Saltar a: navegación, buscar

Cadena perpetua

Cadena perpetua
Información sobre la plantilla
Cadena perpetua.jpeg
Concepto:Condena que no contempla reducción de pena.

Cadena perpetua. Pena máxima de prisión. Tiempo largo que debe permanecer el acusado en la cárcel. El castigo es para siempre.

Cadena perpetua

La cadena perpetua, también conocido como presidio perpetuo, es un tipo de condena que se establece contra un delito grave. Se trata de la privación de la libertad por tiempo indefinido, un periodo que puede implicar la reclusión de por vida. Es frecuente que la cadena perpetua reemplace a la pena de muerte como castigo más severo. En algunos casos, también entran dentro de esta clasificación aquellas penas de más de 20 años de prisión, debido a que se considera un período demasiado alto de privación de libertad que genera en los presos severas secuelas de tipo físicas y psicológicas.

En la Unión Europea existe un concepto que se conoce como "cadena perpetua revisable o condicionada" que hace referencia a la posibilidad de revisar la condena de un preso en un determinado plazo de tiempo y, teniendo en cuenta las actitudes que haya tenido el condenado desde el momento del encarcelamiento y de otras circunstancias, concederle o no la libertad.

Este tema despierta un sinfín de controversias, dado que muchas personas aseguran que es una buena medida para actuar contra el delito, sin por ello caer en la brutal decisión de la pena capital; sin embargo, otro sector asegura que no es una medida constructiva ya que provoca daños irreversibles en los condenados, impidiéndoles volver a empezar, aún si estuvieran arrepentidos de lo que han hecho. Lamentablemente, la cadena perpetua revisable no es una solución alternativa mejor a la pena de muerte ni a la cadena perpetua propiamente dicha.

Se sabe que los países que contemplan entre sus leyes el de la pena perpetua revisable, poseen presos que cumplen una condena que dura una media de 20 años, sin embargo, en otros países como España la media es de 40 años, una experiencia de la cual los condenados salen absolutamente dañados mentalmente e incapaces de llevar una vida social medianamente estable.

Existen diversas opiniones en torno a si es o no constitucional esta medida. En el caso de España, dados los resultados que dichas condenas provocan se estima que no lo es debido a que en en la propia Constitución se explica que todas las penas privativas de la libertad deben tener como objetivo primordial la reinserción social de los condenados, y estas personas claramente no pueden hacerlo después de esta experiencia.

Clasificación

  • Cadena perpetua tradicional: es una pena consistente en una condena de prisión cuya duración se extiende al resto de vida del condenado o en su caso a la duración que ésta tenga según la ley que la regule (7 a 50 años).
  • Cadena perpetua condicionada: la cadena perpetua condicionada o con posibilidad de revisión es aquella que exige una revisión de la condena cada cierto tiempo para que el condenado pueda alcanzar la libertad condicional si el pronóstico de reinserción es positivo.

Algunos países europeos que aplican esta modalidad, además de España, son: Francia, Italia, Alemania, Suiza y Reino Unido.[1] Una excepción son Portugal y Noruega.

  • Francia: la revisión se prevé a partir de los 30 años y se utiliza en casos muy excepcionales, además recientemente se ha aplicado en la sentencia contra el terrorista conocido como Carlos el Chacal.
  • Alemania o Suiza: la cadena perpetua se revisa una vez transcurrido 15 años para el caso de los delitos de mayor gravedad, es decir, por robo con resultado de muerte, por alta traición, etc.
  • Italia: la cadena perpetua es el castigo más severo que se puede aplicar en la justicia, ya que se trata, a priori, de una condena que no tiene límite temporal alguno en lo que al Código Penal Italiano (arts. 17 y 22) se refiere. No obstante, en la práctica, el preso puede pedir la revisión y por tanto la libertad condicional después de los 26 años de presión efectiva. Por lo que respecta a los delitos cometidos por los “capos mafiosos”, la situación es distinta, ya que se habla de “una ley no escrita” de tal modo que los jueces no les concederán nunca los beneficios de la buena conducta que pueden dar lugar a la libertad tras la revisión, de ahí que se mantengan de forma indefinida entre rejas.

Referencias

  1. Código penal español.

Fuentes