Saltar a: navegación, buscar

Central Antonio Guiteras

(Redirigido desde «Central Delicias»)
Para otros usos de este término, véase Antonio Guiteras (desambiguación).
Central Antonio Guiteras
Información sobre la plantilla
Institución
Central Delicias.jpg
Industria azucarera localizada en Delicias, Puerto Padre, provincia Las Tunas

Central Antonio Guiteras. Inicialmente Central Delicias. Ingenio azucarero enclavado en la localidad de Delicias, Puerto Padre, Las Tunas. Tradicionalmente mayor productor de azúcar de Cuba.

Construcción

De los 13 centrales construidos por norteamericanos en Cuba, entre 1898 y 1914, cinco están en territorio tunero y entre ellos, dos ubicados en la zona Norte de la provincia, el Chaparra, actualmente Jesús Menéndez, y el Delicias, Antonio Guiteras, fueron de los mayores de Cuba.

El Central Antonio Guiteras Holmes es una de las Empresas Azucareras, junto a sus derivados, más importante del país.

En 1909 La Chaparra Sugar Company compra el central San Manuel a Francisco Plá y Martínez Picabia (Don Pancho) y se constituye la San Manuel Sugar Company.

Bajo la influencia de Menocal se comenzó la construcción del central Delicias en 1910 empleando el material útil del ingenio de San Manuel que fue desmantelado.

Fue fundado en 1911 por la San Manuel Sugar Company, subsidiada por la Cuban American Sugar Company, que lo estuvo explotando por espacio de 49 años. La administración general estaba en Chaparra, con una dirección local en Delicias.

Neocolonia

Hizo su primera zafra en 1912, con una producción de 182 486 sacos de azúcar de 325 libras cada uno, para lo cual se molieron 21 495 440 arrobas de caña con un rendimiento de 11,30 % y un recobrado de 92,23, aunque su construcción no estaba totalmente terminada, como se pudo comprobar por el desarrollo de la capacidad que años más tarde llegó a alcanzar. Esta zafra se inició el 15 de enero y finalizó el 15 de agosto con 217 días de duración.

La producción básica ha sido el azúcar crudo y las secundaria miel final, alcohol, cera, hielo, torula, ron y energía eléctrica. El Central Delicias estaba considerado por sus antiguos dueños como una fábrica moderna para su época, con tres tandem Fulton y una capacidad de molida de 780 000 arrobas de caña durante las 24 horas.

En 1911 la Chaparra Sugar Company construyó un pedraplén de unos 800 metros para unir el cayo Juan Claro a tierra firme con la intención de construir en este lugar un subpuerto. A partir de entonces se embarcaron allí los azúcares producidos en Chaparra y Delicias y se dejó de usar el muelle de Cascarero.

En 1912 los obreros portuarios de Puerto Padre fueron a la huelga.

En 1914 se instala la luz eléctrica en Puerto Padre procedente de la planta del central Delicias.

En los años de 1917 a 1923 a los centrales Chaparra y Delicias arribaron 22 058 braceros, procedentes de Las Antillas.

En 1918 los obreros ferroviarios del central Delicias, dirigidos por un grupo de españoles, paralizaron sus actividades durante 24 horas, para exigir el reconocimiento del escalafón, el pago de horas extras y el abono de las dietas.

Durante la Primera Guerra Mundial los precios de azúcar se dispararon y en mayo de 1920 alcanzaron 22 centavos la libra, por lo que se aumentó el tiempo de duración de la zafra y la producción.

En 1922 estableció record mundial al producir más de un millón de sacos (1 046 493, equivalente a 157 055 toneladas métricas) y molió 110 431 034 arrobas de caña.

En 1924 se formó un gremió llamado La Unión de Trabajadores de la Industria Azucarera de Puerto Padre (UTIA) que agrupaba a los obreros de los centrales Delicias y Chaparra. Este fue ayudado por dirigientes españoles de tendencia anarcosindicalista. Sus primeros líderes fueron Eduardo Bertod, Armando de la Pera, Francisco Arís y Nicanor Tomás.

Por esa época se creó en el Antonio Guiteras la Delegación No. 9 de la Hermandad Ferroviaria de Cuba, dirigida por Tirso Muñoz, Leopoldo Nápoles y Antonio Góngora, entre otros. Estuvo subordinada a Camagüey hasta 1933, cuando sucumbió por la represión de la tiranía de Machado.

El 17 de febrero de 1925 los obreros portuarios de Cayo Juan Claro presentaron una demanda por mejor salario y condiciones de trabajo. La Compañía norteamericana reaccionó violentamente y por medio de la guardia rural desalojó a los obreros y ordenó trasladarlos a Sabanazo con sus familias.

El 20 de febrero los trabajadores de los centrales Chaparra y Delicias se declararon en huelga por solidaridad con los obreros portuarios de Cayo Juan Claro. Presentaron un pliego de demandas a la Compañía. Más de 1500 se concentraron en Puerto Padre donde recibieron la ayuda popular.

El 12 de abril, después de 52 días de huelga, los trabajadores de Chaparra, Delicias y Cayo Juan Claro, reiniciaron el trabajo al alcanzar algunas de las demandas presentadas a la Compañía Cuban American Sugar Mills. Se damandaron aumentos de sueldos y también fue respaldada por los colonos que tenían diferencias con la compañia. La Guardia Rural se encargó de expulsar de sus puestos de trabajo a los principales dirigentes.

También se produjo un paro azucarero, dirigido por el personal del ingenio, todos los trabajadores participaron y duró unos quince días. La huelga fue ganada por los obreros y la caña que se secó en los carros o se echó a perder se pagó a los que la cortaron.

En 1929 se reorganizó la Hermandad Ferroviaria, disuelta en 1926, bajo la dirección del PCC, representado por Antonio Gongora como presidente y Antonio Nápoles como organizador. La administración del central rechazó a estos dirigentes por su filiación comunista e impuso a Ramón González y Germán García. Los trabajadores que pertenecían a esta organización fueron dejados sin trabajo en 1930 y no se repusieron hasta después de la caída de Machado, cuando se lograron contratos de trabajo, durante la huelga de 1933.

Debido a la crisis económica iniciada en 1929, el precio del azúcar se redujo a niveles ínfimos. En 1932 descendió a 0,71 centavos la libra y en el mercado norteamericano llegó a 0,57.

En el central Delicias, en 1933, sólo se realizaron 55 días de zafra. Ese mismo año el Sindicato Nacional de Obreros de la Industria Azucarera (SNOIA) funcionó bajo la dirección de Francisco Millán en los ingenios Antonio Guiteras y Chaparra. Respondiendo al llamado de diferentes organizaciones se desarrolló un movimiento que abarcó a diferentes sectores de la economía. En agosto se incorporaron a la huelga los trabajadores de varios centrales de la provincia Las Tunas, incluyendo el Delicias, por reinvidicaciones como la jornada de ocho horas, reconocimiento de los sindicatos, prohibición de pagos en vales y fichas, derecho al trabajo y empleo de los nativos.

Con el objetivo de impulsar la lucha obrera en octubre de 1933 llegó a la zona del central César Escalante, quien organizó una marcha desde el ingenio hasta Puerto Padre. A finales de este año los obreros se organizaron nuevamente en un sidicato y presentaron un pleigo de demandas a los administradores. Como respuesta la compañía cerró los departamentos comerciales, el hospital y su botiquín y retiró el servicio de luz eléctrica. Los dirigentes sidicales, junto a los obreros, se encaminaron al Cuarte, el 15 de septiembre de 1933, para entrevistarse con los administradores refugiados allí. Aunque la marcha fue pacífica un soldado disparó y resultaron muertos Ernesto Santos y Regino Canelles. El asesino fue ajusticiado por las masas. Los americanos se retiraron y buscaron abrigo en un barco surto en el puerto. El poblado y los centrales, Delicias y Chaparra, quedaron abandonados, sin servicio de agua y luz eléctrica. Ante esta situación una comisión fue a La Habana, a entrevistarse con Guiteras, quien decretó la intervensión de los centrales, la que se efectuó el 19 de diciembre de 1933.

El 28 de enero de 1934, durante el gobierno de Caffery, Batista y Mendieta, se dispuso la devolución de los centrales Delicias y Chaparra y de todos los departamentos intervenidos durante el gobierno de los 127 días. En el propio mes de enero se lanzó un manifiesto dirigido a todos los azucareros, especialmente a los de Oriente y Camagüey,convocándolos a la huelga. La ola de paros se extendió por los cañaverales e ingenios de Delicias y Chaparra, así como por los portuarios del Cayo Juan Claro.

En marzo de 1935 se produjo una huelga convocada por la CNOC, el paro abarcó a los centrales Delicias, Manatí, Francisco y la ciudad de Las Tunas. La huelga fue derrotada y los obreros se vieron precisados a regresar al trabajo. En Delicias los sindicatos fueron asaltados, se produjeron amanazas de despido masivo e, incluso, de muerte.

En 1937 se fundó el Sindicato Portuario del Cayo Juan Claro. Lázaro Peña visitó los centrales Chaparra y Delicias a finales de la década del 30, y bajo sus orientaciones, en 1938 se organizó el movimiento obrero, con un nuevo sindicato representativo de los trabajadores.

El 13 de julio de 1941 los obreros del central Delicias se solidarizaron con la URSS al ser agredida por el fascismo alemán. Solicitaron al presidente de la República que se establecieran tratados y se enviara azúcar al país atacado.

El 14 de diciembre de 1942 el líder azucarero Jesús Menéndez se reúne en Delicias con los obreros azucareros. Son temas tratados, entre otros, el retiro y la organización del Sindicato.

De 1942 a 1948 los centrales tuneros, cuyo azúcar se cuantificaba por Oriente, elevaron su volumen de producción, como resultado de la conflagración mundial. En siete zafras Oriente produjo 55 563 314 sacos de azúcar de 325 libras cada uno. Del total de sacos los cuatro ingenios de Las Tunas produjeron 13 855 637 para el 24,93%, casi un cuarto de lo fabricado.

En 1946 se produjo en el municipio de Puerto Padre una poderosa huelga. El ejército intervino y fueron apresadas más de cien personas, de las cuales trece fueron condenadas a seis meses de prisión, entre ellas el secretario general del Sindicato Azucarero, José Jomarrón.

El 3 de noviembre de 1951 los obreros de Delicias vuelven al trabajo después de 45 días de huelga.Los portuarios de cayo Juan Claro prosiguieron la huelga.

Los centrales Delicias y Chaparra alcanzaron la cifra de 1 289 000 sacos de azúcar en la zafra de 1953-54 y poseían 10 000 caballerías de tierras dedicadas al cultivo de la caña.

En 1952 el central Delicias produjo 1 383 653 sacos de azúcar, récord mundial.

Revolución

En el año 1959 se le exigió el pago de sus deudas a las compañía Cuban American Sugar Mills Co, que operaba los centrales Chaparra y Delicias. El monto de la deuda ascendió a $120 734.

El 20 de julio de 1960 fueron intervenidos los centrales Delicias y Chaparra, así como todas las propiedades, bienes e inmuebles, negocios y derechos de la Cuban American Sugar Mills Co.

El central Delicias se convierte en una Empresa Estatal de gran importancia para la Economía de Cuba por su capacidad potencial es de 1 200 000 arrobas diarias con una norma operacional de 85%, pudiendo alcanzar en un período de zafra de 175 000 a 230 000 Toneladas Métricas (TM) de Azúcar. Podemos agregar que sus 6 mejores zafras lograron alcanzar como promedio 179 700 toneladas de azúcar.

El 11 de marzo de 1963 el Che Guevara, Ministro de Industrias, visita la planta de cera en el central Guiteras.

En la zafra de 1965 Cuba alcanzó 6 millones de toneladas de azúcar y Fidel, el 7 de junio, cosió en el coloso Antonio Guiteras el simbólico saco que representaba esta cifra.

El 14 de julio de 1969, con las palabras pronunciadas por Fidel en el central Antonio Guiteras, se inició la gran contienda azucarera de 1970.

En el año 1981 se constituye como Complejo Agroindustrial Azucarero (CAI) por Resolución del Ministerio del Azúcar incrementando sus producciones derivadas. Alcanzando su mayor producción de azúcar en 1985 con 218 206 TM moliendo 1 673 397 TM de Caña con un recobrado de 84.17% y un rendimiento promedio de 13.03% para un aprovechamiento de su capacidad productiva del 88%.

En el mes de octubre, cuando se constituyó el CAI, el Antonio Guiteras abarcaba 4 322 caballerías de tierra. Contaba con una plantilla de diez mil trabajadores, 402 técnicos y 37 graduados universitarios.

El 1 de junio de 1984 comienza la modernización de la destilería del central Antonio Guiteras.

Posteriormente la Empresa Azucarera estaba formada por 4 Direcciones y 3 Unidades Empresariales de Base:

  • Dirección de Producción
  • Dirección de Contabilidad y Finanzas
  • Dirección de Recursos Humanos
  • Dirección de Comercialización y Negocios
  • UEB de Derivados
  • UEB de Servicios de Mantenimiento
  • UEB de Servicios Generales

Además tenía otros segmentos de dirección que se subordinan directamente al Director General de la Empresa estos son:

  • Fábrica de Azúcar
  • Centro de Gestión
  • Banco de Semillas y Control Biológico Cañero

La rama industrial contaba con Ingenio, Destilería, Fábrica de Ron, Fábrica de Torula, Fábrica de Oxígeno, Fábrica de Hielo, Planta de Cera Cruda, Planta de Cera Refinada, Fábrica de CO2, Fábrica de Levadura Sacharomyce y Planta de Biogás.

La materia prima fundamental (caña) era suministrada por 28 UBPC, 7 CPA, 4 CSS y una Granja Cañera de Nuevo Tipo, por las características de los suelos y las condiciones climatológicas podemos considerar que existía un área típicamente azucarera con un área agrícola 47 215.2 has y de ellas, 28 085.4 dedicadas a caña, encontrándose bajo riego 2 634.5, además, 18 140.6 has dedicadas al autoconsumo y el resto a otros usos. Podemos señalar que el 88 % del área se encontraba mecanizada.

En el área de Transporte se trabajaba con 13 Centros de Acopio, 12 locomotoras, 431 carros jaula, 231 Km. de vías férreas y un sistema de comunicación con una red telefónica y plantas de radio.

La Destilería tenía con una línea de producción de procedencia americana de 350 hetolitros (hl) por día y en estado técnico regular, debido fundamentalmente a su tiempo de explotación (54 años) y una columna cubana de 500 hl por días de capacidad en estado técnico bueno.

La línea de producción de CO2 contaba con una planta Alemana que no satisfacía las capacidades para la que fue comprada, razón por la cual no se extrae la totalidad de CO2 que se genera en los fermentadores, con capacidad suficiente para duplicar y hasta triplicar la producción actual.

La línea de Torula es de procedencia Austria - RFA (antigua Alemania Occidental) y se encontraba en mal estado técnico debido fundamentalmente al elevado índice de corrosión de sus componentes y a la utilización del crudo cubano como combustible, por lo que el alto contenido de azufre de éste ataca el refractario del horno acortando su vida útil, además se utilizaba materia prima no adecuada (superfosfato triple en sustitución del fosfato de amónico).

La línea de extracción de Sacharomyce estaba en mal estado técnico, fundamentalmente por la falta de recursos materiales para su puesta a plena capacidad.

La Unidad de Derivados cuenta además con una Planta de Cera Cruda y otra de Cera Refino en estado de conservación.

La zafra más importante de los últimos años fue en 1989, con una producción de 213 115 toneladas, se molieron 160 012 000 arrobas de caña en 160 días y se promedió más de 1 000 000 al día.

El 6 de junio de 1998 finalizó la zafra en el Antonio Guiteras. Produjo 92 329 toneladas métricas en una zafra pequeña pero eficiente.

El 16 de mayo de 1999 se celebró el acto por el fin de zafra en el Central Guiteras. Produjo 118 000 toneladas

El 26 de mayo del 2000 se produjo el acto de fin de zafra en el central Antonio Guiteras. Tras 141 días de zafra produjo 140 000 Tm, para convertirse en el primer productor de Cuba. El costo de la tonelada métrica de azúcar fue de $295.52.

Enlaces relacionados

Fuentes

  • Colectivo de Autores. Síntesis Histórica Provincial. Las Tunas. Editora Historia. La Habana. 2010.
  • Carralero Boch, Ernesto. Cronología de Puerto Padre. Editorial SanLopez.
  • Página Web de Historia de la Localidad de Puerto Padre.