Saltar a: navegación, buscar

Casa Padrón

(Redirigido desde «Casa de Padrón»)
Casa Padrón
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Casona)
Mus Arqueologia Trinidad.jpg
La casa en la actualidad.
Descripción
Tipo:Casona
Uso inicial:Casona familiar
Uso actual:Museo de Arqueología Guamuhaya

Casa Padrón. Es una casona o palacete construido por la familia Padrón, familia perteneciente a la aristocracia azucarera de la Villa de Trinidad, Sancti Spíritus, Cuba. Esta edificación esta ubicada en la esquina que forman las calles Real de Jigüe y Desengaño, con frente hacia la Plaza Mayor. Su existencia data del siglo XVIII pero no fue hasta el año 1835 que quedo finalizada su construcción tras la adquisición del inmueble por parte de Dona Ángela Josefa Borrell de Padrón.

Con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 esta casona tuvo varios usos hasta que fue objeto de una restauraci6n en 1976 para convertirse en el Museo de Ciencias Naturales, pero unos años más tarde, en 1990, comenzó a funcionar como comenzó a funcionar como el Museo de Arqueología Guamuhaya.

Características arquitectónicas

La edificación presenta una distribución atípica de sus espacios lo que responde a que en sus inicios tuvo el acceso por la calle Real del Jigüe que era la vía principal en aquel momento. Posteriormente, cuando la plaza frente a la Iglesia Mayor adquiere mayor estatus entonces la casa reorienta su fachada principal hacia ella, construyéndose el segundo nivel y el portal como hechos más llamativos, adquiriendo desde 1840 el estilo que presenta hoy en día.

Al observar su fachada principal parece se esta en presencia de dos viviendas independientes. Desde el portal se accede al cuerpo principal del inmueble, compuesto por la sala, la saleta, el aposento y otras habitaciones; mientras que por el portón y la ventana con reja de madera se llega directamente al patio, a través de la cochera o zaguán, y se realiza un acceso directo a la escalera que llevan a las habitaciones ubicadas en la segunda planta.

El portal, protegido por una delicada reja de hierro fundido, da un cierto aire neoclásico a la edificación con sus columnas lisas rematadas con capiteles, que rememoran el orden jónico, así como sus cornisas molduradas en el pretil. Por su parte la fachada de la derecha con su alero de tornapunta, su puerta española de un solo postigo y la ventana de reja de madera denotan los códigos arquitectónicos predominantes en la plaza antes del período de transformación que provocó el auge económico de 1830.

Por su parte el patio interior, de típicas proporciones, es un agradable espacio dentro del inmueble que sirve de acceso a la cocina, con su campana y horno enchapado con cerámica española y, al interior de la vivienda pasando por el aljibe con brocal. En la planta alta se conservan los medios puntos cerrados por abanicos de madera.

Referencias