Saltar a: navegación, buscar

Carlos León de la Peña Gavilán

Carlos
Información sobre la plantilla
CarlosLeón.jpeg
NombreCarlos León de la Peña Gavilán
Nacimiento26 de septiembre de 1890
Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento17 de septiembre de 1947
Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
TítuloInvestigador, cirujano y médico farmacéutico
PadresCarlos León de la Peña Asúnsulo y Petra Gavilán

Carlos León de la Peña Gavilán. Científico mexicano descubridor de suero antialacránico en colaboración con el Dr. Isauro Venzor Fuedesi.

Síntesis biográfica

Nace el día 26 de septiembre de 1890 en la ciudad de Durango; hijo del químico farmacéutico Carlos León de la Peña Asúnsulo y de la señora doña Petra Gavilán, familia muy conocida y estimada en la ciudad.

Descendiente de una familia ilustre, el doctor de la Peña estudió la primaria en la escuela más importante de la localidad y pasó al Instituto Juárez donde cursó la secundaria y preparatoria.

Debido a su vocación para el estudio de Ciencias Biológicas, se trasladó a la capital de la República para ingresar a la Universidad Autónoma de México, donde se tituló como Químico Farmacéutico el 9 de abril de 1913. Continúo los estudios en la misma Institución para recibir el título de Médico Cirujano el 21 de marzo de 1917.

En el año de 1921 se trasladó a la ciudad de París, donde permaneció por espacio de un año, haciendo un posgrado sobre Neurología, colocándose de esta manera, entre los pocos médicos especialistas que en esa época existían en México.

A su regreso a Durango, inició una serie de estudios sobre la picadura de alacrán, pues desde su niñez observó que ésta causaba un gran número de defunciones anualmente en la población.

Aportes

Por los años de 1925 y 1926 en colaboración con el doctor Isauro Venzor, intensificó sus estudios e investigaciones, llegando al descubrimiento del suero antialacránico que desde entonces ha salvado tantas vidas en Durango, México y otras partes del mundo.

En el informe que los dos médicos presentan en la Segunda Convención Médica celebrada en Torreón, Coahuila, en septiembre de 1913, narran su descubrimiento de la siguiente manera:
«"El número de defunciones causadas por las picaduras de alacrán durante un periodo de 36 años, desde 1890 hasta 1926 fue de 1610 que da un promedio de 44 defunciones por año. Datos que verdaderamente nos alarmaban[...]"»

Antes de comenzar a usar el suero antialacránico en la especie humana creyeron conveniente remitir una muestra del suero al Instituto de Higiene de la ciudad de México para su control, por ser ese, el establecimiento científico idóneo para juzgar el trabajo. El estudio fue hecho por el entonces Director, doctor Sozaya, de conocida competencia de Serología. Sus conclusiones respecto a la eficiencia del suero en animales de laboratorio fueron exactamente los mismos a la que los doctores de la Peña y Venzor habían llegado.

Al registrar o comercializar este descubrimiento que le hubiera producido una fortuna, León en acuerdo con el doctor Venzor, donaron su descubrimiento al Gobierno de México para que éste, a través de la Secretaría de Salubridad y Asistencia lo dedicara a salvar vidas humanas. La primera vez que probó el suero antialacránico, lo hizo con una medicina no experimentada en humanos. Para fortuna suya y del mundo, le salvó la vida.

Muerte

Murió el 17 de septiembre de 1947 en la ciudad de Durango. La sala de operaciones del demolido Hospital Civil llevó su nombre. El Centro de Salud que funciona en la capital del Estado se denomina "Carlos León de la Peña", una importante y céntrica calle de la ciudad lleva el nombre de tan distinguido duranguense y su nombre está inscrito con letras de oro en el Congreso de la Legislatura Estatal.

Distinciones

En 1926 el doctor de la Peña Gavilán fue director del Hospital Civil de Durango; en 1927, recibió del Gobierno de la República la distinción de ser nombrado Primer Delegado Sanitario Federal en el Estado de Durango, constituyéndose en el fundador de los Servicios Coordinados de Salubridad y Asistencia, ahora Centro de Salud, de la Secretaría de Salud.

En el año de 1937, en atención a su prestigio profesional y labor médica realizada en Durango y en México, recibió la distinción como Miembro de la Academia Mexicana de Cirugía, acto que tuvo lugar en la ciudad de México y donde presentó el trabajo titulado Heridas penetrantes de vientre por armas de fuego, estudio que publicó la Academia.

Fuente