pueden distinguir los píxeles que la conforman, y en cada uno de ellos una subdivisión con los tres colores básicos del RGB: rojo, verde y azul.

Colores CMYK, por adición de tinta

Los colores CMYK son aquellos que se crean a partir de la suma de cuatro tintas de diferentes colores: cian, magenta, amarillo y negro. En inglés, las siglas provienen de cyan, magenta, yellow y black.

Al revés que en el modo CMYK, estos valores serán más oscuros cuanto mayor sea su porcentaje. Además, estos colores tienen, en Photoshop, un rango que va desde el cero hasta el cien (en lugar de los 256 niveles del RGB).

En pura teoría, bastaría con sumar cian, magenta y amarillo para obtener el color negro, pero la realidad de la impresión demuestra que la mezcla de estos tres colores al máximo de su tonalidad da un color marrón oscuro. Por eso, para trabajar en diseño gráfico se añade un cuarto color, el negro.

Utilización de modo de color CMYK

El modo de color CMYK se utiliza siempre que el trabajo realizado esté diseñado para una salida en imprenta. Debe tenerse en cuenta que el resultado de un trabajo impreso nunca será igual, en cuanto a colores, a lo que el usuario ve en la pantalla. Sin embargo, al trabajar en modo CMYK habrá menos sorpresas cuando se imprima el diseño.

Cambio de modo de color en Photoshop

El modo de color de un archivo de Photoshop se puede cambiar desde el menú 'imagen>modo'.

En ocasiones sucederá que se empieza a trabajar en modo RGB y luego se cambia el modo de color a CMYK. Este cambio suele suponer una alteración en los colores del diseño, volviéndose éste más apagado cuando se pasa a colores de tinta. La diferencia se apreciará más en las zonas con colores más vivos, más luminosos, y será especialmente acentuada si éstos pertenecen a la gama de los verdes o los azules.

Conversiones

Es interesante reseñar que las conversiones aquí mencionadas son del tipo nominal. Producirán una conversión irreversible entre RGB y un subconjunto de CMYK; es decir, se puede escoger un color de la paleta RGB y convertirlo a ciertos colores CMYK, y de estos colores CMYK obtener los equivalentes originales en RGB que les corresponden. Sin embargo, la conversión de colores CMYK a RGB, en general, no es reversible; es decir que un color dado en CMYK y que es convertido a RGB, no resultará en el color CMYK original cuando sea reconvertido nuevamente a la paleta CMYK.

Además, los colores CMYK se pueden llegar a imprimir en tonos muy diferentes a como se aprecian en un monitor. No hay ninguna "buena" regla de conversión entre RGB y CMYK, porque ninguno de los modelos representan un espacio de color absoluto.

Conversión entre RGB y CMYK

Para convertir entre RGB y CMYK, se utiliza un valor CMY intermedio. Los valores de color se representan como un vector, pudiendo variar cada uno de ellos entre 0.0 (color inexistente) y 1.0 (color totalmente saturado).

Conversión CMYK a RGB

Para lograr la conversión, primero se pasa de CMYK a CMY, y posteriormente a RGB.

Mapeado de RGB a CMYK

Se puede Mapear un color RGB dado a uno de los muchos colores CMYK semi-equivalentes posibles. La mejor opción es aquella que hace uso de K lo máximo posible, y proporciones restantes de CMY lo menos posible. Por ejemplo, #808080 (gris, la mitad exacta entre blanco y negro) será mapeado a (0,0,0,0.5) y no a (0.5,0.5,0.5,0).

Su utilización en artes gráficas

Su uso generalizado se da en el contexto de las Artes gráficas. Las imprentas offsets imprimen, generalmente, en estos 4 colores más tintas planas especiales, si se diera el caso (los comúnmente denominados colores Pantone). Es por esto, que antes de enviar cualquier trabajo a la imprenta deberemos convertir los colores del documento a CMYK para que los colores de impresión sean lo más correctos posibles.

Véase también

Fuentes