Saltar a: navegación, buscar

Central Siboney (Camagüey)

Este artículo trata sobre Siboney. Para otros usos de este término, véase Siboney (desambiguación).
Central Siboney. Camagüey
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba Bandera de Cuba
Central Siboney1.JPG
Construido entre 1919-1924, en 1924 realiza una molida de prueba, y en la contienda 1925-1926 comienza su primera zafra .
Fundación:Enero de 1925
Tipo de unidad:Central azucarero
País:Cuba Bandera de Cuba
Dirección:Municipio Sibanicú, Camagüey

Central Siboney. Se encuentra ubicado a 19 km de Sibanicú cabecera del municipio Sibanicú y a 30 km de la Ciudad de Camagüey.

El Central Siboney es el único de la provincia Camagüey que ha conservado su nombre original, aún después de la nacionalización aplicada a la Industria Azucarera Cubana a principios del triunfo de la Revolución Cubana.

Propietarios

Los primeros propietarios capitalistas integrados en una Sociedad Anónima, cuyo frente estuvo dirigido por los hermanos españoles apellidados Maduro e Ismael Marchenas. Luego el Central perteneció a Servando Diego González al igual que las colonias cañeras.

Historia

En el año 1919 se comienza el movimiento de tierras para la construcción del Central. La señora Aurelia Benabente Carballo fue la que colocó la primera piedra en la que sería la base del Central. Esto se produjo un segundo domingo de mayo para un día de las madres.

El nombre de Central Siboney se lo debemos también a la iniciativa de la señora Aurelia ya que la misma se acordó de una escuela en que estudió en España donde le hablaron de los indios Siboneyes y propuso ese nombre. Los dueños del Central estuvieron de acuerdo.

Año 1924

Ya a finales del año 1924 iniciaba su primera molida, de prueba (duró 31 días) produciendo 4 500 sacos de azúcar de 13@ cada uno. Y en el año 1925 se incorpora a la Zafra 1925-1926 donde produjo en 4 meses y medio 102 784 sacos de azúcar. Con esta zafra se comienzan a fomentar las colonias cañeras como: Miraflores, El Brazo, La Matilde, Santa Rosa, El Mayito, El Cielo, El Plátano y otras.

Año 1926

En el año 1926 había en Camagüey 26 centrales azucareros, el Central Siboney fue el número 24 ya que comenzó la zafra a finales de 1925, aunque la primera molienda de prueba fue a finales de 1924.

Las cañas eran cortadas por españoles, isleños, haitianos y jamaicanos que llegaban al territorio. La transportación se hacía con carretas de bueyes hacia las grúas, al Central en carros de ferrocarril y las más cercanas al batey en las propias carretas.

En octubre de ese mismo año 1925 se funda la Asociación de Colonos del Central Siboney, que defendía los intereses de la Patronal.

Año 1927

En el año 1927 se firmó el Decreto 242 a través del cual se fijó a cada Central Azucarero la cantidad de azúcar que debía producir en esa zafra, correspondiendo al Central Siboney (el que menos cuota recibió) 100 525 sacos de 325 Libras.

En el período de 1929-1933 se produjo una crisis económica que se inició en EEUU y afectó al mundo capitalista, repercutiendo en Cuba de forma aguda. Se disminuyó el número de ingenios activos y los días de zafra, aumentando por consiguiente el tiempo muerto.

La producción de azúcar del Central Siboney decrece considerablmente. Esto repercutió en la clase obrera provocando una disminución del salario a tal extremo que un trabajador por un día de labor ganaba de 0,20 a 0,80 ¢, el hambre azotó los hogares, la cifra de desocupados alta y conseguir empleo por la comida fue un triunfo en esos años.

El 31 de octubre de 1933 participa una delegación del Central Siboney en el Primer Congreso Nacional Azucarero, celebrado en Camagüey, donde es elegido como Secretario General el líder azucarero Jesús Menéndez.

En enero de 1934 los obreros del Central, van a la huelga como protesta a los atropellos cometidos por un cabo del ejército.

Año 1939

En 1939 hubo otra reducción de la zafra lo que provocó una disminución de la producción, llegando a producir 53.214 sacos. Esto significó menos de dos meses de zafra en un año, por ende un largo tiempo muerto, en las bodegas de las colonias y del Central se le cerraron los créditos a los obreros y no se les volvía a abrir hasta la próxima zafra.

El Central Siboney poseía unas 129 caballerías de tierra, las cuales dedicaba al cultivo de la caña de azúcar para abastecer al Ingenio, para el corte y alza de caña en este Central se necesitó de los braceros del Caribe (Haití, Jamaica, Barbados y otras islas). Hacia la zona entraron principalmente haitianos en primer lugar y jamaiquinos en segundo lugar por ello el censo de 1931 nos muestra un gran aumento de la población.

Archivo:Comunidad Siboney en 1925
Comunidad_Siboney_en_1925

En 1943 es Camagüey la provincia con más extranjeros (17.5 % de la población). Entre 1899 y 1931 penetra el capital extranjero y los braceros y entre 1931 y 1958 viene la llamada repatriación de los antillanos. Después de esto la industria azucarera mantenida por braceros comenzó a abastecerse por fuerza de trabajo proveniente de caravanas de errantes que invadía cíclicamente la provincia.

El Central Siboney fue el primer ingenio de la provincia de Camagüey en iniciar huelgas obreras; recién había concluido el IV Congreso de la Confederación Nacional Obrera de Cuba (CNOC) entre el 12 y el 16 de enero de 1934 donde asistieron 2 400 delegados en representación de 400 000 obreros, congreso que fue inspirado y organizado por Rubén Martínez Villena donde se hizo un análisis de lo pasado desde 1925 hasta ese momento y a punto de acabar con el gobierno de Grau es justamente allí cuando los obreros del Central Siboney se lanzan a la huelga como protesta a los atropellos cometidos por un cabo del ejército.

Actualidad

En la actualidad el ingenio tiene una capacidad de molida diaria instalada de 180 000@ de caña, lo que lo convierte en la más pequeña fábrica azucarera camagueyana de menor procesamiento de materia prima. Sus producciones se limitan al azúcar crudo. Después del Redimensionamiento y desmantelamiento de centrales azucareros cubanos, ocurrido entre 2002-2003 el Central Siboney continúa funcionando para satisfacción de los habitantes de Sibanicú y bienestar de la economía camagüeyana. Cabe destacar que esta fábrica siempre ha mantenido buenos parámetros de eficiencia en sus producciones.

Fuentes